Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El primer bebé del año es de Tarragona y se llama Oyane

Pocos minutos después de las campanadas, Nayara trajó al mundo a la primera tarraconense del 2018, convirtiéndose en la protagonista del Hospital Joan XXIII y la estrella de su familia 

Diari de Tarragona

Whatsapp
A pesar del cansancio, los padres de Oyane estaban muy felices de tener entre sus brazos a la pequeña.  FOTO: Lluís Milián

A pesar del cansancio, los padres de Oyane estaban muy felices de tener entre sus brazos a la pequeña. FOTO: Lluís Milián

El regalo de Reyes que esperaban Nayara y Dorian este año se adelantó seis días. Oyane, que ha pesado dos kilos y novecientos gramos quiso nacer antes de tiempo y convertirse en la protagonista de este 1 de enero de 2018. 

Ella es el primer bebé nacido en la provincia de Tarragona,  en el Hospital Joan XXIII, exactamente a las 00:39 horas, minutos más tarde de entrar en el nuevo año.

Nayara Aguilar, natural de Tarragona y  Dorian Planas, cubano pero residente en Tarragona desde los 14 años, se mostraban ayer como la pareja más feliz del planeta. «Como decimos en mi tierra, un hijo es una bendición y desde el momento en que nació ya empecé a adorar a mi bebé», comentaba el padre. 

A la madre, algo cansada después del parto por cesárea, le brillaban los ojos de la alegría. «Estoy muy feliz, ha sido un proceso algo doloroso, como es normal, pero ha ido todo muy bien», decía.

Nayara se despertó el último día del 2017 con dolores, «poco a poco iba sintiendo más contracciones, pero no podía imaginarme que ya venía. Cuando el día ya se estaba acabando los dolores eran más intensos, pero me daban a la vez motivación para tenerla ya en mis brazos», añadía.

Oyane se presentó al mundo como una sorpresa. Sus padres comentaban que estaba previsto que naciera para el día de Reyes, pero por lo visto ha querido adelantarse para que todos sus seres queridos entren en el 2018 con una alegría y felicidad incomparable con cualquier otro regalo. 

La recién nacida también estaba rodeada de más familiares, tíos, primos... que acudieron al Hospital Joan XXIII para recibir a «la estrella de la familia», como ellos ya la han apodado.

El nombre de la primera niña nacida en este 2018 en la provincia de Tarragona es muy peculiar y especial para sus padres. Dorian explicaba que en la religión de su país, en Cuba, existe una diosa que se llama Oyá, asociada a aquella que maneja las tempestades y otros grandes fenómenos atmosféricos. A Nayara se le ocurrió añadirle a Oyá las letras ‘ne’, formando así el nombre de la primera hija de la pareja: Oyane. 
La llegada de este bebé de casi tres kilos ha supuesto para toda la familia una entrada de año inmejorable. A partir de ahora el 1 de enero será una fecha marcada en el calendario como un día de fiesta y celebración, ya que los Planas Aguilar van a inaugurar los años próximos con un plus de felicidad. 

La primera ebrenca del 2018

Sara Bosque Piñol, de Roquetes, es el primer bebé nacido este año 2018 en les Terres de l’Ebre. Sus padres, Veronica e Ivan, aseguran que lo que más deseaban de este año que empieza, ya lo tienen.

Tras muchas horas en camino, la pequeña decidió llegar al mundo sobre las 15h a través de un parto natural con epidural. Aunque fue bastante largo, el parto transcurrió sin ningún tipo de complicación y la niña nació perfectamente sana, con un peso de 3,300kg. 

La madre explica que, debido a que sufría diabetes gestacional, tenían que ingresar el día 1 de enero por la mañana para que le provocaran el parto un poco antes de lo previsto. Finalmente, no hizo falta, ya que la niña decidió ponerse en camino por si sola la noche del pasado 31 de diciembre. Ella es su mayor regalo para dar la bienvenida a este nuevo año. Veronica asegura que fue un momento muy emocionante y que están muy contentos de tenerla por fin con ellos. La pequeña es la primera hija de la pareja, que entre risas comenta que quieren tener más, aunque ahora solo piensan en disfrutar de Sara y acostumbrarse con ella a esta nueva vida.

Pocas horas después del parto, los padres de Sara disfrutaban ya felices de su pequeña. FOTO: maria noche


Los dos tenían muy claro que querían ser padres y, aunque la búsqueda no fue muy larga y en seis meses consiguieron quedarse embarazados, aseguran que para ellos fue una eternidad, ya que estaban muy impacientes.

Veronica y Ivan llevan prácticamente toda la vida juntos. Se conocieron a través de Internet, de manera totalmente casual. Una de esas casualidades fortuitas que 15 años después les ha llevado a empezar el 2018 como una familia de tres.

Comentarios

Lea También