Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El referéndum en juego

Proyecto. El tarraconense Sergi López crea ‘Operació Referèndum’, un tablero sobre el 1-0 para todos los públicos

Gloria Aznar

Whatsapp
Sergi López frente a ‘Operació Referèndum’, el juego de mesa del 1-O, en un momento de la charla en un local de la Platja de l’Arrabassada.Foto: fabián acidres

Sergi López frente a ‘Operació Referèndum’, el juego de mesa del 1-O, en un momento de la charla en un local de la Platja de l’Arrabassada.Foto: fabián acidres

Un tablero, cartas, fichas de diferentes colores y unas reglas. Hasta aquí nada diferencia Operació  Referèndum de cualquier otro juego de mesa. Sin embargo, este proyecto va un paso más allá.  Se trata del juego del referéndum de Catalunya, que pone sobre la mesa de una manera lúdica y atractiva la jornada del 1-O de 2017 así como todo lo que sucedió los días previos. No obstante, en contra de lo que pueda parecer «no se trata de un juego político», como explica su creador, el tarraconense Sergi López quien añade que «lo que defiende es la democracia» por lo que evita tácticamente los vocablos secesionismo, unionismo, legal o ilegal. «No quiero hablar de independencia porque referéndum no lo es. Es preguntar sobre una cosa u otra», manifiesta Sergi. Y aunque el tablero, a primera vista, recuerda al céntrico Eixample barcelonés, Sergi revela que se trata de una ciudad sin nombre, en un país cualquiera. 

¿Cuál es el objetivo? Obviamente, depende de los jugadores. Para unos será celebrar el referéndum o al menos disponer de todos los elementos para llevarlo a cabo. Para otros, evitarlo con toda la suerte de los dados. Se trata de un juego colaborativo inspirado en La fuga de Colditz, en el que todos luchan contra uno, un gobierno central que se opone a la votación. Posee diferentes niveles de dificultad y dos modalidades de victoria, básica y avanzada. Fiel a la jornada, Sergi, que además de ser monitor de natación, diseña webs y se dedica al mundo multimedia, ha cuidado hasta el mínimo detalle. «He consultado todo lo que sucedió aquellos días y me he asesorado con un abogado para no decir ningún disparate», subraya.

Que empiece la partida

Por una parte, en el lado soberanista disponen de partido, asociación, bomberos, músicos, payeses, así como de grupo estudiantil y colles castelleres, entre otros roles. Por otra, el jugador que representa al gobierno central tiene a su disposición los peones policiales y los jueces, unos más afines que otros. 

Una vez en marcha la partida, cada rol debe llevar a cabo su papel en los múltiples edificios. Así las cosas, los partidos soberanistas deberán conseguir llegar a los medios de comunicación para difundir la votación. Los estudiantes, a las tiendas a comprar sprays para «convocar» con sus pintadas o a los talleres a imprimir sus folletos. Mientras, el gobierno central saldrá con sus peones de las comisarías a perseguirlos. Orden de registro, detenciones, papeletas requisadas. Todo ello está contemplado. También urnas viajeras, sindicatura electoral, censo universal, intentos de entradas sin órdenes, manifestaciones, papeletas, CDR... Y como en el póker, se emplea el farol para seguir avanzando y despistar al enemigo.

Operació Referèndum combina diferentes lenguas, desde el catalán y el castellano hasta el inglés y el euskera. «No es una lucha de lenguas. Pero si soy el gobierno central y juego la carta ¡A por ellos! y digo ¡A per ells! no funciona. Y lo mismo sucede si un guardia civil dice ¡Tingui, una ordre de registre! No. Es una orden de registro», cuenta Sergi. En cuanto a jugadores, pueden participar desde tres hasta el infinito, por lo que su creador no descarta convertirlo en online en un futuro. Además de diversión asegurada, Sergi espera que con él se dignifique lo que sucedió y que se puedan abrir debates. Y aunque no es político, quizás Torra y Sánchez deberían probar.

Temas

Comentarios

Lea También