Más de Tarragona

El semáforo que mejorará la salida de la Savinosa será una realidad en enero

Asimismo, el Estado está terminando el proyecto del carril bici de Llevant y las obras podrían empezar durante el 2022

GERARD CAÑELLAS

Whatsapp
Carril de entrada al barrio de la Savinosa y, más adelante, el cruce en el que se instalará el semáforo. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Carril de entrada al barrio de la Savinosa y, más adelante, el cruce en el que se instalará el semáforo. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El semáforo que mejorará la salida de los vehículos del barrio de la Savinosa entrará en funcionamiento el próximo mes de enero de 2022. Así lo confirmó al Diari el concejal de Mobilitat del Ayuntamiento de Tarragona, Xavi Puig, que asegura que las obras de instalación empezarán en diciembre. La actuación pretende facilitar las salidas de la zona hacia el centro de la ciudad, ya que permitirá poder girar a la izquierda hacia la Via Augusta en lugar de tener que ir a cambiar de sentido a Cala Romana, como ocurre actualmente. Puig añade que el consistorio también recepcionará el actual semáforo que se encuentra enfrente de la gasolinera. Lamenta que a menudo está fuera de servicio porque se alimenta a través de una placas solares que no funcionan muy bien y en cuanto sea de titularidad municipal instalarán un sistema eléctrico para que nunca falle.

Todo esto en la línea de pacificar la N-340, que empezó con la colocación de un semáforo en la entrada a Cala Romana, lo que aporta seguridad tanto a los usuarios de bus que ahora pueden cruzar con total tranquilidad, como a los propios vehículos que circulan por la carretera. «En este marco de urbanizar y dar un carácter de calle a la N-340, ahora llevaremos a cabo una doble actuación semafórica», comenta Puig.

En relación al que se instalará en el Passatge de la Savinosa, la calle paralela, la de Manuel Albiac i Tutusaus, ya cuenta con un cuadro eléctrico, lo que facilitará la colocación del semáforo. Según Puig, el contrato con la empresa que gestiona los semáforos de la ciudad ya contempla unos 100.000 euros anuales para este tipo de actuaciones. La partida de 2020 se destinó al de Cala Romana y la de 2021 será para el de la Savinosa. En relación a la segunda actuación, el edil republicano explica que el semáforo ya existente delante de la gasolinera pasará a ser de titularidad municipal y se harán una serie de cambios para que funcione correctamente, «ya que ahora falla cada dos por tres».

Puig defiende que esta actuación tiene mucha importancia porque «tiene que ir ligada con que los vecinos y usuarios de la zona de la Arrabassada y de la Savinosa puedan ir andando por el área de la gasolinera y, como el semáforo ya existente funcionará mejor, los peatones podrán acceder con mayor seguridad a la zona de la Budallera». Eso será posible gracias al carril bici de Llevant, que unirá los municipios de Tarragona y Altafulla a través de la carretera N-340. Contará también con un espacio destinado a los peatones, con lo que la repetida imagen de personas andando por el arcén de este tramo de la nacional entre Cala Romana y la Vall de l’Arrabassada, y la inseguridad que ello conlleva, desaparecerá. «Queremos hacer un itinerario seguro para poder ir a andar y pasear por la Budallera des de la zona de la Arrabassada y la Savinosa», apunta el concejal de Mobilitat del consistorio, que añade que las tres actuaciones «tienen un sentido conceptual uniforme».

Inicio de obras en 2022

Con todo, fuentes de la subdelegación del Gobierno han confirmado que el proyecto del carril bici de Llevant está casi terminado. Así, está previsto que se entregue en octubre y seria entonces cuando ya se podría iniciar el proceso de licitación de las obras. Aunque todavía no existe un calendario oficial, estas ya podrían empezar durante el 2022.

La construcción del carril bici de Llevant por parte del Gobierno se incluye en un acuerdo para la cesión de carreteras de carácter urbano dentro del municipio de Tarragona que todavía son de titularidad estatal. Por ello, el Estado llevará a cabo también la ampliación del Pont del Francolí, para destinar un espacio a la movilidad sostenible y conectar el centro con Ponent de forma descarbonizada, y la instalación de pantallas acústicas en aquellos tramos de la A-7 que confrontan con núcleos habitados. Estos dos proyectos también se están acabando de redactar y se podrían llevar a cabo durante el año que viene, de forma simultánea a la construcción del carril bici de Llevant. Para conseguir una elaboración consensuada de estas tres actuaciones, el Gobierno y el Ayuntamiento han estado reuniéndose para que el ejecutivo municipal pueda participar y decir la suya. Una vez terminados los proyectos y se conozcan los costes, el acuerdo se materializará con la firma de un convenio donde quedaran fijadas dichas inversiones.

Con todo, Puig valora positivamente que todos los proyectos estén tan avanzados. En este sentido, defiende que «somos optimistas y es realista que las obras puedan empezar en 2022». Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Joan Sabaté, señala que «las nuevas infraestructuras beneficiarán a todos los tarraconenses. Se trata de un proceso de cooperación institucional en el que el Gobierno manifiesta, una vez más, su predisposición a colaborar activamente en el progreso de la ciudad».

Temas

Comentarios

Lea También