Más de Tarragona

El robo de tapas de alcantarilla pone en peligro a los conductores

El Ayuntamiento del Montmell ha señalizado las zonas con más riesgo, pero pide precaución

José Manuel Baselga

Whatsapp
El robo de una tapa de alcantarilla en una de las principales avenidas, que el consistorio ha señalizado para evitar accidentes. FOTO: DT

El robo de una tapa de alcantarilla en una de las principales avenidas, que el consistorio ha señalizado para evitar accidentes. FOTO: DT

El robo de tapas de alcantarilla en El Montmell supone un peligro para la circulación y los peatones. En los últimos días han desaparecido tapas y rejillas que cubren canalizaciones de desagüe y que cruzan las calles o están en el centro de avenidas.
Ese robo va más allá de vandalismo ya que es un peligro para la circulación de coches y especialmente motos. El Ayuntamiento ha señalizado con conos las zonas para evitar accidentes. Aún así se pide extremar las precauciones a la hora de circular.
El robo de tapas de alcantarillado se incrementó hace unos años por el valor del hierro como alternativa al cobre, con mayor precio, pero más arriesgado de conseguir y con un mercado negro controlado por bandas organizadas.

También es un riesgo para los peatones. FOTO: DT

El robo de tapas de alcantarilla y rejillas de registro motivó en muchas ciudades buscar materiales alternativos pero igualmente de resistentes que evitasen los robos. En la época en la que más tapas se robaban, hace unos siete años, por un sumidero de entre 40 y 60 kilos podían pagarse 10 euros.

Delito grave

Pero más allá del gasto para las arcas públicas, ese robo es un peligro para la seguridad vial. De hecho, diversos juristas apuntan a que podría imputarse al ladrón un delito contra la seguridad vial que puede comportar penas de prisión por el riesgo que supone.

El Ayuntamiento pide a los vecinos que avisen al consistorio en el caso de observar movimientos extraños por las urbanizaciones o ver a alguien llevarse las tapas.
Los vecinos también denuncian que hace unos días sufrieron robos de contadores por lo que temen que haya una banda buscando hierro por las urbanizaciones y se esté llevando esas piezas.  En este sentido plantean la posibilidad de instalar cámaras de vigilancia.

Los ladrones pueden ser acusados de un delito contra la seguridad vial, con penas de prisión

Generalmente los ladrones de ese material intentan colocarlo en chatarrerías por lo que los Mossos realizan controles en estas empresas. La gran mayoría cumplen con la norma de registrar toda la procedencia del material que reciben, pero se han detectado casos de que reciben el hierro en negro y de manera rápida lo envían a fundiciones.

En el caso de localizarse tapas de alcantarillado los responsables de la planta pueden ser acusados de un delito de receptación de material robado que puede ser castigado con una pena de hasta seis años de prisión y una multa económica de el triple del valor de lo adquirido. Incluso acarrear el cierre.

En El Montmell temen que se trate de una oleada de robos y que en las próximas semanas pueda trasladarse a localidades vecinas.

Temas

Comentarios

Lea También