Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sello tarraconense Madmua edita la primera ópera rock española

La obra fue compuesta e interpretada por el grupo madrileño Célula, que realizó una representación en el Camp de Mart de Tarragona en 1973

David Montalvo

Whatsapp
La formación madrileña en el Camp de Mart

La formación madrileña en el Camp de Mart

Conocidos en su momento, olvidados en el presente, reivindicados en el futuro.

Así podría resumirse la historia de Célula, un grupo madrileño de rock de la primera mitad de los años 70 que como tantas otras bandas de aquella década descansa en el panteón de ‘los que no dejaron música editada’.

Además de su indiscutible talento musical, entre sus méritos sobresale la de haber compuesto e interpretado la primera ópera rock española de la historia.

Su transgresora revisita a ‘Marta la piadosa’ de Tirso de Molina en 1973 fue aplaudida por crítica y público en una gira por lo ancho y largo de la Península Ibérica, que tuvo su escala en el Camp de Mart de Tarragona, donde colgaron el ‘no hay entradas’.

Ahora, el sello tarraconense Madmua Records edita por primera vez varias canciones de aquella obra pionera. 

«Recuerdo perfectamente la actuación en Tarragona. El Camp de Mart se llenó totalmente porque había mucha expectación. Nosotros, la banda, tocábamos muy elevados, y la acústica era fantástica, a pesar de que los equipos de sonido de la época no eran los mejores. Era un espectáculo muy potente. Nos desplazábamos los músicos, los actores, los bailarines y los técnicos en dos autobuses, y nos acompañaba al menos un camión con el escenario», rememora Gustavo González Ros (guitarrista).

Pero la historia de Célula arranca unos años antes de aquel show en Tarragona.

En Madrid, a finales de los años 60, una panda de amigos que estudiaban el Preu, se juntaron para formar un conjunto musico–vocal, con el que poder hacer versiones de los grupos anglosajones de la época.

Punto de Fuga fue el nombre elegido con el que se presentaron a varios concursos, algunos de los cuales consiguieron ganar.

En 1969, después de algunos cambios de músicos se transforman en Célula. La formación final sería la compuesta por Jesús Chamón a la batería, José Luis Muñoz al bajo y voz, José Luis Valderrama como teclista y cantante, y el mencionado Gustavo González Ros.

En diferentes discotecas madrileñas fueron creándose un nombre tocando versiones entre otros de Chicago, Santana, Deep Purple o Uriah Heep.

Actuaron en varias ocasiones en la mítica discoteca M & M y en una de aquellas, entre el público estaba el comisario del Teatro Español que buscaba un grupo para musicar una obra de teatro que estaba en preparación: ‘Marta La Piadosa’, basada en una obra de Tirso de Molina.

Una mezcla entre folklore castellano y sonidos progresivos que los emparenta con el rock con raíces que llegaría un par de años después. En la grabación queda patente la calidad como interpretes de los cuatro músicos y el cuidado en voces y coros.

Por entonces, una obra teatral con música en directo en diferentes pueblos y ciudades de España, era correr un riesgo demasiado grande así que a Gustavo se le ocurrió que podían tener la parte musical grabada en estudio para tener un playback de seguridad en caso de desastre.

La primera fecha de representación fue en Toledo el 29 de junio, día del Corpus Christi, de 1973.

Todas las actuaciones eran al aire libre, con Célula situados sobre una plataforma por encima del escenario.

Después de la gira, que transcurrió por decenas de ciudades, entre ellas Tarragona, volvieron al Teatro Español, estrenándose el 5 de diciembre de aquel 1973.

Durante meses la obra atrajo la atención de público y crítica. Y aunque mucha prensa se hizo eco de la obra (actuación en vivo en el programa Estudio Abierto de José María Iñigo y contraportada en Disco Expres incluidos), la carrera musical posterior de Célula no acabó de despegar. 

44 años después, el sello tarraconense Madmua Records rescata aquellas grabaciones y evita que caigan para siempre en el olvido.  

Temas

Comentarios

Lea También