Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sector químico de Tarragona continúa con su actividad esencial

El polo petroquímico de Tarragona no registra cambios en su actividad derivados de la aplicación del Real Decreto Ley 10/2020 que entró en vigor ayer tras una moratoria de un día

Rafael Servent

Whatsapp
Instalaciones de Repsol Química en el Polígono Norte. FOTO: Pere Ferré

Instalaciones de Repsol Química en el Polígono Norte. FOTO: Pere Ferré

El Real Decreto Ley 10/2020 publicado el pasado 29 de marzo entró ayer en plena aplicación (tras la moratoria del lunes) con el polo petroquímico de Tarragona como una de las mayores concentraciones industriales de servicios esenciales.

En un contexto en el que el resto de empresas que no prestan estos servicios esenciales (o que no suministran bienes y servicios para asegurar el buen funcionamiento de estas empresas) tuvieron que cerrar sus puertas y acoger a sus plantillas al permiso retribuido recuperable, todos los trabajadores en plantilla de las empresas que integran este polo petroquímico siguieron con la actividad que ya habían estado desempeñando a lo largo de las últimas semanas.

«El sector químico continúa operando en los mismos parámetros que en las últimas semanas», detalla Juan Pedro Díaz de la AEQT

Así lo explicó Juan Pedro Díaz, gerente de la Associació Empresarial Química de Tarragona (AEQT): «La nueva normativa prevé una serie de excepciones para los sectores considerados esenciales, y la industria química es uno de ellos. Esta nueva normativa en principio no ha implicado cambios en el día a día de la industria, y el sector continúa operando en los mismos parámetros que en las últimas semanas».

Todo lo que debes saber sobre el Permiso retribuido Recuperable

Regula un permiso retribuido recuperable para evitar el desplazamiento y la prestación de servicios de aquellos trabajadores que, pese al confinamiento, cada día tenían que acudir a trabajar en actividades no esenciales de forma presencial. ¿Qué duración tiene?

«Hace ya varias semanas -prosigue Díaz- que las empresas del sector químico implementaron medidas preventivas y de seguridad, y siguen vigentes: se ha implementado el teletrabajo de todo el personal que, por la naturaleza de sus tareas, puede trabajar desde casa», que cifra en aproximadamente un 30% de las plantillas.

«En las instalaciones -añade- se han establecido turnos con el personal mínimo imprescindible para garantizar el funcionamiento de las plantas en condiciones de plena seguridad y operatividad. Se han extremado las medidas de prevención, limpieza de instalaciones, higiene y distancia social para prevenir contagios y garantizar la seguridad y la salud de las personas».

Empresas auxiliares

Entre los ajustes de las últimas semanas, en especial a raíz de la declaración del estado de alarma por parte del gobierno español, está el parón en la prestación de servicios por parte de las empresas de mantenimiento y montaje que representan entre un 40% y un 50% de la masa laboral que trabaja de media en el polo petroquímico de Tarragona, y que en su conjunto asciende a unas 11.000 personas.

«La suspensión de contratos ha llevado al ERTE a muchas empresas auxiliares», explica José Martín de CCOO

De estas 11.000 personas, «un 40% trabajan en empresas auxiliares», explica José Martín, secretario general de Industria del sindicato CCOO en Tarragona, que añade que «la suspensión de contratos por parte de las empresas químicas les ha pasado por encima, y ha llevado al ERTE por causas de fuerza mayor a muchas de estas empresas auxiliares».

Según sus cálculos, «un 75% de ese 40% de trabajadores se ha visto afectado en los últimos días por alguna medida de flexibilidad o algún ERTE». En todo caso, su conversión ahora en empresas que prestan servicios esenciales -a raíz del Real Decreto publicado el pasado domingo-, ya que tienen que estar a disposición de las industrias químicas si así se lo reclaman, deja en el aire la ejecución de esos ERTEs.

Un trabajador de una empresa de transporte carga productos en el centro de producción de Clariant en La Canonja. FOTO: Pere Ferré

Tampoco las empresas químicas, si fuese el caso, podrían aplicar ninguna medida de este tipo entre sus trabajadores de plantilla mientras esté vigente el Real Decreto que las incluye entre los servicios esenciales.

Sobre este punto, Juan Pedro Díez, gerente de la AEQT, explicó ayer que «el sector y las personas que trabajan en la industria química han hecho un esfuerzo para dar respuesta a las necesidades de la sociedad en un momento como el actual. Se han ajustado los planes de producción para adaptarse a la situación, tanto en lo que se refiere a demanda de productos relacionados con la pandemia».

Entre estos productos, señalan desde la AEQT y desde la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), se encuentran gases medicinales, material sanitario, desinfectantes, aditivos para potabilización del agua, aditivos para la industria del papel o materiales para packaging de alimentos.

«La situación -añade Juan Pedro Díez, de la AEQT- se reevalúa de manera constante y se van adaptando las decisiones a la realidad, que es cambiante». Entre esos cambios están descensos de producción (pero también incrementos en determinados productos) a consecuencia de las demandas del mercado.

El endurecimiento de las condiciones de confinamiento de la población podría provocar en los próximos días un descenso en la demanda de determinados productos por parte de industrias que desde ayer echaron el cierre de manera temporal, pero si esos productos o materias primas siguen siendo parte del listado de servicios esenciales, la industria química tendrá que seguir funcionando a plena disposición.

Temas

Comentarios

Lea También