Más de Tarragona

Tarragona Sociedad

El sector turístico y comercial, hartos de la «mala imagen» del acceso a la estación del AVE

En la carretera siempre aparcan coches, muchos sufren robos y vandalismo y es lo primero que ve quién llega a la ciudad en tren. La Secuita trabaja en el proyecto de un parking low cost

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
En primer plano, un vehículo calcinado cerca de la estación. FOTO: FABIÁN ACIDRES

En primer plano, un vehículo calcinado cerca de la estación. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Desde que se inauguró la Estació del Camp de Tarragona hace 15 años, los arcenes del vial que da acceso a la misma se convirtieron en el aparcamiento de los usuarios que no quieren pagar el parking subterráneo gestionado por Saba que se encuentra en las instalaciones de Adif, ya que para mucha gente el euro y medio que cuesta cada hora es un precio demasiado alto. El hecho es que los vehículos estacionados en la carretera han sido constantemente objeto de abandono, robos y vandalismo, lo que da una muy mala imagen del territorio a aquellos turistas e inversores que vienen a Tarragona en tren.

Adif ya ha proyectado un nuevo aparcamiento de superficie, aunque todavía se desconoce que precios tendrá. En este sentido, parece ser que la mejor solución será el parking low cost en el que trabaja el Ayuntamiento de la Secuita, municipio en el que se encuentra la estación. Según comenta su alcalde, Eudald Roca (ERC), «ya compramos los terrenos, al lado de la estación, y estamos en la fase de la redacción del proyecto ambiental». Aunque Roca prefiere no hablar de un calendario porque «somos un ayuntamiento pequeño y vamos a nuestro ritmo», espera que, por lo menos, las obras de construcción del equipamiento estén adjudicadas antes de que acabe este mandato en 2023. Añade que «los precios serán reducidos y asequibles y creemos que puede ser la solución definitiva».

La carretera pertenece a la Generalitat pero los arcenes, que es donde aparcan los coches sin ningún tipo de control, se encuentran en los terrenos de Adif. La empresa pública asegura que en su momento ya colocaron unos bolardos para evitar que los vehículos estacionaran, además de decir «por activa y por pasiva que ahí no se puede aparcar», pero nada ha servido para mantener el espacio libre de coches. El último episodio se produjo hace pocas semanas, cuando cuatro coches aparecieron con varias ventanas rotas después de haber sido objeto de robos, y la zona se llenó de cristales rotos. También es conocido el coche calcinado que lleva meses y meses y que Adif todavía no ha retirado. Y otros vehículos abandonados que han sido vandalizados.

Otro municipio cercano afectado por esta situación es Perafort. Su alcalde, Joan Martí Pla (Junts), critica que «es una vergüenza que el Ministerio de Fomento no haga nada para solucionar el problema, es una falta de respeto hacia el territorio y hacia el usuario, que son quienes sufren las consecuencias».

Por su parte, el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà (ERC), lamenta que «la decisión equivocada de poner la estación del AVE donde está ubicada se añade al agravio hacia los ciudadanos y usuarios de hacer únicamente un aparcamiento de pago, porque esto provoca que la gente se vea obligada a dejar los coches en el arcén y acabe por tener este aspecto tan deplorable, lo que afecta gravemente a nuestra imagen». En este sentido, Ricomà añade que «esperamos que el nuevo parking que está proyectado sea gratuito».

En cuanto al ámbito económico, el sector turístico y comercial de la ciudad y de la demarcación denuncian que con esta imagen los turistas e inversores que vienen en tren se llevan una percepción muy mala de Tarragona. Sobre ello, Laura Roigé, presidenta de la Cambra de Comerç de Tarragona, pide una solución rápida: «No puede ser que una infraestructura estratégica para el territorio esté en este estado». Asimismo, su homólogo en la Cambra de Comerç de Reus, Jordi Just, defiende que «no es de recibo llegar a una estación con un único parking de pago» y lamenta que la imagen es de «degradación constante». En la misma línea, Salvador Minguella, de la Associació de Comerciants Via T, dice que «es una imagen malísima que no existe en ninguna otra estación de España» y, Florenci Nieto, de Pimec Comerç, defiende que tendría que haber «plazas de parking libres al alcance de todos» y señala que «esta imagen patética que se llevan los usuarios es una impresión que no se ajusta a la realidad del territorio».

Desde el sector turístico, Xavier Guardià, portavoz de la Federació Empresarial d’Hostaleria i Turisme de Tarragona (FEHT), critica «la falta de rapidez de las administraciones para solucionar problemas evidentes». Por su parte, Francesc Pintado, presidente de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de Tarragona, califica de «vergonzoso que ese arcén sea lo primero que ve el turista que nos visita, los destinos de calidad cuidan estos detalles» y Javier Escribano, de la Associació d’Hostalers de Tarragona Ciutat, habla de «una estación maldita desde que la construyeron tan lejos de la ciudad».

Temas

Comentarios

Lea También