Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El primer crucero con base en el puerto de Tarragona generará 2,2 millones de euros

Un buque de Costa Cruceros con capacidad para 1.727 pasajeros saldrá cada viernes del puerto y regresará una semana después entre el 2 de junio y el 22 de septiembre

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
El interior del crucero dispondrá de una oferta de entretenimiento dirigida también a un público joven. Foto: cedida

El interior del crucero dispondrá de una oferta de entretenimiento dirigida también a un público joven. Foto: cedida

«La cuarta reunión que tuve en mi vida de alcalde –allá por 2007- fue en la Cambra de Comerç de Tarragona, donde invitamos a representantes de Cartagena para que nos explicaran su experiencia con los cruceros. Decíamos entonces que el premio gordo no sería solo tener cruceristas, sino que alguien apostara por que Tarragona fuera destino y origen de uno», recuerda el alcalde de la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros. Deseo concedido. El Costa neoRiviera, de la compañía italiana Costa Cruceros, saldrá del puerto de Tarragona cada viernes y regresará una semana después entre el 2 de junio y el 22 de septiembre.

El crucero, con capacidad para 1.727 pasajeros y 48.200 toneladas de peso, pasará por Italia y las Islas Baleares: hará escala en Savona (cerca de Génova), Porto Torres (en el norte de Cerdeña), Menorca, Ibiza-Formentera y Palma de Mallorca. El precio por persona va desde 799 euros en el interior, hasta 909 en exterior y 1.169 con balcón. «Las ventas de los pasajes van a buen ritmo», afirma Raffaele Ambrosio, director general de Costa Cruceros en España y Portugal.

El Costa neoRiviera moverá a unas 25.000 personas a lo largo de sus 17 viajes. Su impacto económico será de alrededor de 2,2 millones de euros, según las estadísticas de gasto medio por pasajero que maneja la asociación del sector del crucero CLIA España. En cada itinerario permanecerá en Tarragona 17 horas, de 9 de la mañana a 2 de la madrugada del día siguiente. Sus pasajeros podrán hacer excursiones organizadas o por su cuenta para disfrutar de los atractivos del territorio.

La apertura de una base regular de Costa Cruceros en la ciudad es fruto de un acuerdo con Tarragona Cruise Port Costa Daurada, marca liderada por el puerto e integrada también por los ayuntamientos de Tarragona y Reus, la Diputació, la Cambra de Comerç de Tarragona, PortAventura World y la URV. «Estamos dispuestos a trabajar muy duro para que vengan muchos cruceristas a Tarragona», señala Josep Andreu, presidente del puerto. Yañade: «El proyecto para entrar en este sector nació hace cuatro años con un escepticismo comprensible, puesto que había habido otras experiencias que no habían dado el resultado esperado. Ahora empieza a ser una realidad y todavía tenemos un largo recorrido para desarrollarlo».

 

De Europa

La voluntad de la compañía italiana es mantener este crucero en los próximos años, aunque su continuidad dependerá, en parte, de cómo funcione esta primera experiencia. «Queremos dar a nuestros clientes una nueva oportunidad de disfrutar de sus vacaciones en un sitio magnífico como Tarragona. Tenemos la fuerza para ofrecer un producto que hasta ahora no existía», indica Ambrosio.

Los pasajeros procederán, sobre todo, de España, Italia, Francia y Alemania. Para desplazarlos hasta aquí, Costa Cruceros ha llegado a acuerdos con las aerolíneas Vueling e Iberia y con Renfe. También ha cerrado un pacto con PortAventura World para que, una vez finalizada la travesía, los viajeros de este buque puedan contratar un paquete especial para pasar una o dos noches en el resort de Salou y Vila-seca en régimen de media pensión con traslados, accesos al parque y fast-tracks incluidos.

«Con la apertura de Ferrari Land –el 7 de abril– queremos seguir creciendo a nivel internacional e Italia es uno de los mercados por los que apostamos. Creemos que el público italiano pensará ahora en Costa Daurada como destino turístico», asegura Fernando Aldecoa, director general de PortAventura World.

 

‘Una nueva dimensión’

La actividad crucerista crece, a nivel global a un ritmo del 7% anual. «Es el sector que está generando más oportunidades dentro del turismo. Y está muy bien que Tarragona pueda aprovechar esta excelente vitalidad», manifiesta Octavi Bono, director general de Turisme de la Generalitat de Catalunya, que apuesta por una distribución territorial de este segmento: «Barcelona ya tiene un nivel muy alto de cruceristas, y está muy bien que puedan llegar a otros puertos catalanes que también generan riqueza».

En esta línea, el presidente de la Diputació de Tarragona, Josep Poblet, sostiene que esta nueva iniciativa servirá para «ampliar la capacidad de ofrecer servicios a visitantes y situar la Costa Daurada en una nueva dimensión turística».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También