Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El resultado del esfuerzo compartido en la pista

Anillo Mediterráneo. Ayer se inauguró el reformado estadio de atletismo, que ha sido financiado por la Diputació y el Estado

Carla Pomerol

Whatsapp
Ocho jóvenes atletas tarraconenses estrenaron la pista con una carrera de 60 metros, bajo la mirada de los políticos. FOTO: lluís milián

Ocho jóvenes atletas tarraconenses estrenaron la pista con una carrera de 60 metros, bajo la mirada de los políticos. FOTO: lluís milián

Ceremonia de gala para inaugurar la reformada pista de atletismo ubicada en el Anillo Mediterráneo de Campclar. Se trata del segundo equipamiento puesto en marcha, tras la inauguración del complejo polideportivo hace tan sólo unas semanas.

El estadio ya está listo para acoger las pruebas de atletismo y las de tiro con arco durante los Juegos Mediterráneos, previstos desde el 22 de junio al 1 de julio. La reforma integral de la pista ha costado aproximadamente 2,6 millones de euros, financiados por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y por la Diputació de Tarragona, a partes iguales. 

El pasado mes de enero, la nueva pista inaugurada ayer obtuvo la homologación internacional por parte de la IAFF (Federación Internacional de Atletismo), distinción que permite que la instalación pueda albergar la competición de los Juegos y, en un futuro, otros eventos internacionales y nacionales.

Este salto de calidad ha sido posible gracias a la renovación integral del estadio, situado en el mismo lugar donde estaba antes.

La reforma ha permitido rehacer la pista, las gradas y los servicios auxiliares. También se ha remodelado el edificio de los vestuarios y el almacén, se ha mejorado la iluminación del estadio y se ha construido una pista cubierta de entreno de 80 metros de longitud, ubicada debajo de la tribuna principal. Con la reforma, la capacidad del estadio se fija en 1.250 localidades –ampliables con gradas efímeras hasta las 4.000 durante los Juegos–.

«Una vez más, el deporte nos da una lección de cómo afrontar los objetivos comunes entre instituciones»
José Ramón lete

El equipamiento lleva en funcionamiento desde el pasado 2 de octubre, pero ayer se inauguraba oficialmente. Es por esto que casi toda la clase política tarraconense –a excepción de algunos de los grupos municipales de la oposición–, y otros representantes de las administraciones implicadas en los Juegos, se reunieron en el Anillo Mediterráneo.

También asistió la mascota, Tarracus, quien custodiaba la placa conmemorativa, mientras el resto esperaba al presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete. Fue recibido entre abrazos. Estaban todos y la visita podía empezar. Antes, descubrieron la placa.

El arquitecto encargado de llevar a cabo la reforma del estadio de atletismo explicaba a los políticos todos los detalles de la obra. Primero en la pista cubierta de 80 metros, y después, en los vestuarios. 

El concejal responsable de los Juegos Mediterráneos, Javier Villamayor, aseguró que los Juegos «son un proyecto colectivo» y destacó que «las diferentes instituciones implicadas hemos dejado a un lado los matices y hemos trabajado por un objetivo común». Villamayor agradeció el papel de los voluntarios y de los patrocinadores y acabó su discurso con la frase «juntos podemos llegar más lejos». 

En la misma línea, el presidente de la Diputació de Tarragona, Josep Poblet, explicó que «hemos pasado de las angustias a la alegría y a los cortes de cinta», y destacó la inversión y «el esfuerzo» de la Diputació en las 16 sedes de los Juegos Mediterráneos. Su objetivo es que este acontecimiento sea «un éxito colectivo» de toda la población. 

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, utilizó, de manera alternativa, el catalán y el castellano durante su discurso. Siempre que el viento se lo permitía.

«Los juegos son un sueño compartido», decía Lete, quien no paró de describir las muchas virtudes del deporte. «Una vez más, el deporte nos da una lección de cómo afrontar los objetivos comunes» y «el deporte es el componente principal en un proyecto de convivencia».

Hubo más. Lete también habló del compromiso del Gobierno español con los Juegos, que se traduce en una aportación final de 15 millones de euros, aproximadamente. Aún faltan poco más de 3 millones, que se harán efectivos una vez aprobadas las cuentas del ministro Montoro.

De récord y austeros

«Son unos Juegos de récord», decía el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, quien destacó que las inscripciones de atletas, voluntarios y países «han sido de récord».

También aseguró que se trata de unos «Juegos austeros, ya que las instalaciones están pensadas para que al día siguiente del acontecimiento no se conviertan en una carga». Ballesteros se puso romántico y agradeció los esfuerzos a las instituciones. «Estoy orgulloso de haber hecho este camino juntos», acabó.

Comentarios

Lea También