Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El reto de los 3.000 votos en Tarragona

El muro del 5% VOX, Centrats per Tarragona, Pacma, Assemblea per Tarragona y Ara 5 Estrelles luchan para poder entrar en el Saló de Plens

Octavi Saumell

Whatsapp
Actualmente, el pleno municipal de Tarragona está formado por siete partidos. FOTO: Lluís Milián

Actualmente, el pleno municipal de Tarragona está formado por siete partidos. FOTO: Lluís Milián

Cinco partidos que actualmente no tienen representación en el Ayuntamiento de Tarragona lucharán este domingo por dar la sorpresa y sumar, como mínimo, el 5% de los sufragios necesarios para tener opciones de entrar en el Saló de Plens de la Plaça de la Font. 

VOX, Pacma, Assemblea per Tarragona, Ara 5 Estrelles y Centrats llegan al final de la campaña con buenas sensaciones, después de dos semanas en las que se han tenido que hacer un hueco entre las doce candidaturas que concurren a los comicios, siete de ellas con derecho a participar en debates y con más eco en los medios de comunicación al haber obtenido ediles en 2015. 

Según los últimos resultados electorales, para tener un concejal ha sido necesario un mínimo de 2.600 votos en 2011 y 2.800 en 2015. Estos fueron los apoyos que sumó Arga Sentís con ICV. Ahora, sin embargo, el más que posible ascenso de la participación por el momento político y el efecto de las Europeas podría disparar esta cifra hasta los 3.000. 

«Buenas sensaciones»

«La campaña ha ido muy bien. Sabemos que somos nuevos y que lo tenemos difícil, pero las sensaciones son positivas», indica el candidato de Ara 5 Estrelles, David Varona, quien resalta que el discurso de su formación «es razonable, sin extremismos», una circunstancia que «ha tenido buena aceptación». Esta formación apuesta por «una mayor participación ciudadana» entre sus principales líneas estratégicas. Varona coge el relevo de Ara Tarragona, que en 2015 se quedó a las puertas del Saló de Plens, tras sumar 1.858 sufragios. 

Por su parte, Oriol Achón –de Assemblea per Tarragona– resalta que su candidatura ha repartido 13.000 flyers durante las últimas semanas. «Sabemos que es complicado poder entrar, pero no imposible», indica el exmiembro del Consejo Ciudadano Municipal de Podemos, quien entre sus prioridades sitúa la vivienda. «La burbuja inmobiliaria nos ha llevado a que se disparen los precios de los alquileres y a que los ciudadanos tengan problemas para poder acceder a ella», afirma Achón, quien también prioriza «la remunicipalización de servicios que ahora están externalizados», como son la basura o el agua (en un 49%). Achón añade que el gasto de campaña «ha sido de 600 euros».  

Otro de los partidos que ha llevado a cabo la campaña desde fuera de la primera línea mediática es Centrats per Tarragona, una coalición formada por Lliures y Convergents –con el apoyo externo de Units per Avançar–, cuyo candidato es Carlos Calderón. «Hemos hecho una campaña a pie de calle. La gente se nos acerca y pregunta sobre nosotros y ve que nuestro programa es razonable, lejos de las grandes promesas de otros partidos», indica el alcaldable. Durante estos días, esta formación ha recibido el apoyo de la exdiputada en el Parlament de Catalunya Montserrat Nebrera. 

Vox: 6,32% hace un mes

Sin lugar a dudas, el partido que parece tener más opciones para intentar llegar al muro del 5% de los votos es Vox, que en las Generales del pasado 28 de abril sumó 4.388 papeletas, lo que le llevó hasta el 6,32% del total. Ahora, un mes después, los de ultraderecha esperan repetir resultados. «Estamos esperanzados. Hemos estado en todos los barrios y la respuesta es positiva», indica su alcaldable, Isabel Lázaro, quien ve «factible» poder mantener  buena parte de los sufragios que recibieron hace escasamente cuatro semanas. 

Finalmente, el Pacma vuelve a presentarse en Tarragona. Después de lograr 632 votos hace cuatro años, en las Generales del 28 de abril la formación animalista llegó a los 1.163 apoyos, lo que teóricamente aún le dejaría lejos de tener opciones para aterrizar en la Plaça de la Font. 

Temas

Comentarios

Lea También