Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Turismo

El sector se opone a una tasa turística en Tarragona para el patrimonio

Insta al Ayuntamiento a revisar la gestión que se hace de los monumentos, mejorar la experiencia y obtener más recursos

Núria Riu

Whatsapp
El patrimonio constituye el principal atractivo para los turistas que visitan Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ/DT

El patrimonio constituye el principal atractivo para los turistas que visitan Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ/DT

Los representantes del sector turístico se oponen rotundamente a la posibilidad de que las pernoctaciones en Tarragona paguen una sobretasa turística local, para el mantenimiento y conservación del patrimonio. Aseguran que esto les restaría competitividad y que no es la solución para mejorar el estado de los monumentos.

La propuesta la daba a conocer la presidenta del Patronat Municipal de Turisme y concejal del Ayuntamiento en este ámbito, Laura Castel. En una entrevista con este rotativo, la edil republicana avanzaba que ya ha hablado sobre al respecto con la secretaria de Hisenda de la Generalitat y que «la están estudiando». «No puede olvidarse que tenemos un patrimonio de más de 2.000 años, que no tiene ninguna otra ciudad en Catalunya, y necesitamos un dinero para su mantenimiento», apuntaba Castel. Asimismo, la también senadora en Madrid se mostró convencida de que «la gente que va a Tarragona, que es un turismo cultural, familiar y de calidad, estaría dispuesta a pagar un euro de más para contribuir en el mantenimiento de los edificios que visitará».

«Es un tema de gestión y de pensar en qué puede hacerse para conseguir más ingreso», explica Xavier Jornet de la Associació d’Hotelers

La decisión no ha gustado nada a los representantes de este sector. Tanto desde la Agrupació de Càmpings de Tarragona Ciutat como desde la Associació d’Hotelers han mostrado su «rechazo frontal». Especialmente crítico es el presidente de los hoteleros, Xavier Jornet, quien denuncia que «no puede ser que delante la mala gestión del patrimonio ahora piensen en una nueva tasa, que nos haría perder más competitividad».

Lamenta que el patrimonio no genera unos ingresos que podrían revertir sobre su mejora. «La visita que pueden hacer los turistas no aporta ningún tipo de experiencia, ya que prácticamente ni siquiera hay información. Los ingresos que genera seguro que son ridículos, pero es que tampoco puedes hacer pagar más, porque no hay nada».

«Es una medida a la que nos oponemos frontalmente porque consideramos que es discriminatoria», dicen desde la Agrupació de Càmpings de Tarragona Ciutat

El precio de las entradas para acceder a los monumentos Patrimonio de la Humanidad es de 3,30 euros. «Es irrisorio. Seguro que si nos comparamos con Cartagena o cualquier otra ciudad nos daríamos cuenta de que se está perdiendo mucho dinero. Hace falta profesionalidad y aquí no estoy diciendo que deba asumirlo una empresa privada, pero es que todo es un tema de gestión y de pensar en qué puede hacerse para conseguir más ingresos. Para ellos, lo más fácil es subir los impuestos», continua Jornet.

Por su parte, desde la Agrupació de Càmpings de Tarragona Ciutat se asegura que la medida es «discriminatoria». «Siempre nos toca pagar a los mismos. El comercio también se ve beneficiado del turismo y en cambio tan solo se plantean seguir incrementando la presión sobre un sector que sufre una desaceleración, debido a que hay otros mercados que se están posicionando», apuntaban fuentes de este colectivo.

Tanto los campings como los hoteles lamentan, por otro lado, que el sobrecoste adicional que defiende la administración local recaería tan solo sobre las pernoctaciones que tienen lugar en establecimientos reguladas.

El precio de la tasa turística lo percibe directamente la Generalitat, que se queda con el 50%, y la otra mitad va para los ayuntamientos. Se paga en función del tipo y categoría del establecimiento. Así, por ejemplo, en el caso de un hotel cuatro estrellas, el cliente paga un euro por persona y día.

Temas

Comentarios

Lea También