Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El soberanismo acusa a Cs de impulsar la «ridícula propuesta» de Tabarnia

La idea pide crear una nueva comunidad autónoma con 4 comarcas de Tarragona, 8 de Barcelona y una de Girona

Octavi Saumell

Whatsapp
La ciudad de Tarragona sería una de las principales capitales de la hipotética nueva comunidad autónoma, Tabarnia. FOTO: Pere Ferré

La ciudad de Tarragona sería una de las principales capitales de la hipotética nueva comunidad autónoma, Tabarnia. FOTO: Pere Ferré

Las redes sociales hirvieron ayer con la recuperación de la propuesta Tabarnia, la petición de una nueva autonomía separada de la actual Catalunya formada por parte de Tarragona y Barcelona para «aislarlas de la amenaza separatista», según dicen sus impulsores: la plataforma Barcelona is not Catalonia, contraria al proceso soberanista. La hipotética comunidad contaría con cuatro comarcas de Tarragona (Tarragonès, Alt Camp, Baix Camp y Baix Penedès), unas delimitaciones territoriales a las que se les sumaría el Garraf, Alt Penedès, Anoia, Barcelonès, Baix Llobregat, Bages, Vallès Oriental, Vallès Occidental, Maresme (Barcelona) y La Selva (Girona) para formar la nueva Tabarnia.

La propuesta es ridicularizada por parte de las formaciones soberanistas, que acusan a Ciutadans de impulsarla. Desde Tarragona, el jefe local del PDeCAT, Albert Puñet, califica esta posibilidad como de una «tontería y una idea de bomberos recuperada por Ciutadans», y reitera que «lo que debe hacerse es pactar un referéndum legal para que puedan contarse los síes y los noes a favor y en contra de la independencia».

En la misma línea se expresa el alcalde de Tortosa y miembro de la dirección nacional del PDeCAT, Ferran Bel. «Me parece ridículo. Además, con esta idea lo que están haciendo es darle un carácter plebiscitario a las elecciones del pasado 21 de diciembre», explica el político de la formación independentista, quien considera que la propuesta «pone de relieve la impotencia que tiene el sector del 155». 

Igual de crítico se muestra el alcalde de Salou, Pere Granados, quien define la idea como de «poco seria», ya que «lo que tenemos que hacer los políticos es hablar e intentar buscar una solución definitiva que sea razonable y viable para la problemática que estamos viviendo en Catalunya». A juicio de Granados, que ahora es independiente, lo prioritario para la clase política «debería ser trabajar para el progreso y la mejora de la calidad de vida de las personas y no de sus respectivos partidos». 
Desde Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), su portavoz en el Ayuntamiento de Tarragona, Pau Ricomà, publicó un irónico mensaje en la red social Twitter en el que realizaba la siguiente pregunta: «¿Catalunya es competente para hacer un 155 a Tabarnia? Es para un amigo»

«Contradicciones soberanistas»

El portavoz de Ciutadans en Tarragona, Rubén Viñuales, califica la propuesta como de «una broma» que «sirve para poner de manifiesto las contradicciones del independentismo», a la vez que reitera que su formación «no cree» en esta posibilidad, ya que «nuestra prioridad es que Catalunya siga como ahora está, pero dentro de una España mejor». 

Desde el PSC, la candidata por Tarragona el pasado 21 de diciembre, Rosa Maria Ibarra, cree que Tabarnia «es una ocurrencia para poner en evidencia los argumentos de los independentistas», pero indica, asimismo, que «ahora no es el momento de ocurrencias, ya que la situación es demasiado complicada como para añadir elementos que aún aporten más confusión».

El presidente provincial del PP en Tarragona, Alejandro Fernández, escribió ayer en su página de Facebook que «en 2013 propuse que, en caso de independencia de Catalunya, Tarragona se convirtiera en una comunidad autónoma uniprovincial, como Cantabria. Era una propuesta con encaje legal posible a través de la Diputació. Álava planteó lo mismo en 2003 en pleno plan Ibarretxe». El líder de la formación conservadora considera que Tabarnia «es menos viable, pero sirve para poner en evidencia las contradicciones del separatismo y su supuesto derecho a decidir».
Finalmente, el alcalde de Altafulla, Félix Alonso (En Comú), recuerda que «estamos en la época de las fake news» y muestra su preocupación por la «ulsterización que puede producirse en Catalunya», ya que «pese a tratarse de una broma, lo que hace es empeorar aún más la situación»

Temas

Comentarios

Lea También