Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El resurgir de Tabarnia para irse de Catalunya

El movimiento por la independencia de las comarcas costeras de Tarragona y Barcelona de Cataluña resurge tras las elecciones del 21 de diciembre

COLPISA

Whatsapp

Tabarnia quiere ser la decimoctava comunidad autónoma española; o la decimoséptima si los deseos independentistas se imponen en Cataluña. Tabarnia ha vuelto con fuerza tras las elecciones del 21 de diciembre y se ha convertido en una de las sensaciones del primer fin de semana navideño. Pero, ¿qué es? Se trata de un movimiento que surgió hace más de seis años para reclamar un mejor trato para las comarcas costeras de Barcelona y Tarragona, que están discriminadas con respeto al resto de las zonas catalanas.            

Tabarnia, neologismo de unir las palabras Barcelona y Tarragona, corresponde a la zona donde las fuerzas constitucionalistas se impusieron a las listas independentistas y donde es más caro conseguir un escaño. Por ejemplo, el diputado barcelonés en el Parlament 'cuesta' más de 48.000 votos, mientras que en Lleida (más rural y con menos población) son solo necesarios unos 21.000 votos. Esa es solo una de las reivindicación de este colectivo, que afirma que Tabarnia está siendo expoliada. Afirman que el 87% de los ingresos de la Generalitat provienen de Barcelona y su zona metropolitana, pero solo recibe el 59% de inversión.            

"El objetivo es crear una nueva comunidad autónoma y acabar con el "expolio" de Catalunya sobre esta zona"

"Las provincias españolas llevan sin modificar sus fronteras desde 1833, pero las comunidades autónomas solo existen desde la llegada de la democracia, ¿por qué no va a poderse sumar alguna más?", reflexiona Carla Arrufat , presidenta de la Plataforma per l'Autonomia de Barcelona (Barcelona is not Catalonia). "No es que no queramos ser catalanes, es que no nos están dejando otra opción que separarnos de Cataluña", asegura Arrufat en 'El Magacín', donde afirma que la "gran mayoría" de la población de Tabarnia votó a fuerzas no separatistas. Añade que la suma de sus votos ganó en los 27 municipios catalanes que superan los 42.000 habitantes, mientras que las formaciones independentistas lo hizo solo en 16 municipios con más de 10.000 habitantes.            

Y los grandes núcleos poblacionales se encuentran en esta zona, formada por las comarcas del Tarragonès, el Baix y el Alt Penedès, Garraf, Baix Llobregat, Barcelonès, Vallès Oriental y Occidental, y el Maresme. Además, una Tabarnia independiente tiene marcados tres objetivos. El primero, gestionar los recursos que genera Barcelona de una manera más justa y eficiente, evitando "la sangría de ingresos hacia Cataluña y los agravios territoriales que padece desde hace 40 años por la Generalitat". Después, "asegurar la permanencia en España y la estabilidad". "Sin quebrantar la ley, separando la imagen de Barcelona del proyecto independentista, mejorando las relaciones con el resto del país, principal mercado de las empresas barcelonesas. Se evitaría una ruptura sentimental, económica y social entre la sociedad y al mismo tiempo, supondría el ahorro de las estructuras de estado que una independencia requeriría", afirman.    

       

Por último, se recuperaría la la soberanía histórica del condado de Barcelona, poniendo en valor la milenaria bandera de Barcelona y "evitando que la estelada se siga adueñando impunemente de las fachadas de nuestros edificios públicos". Para conseguir que Tabernia sea una realdiad, se ha abierto una petición en change.org. Por el momento, más de 25.000 personas han firmado la carta enviada a los grupos políticos.
      

Comentarios

Lea También