Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El servicio de Hemodinámica abrirá las 24 horas el 16 de febrero

La ampliación horaria evitará que los pacientes tengan que ser trasladados a Barcelona, donde ya hace mucho tiempo que esta unidad atiende ininterrumpidamente los 365 días del año
Whatsapp
El conseller de Salut, Boi Ruiz, se reunió ayer con alcaldes de las poblaciones de Tarragona con hospital y representantes sanitarios. Foto: Lluís Milián

El conseller de Salut, Boi Ruiz, se reunió ayer con alcaldes de las poblaciones de Tarragona con hospital y representantes sanitarios. Foto: Lluís Milián

Manifestaciones, concentraciones, encierros, recogidas de firmas durante más de dos años y, finalmente, una muerte, es lo que ha pasado en Tarragona hasta conseguir un servicio crucial para salvar vidas. El conseller de Salut, Boi Ruiz, anunció oficialmente ayer que la unidad de hemodinámica del Hospital Joan XXIII abrirá las 24 horas los 365 días del año a partir del próximo 16 de febrero. En el Hospital Josep Trueta de Girona y en el Arnau de Vilanova de Lleida el servicio también será ininterrumpido a partir del mismo día.

Actualmente, este servicio abre de las ocho de la mañana a las ocho de la tarde y, fuera de este horario, los ciudadanos que sufren un infarto de miocardio tienen que ser trasladados a Barcelona. Según Ruiz, la llegada de esta ampliación horaria no ha sido «acelerada ni retrasada». El conseller aseguró que no ha habido «causa efecto» en relación al caso del farmacéutico de Torreforta que falleció en el traslado a Barcelona después de haberse encontrado cerrada la unidad de hemodinámica.

«Se ha seguido un proceso que tenía sus pasos», señaló Ruiz, que explicó que en 2012, después de recibir los informes que recomendaban una ampliación horaria, la unidad, que hasta entonces sólo estaba abierta ocho horas de lunes a viernes, pasó a dar servicio doce horas y todos los días de la semana. «Fue entonces cuando dijimos que, a la espera de nuevos datos, en 2015 ampliaríamos aún más el horario», apuntó el conseller.

Ruiz, pero, reconoció que el número de casos de infartos ha subido en los últimos años y que ésta ha sido unas de las causas por las cuales han optado por las 24 horas. La ampliación del servicio de hemodinámica en Tarragona, Girona y Lleida tendrá un coste total de 2 millones de euros. «Las unidades estarán abiertas el doble de horas, necesitaremos multiplicar las guardias», dijo Ruiz, que señaló que se reorganizarán las plantillas actuales y que, si se puede, se contratará más personal.

El conseller de Salut destacó que en Catalunya, actualmente, la mortalidad de los casos de infarto es de un 6,5%. «Es la segunda cifra más baja de Europa, por detrás de Dinamarca», manifestó Ruiz, que añadió que el principal objetivo de Salut es que el número de infartos baje. «Cuando se tiene el primer síntoma hay que llamar al 112 inmediatamente, nosotros no podemos dominar el tiempo que el paciente decide ponerse en contacto con los servicios sanitarios», señaló.

El conseller de Salud hizo estas declaraciones durante su visita, ayer, a Tarragona. Ruiz, acompañado del delegat del Govern a Tarragona, Joaquim Nin, y el delegado de les Terres de l’Ebre, Xavier Pallarès, se reunió con los alcaldes de los municipios que tienen hospital, con responsables de servicios sanitarios de la provincia y con los presidentes de los colegios profesionales de médicos y enfermería, para anunciar oficialmente la ampliación del servicio de Hemodinámica.

«Se podría haber hecho antes», manifestó el alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, que asistió a la reunión celebrada en la Delegació del Govern. No obstante, Ballesteros dijo que el anuncio «ha sido una buena y muy esperada noticia» y recordó que en el último pleno municipal la moción para pedir la ampliación del servicio se aprobó por unanimidad. «Cosa que raramente ocurre», señaló el alcalde, que también se mostró «satisfecho» ante el hecho que en ningún momento se haya cuestionado «el trabajo de los profesionales» del Hospital Joan XXIII.

Más de 230 intervenciones

La ampliación a 24 horas permitirá que los profesionales del servicio de Hemodinámica pueda hacer, a partir del 16 de febrero, más de 230 angioplastias cada año. Se trata de la intervención que restaura el flujo sanguíneo a aquellos pacientes que sufren un infarto de miocardio. Hasta hora, esta unidad del Hospital Joan XXIII hacía 180 angioplastias al año, ya que el resto, unos 80 pacientes más, eran trasladados a Barcelona porque habían sufrido el infarto entre las ocho de la tarde y las ocho de la mañana, cuando el servicio estaba cerrado.

De hecho, actualmente, en Tarragona sólo se opera al 42% de los pacientes dentro del lapso de tiempo ideal. En Barcelona, con cinco unidades abiertas las 24 horas, el porcentaje de enfermos intervenidos antes de los 120 minutos se eleva al 73%. Hay pacientes con otros tipos de infarto que no se tratan con la angioplastia primaria, sino que el tratamiento es un fármaco y que no han tenido que ser trasladados.

El caso del farmacéutico

En Catalunya hay más de 3.000 activaciones del Código Infarto cada año, el protocolo de actuación urgente. De estas más de 3.000 activaciones, según el departament de Salut, son unos 2.500 los casos en que realmente acaban siendo diagnosticados como infartos.

El conseller de Salut, que fue muy cauto con la cuestión, explicó que según el informe del expediente abierto por el caso de Enrique Gheron, el farmacéutico de Torreforta que falleció el día de Navidad, concluye que el paciente «murió a causa de un infarto y que fue bien atendido por todos los profesionales sanitarios».

Ruiz también apuntó que, según el mismo informe, el paciente «tampoco se hubiera podido salvar con la realización de una angioplastia».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También