Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

El sottogoverno de Ricomà toma forma

Proporcionalidad. La representación en las empresas e institutos enciende la mecha de la polémica del nuevo mandato

Octavi Saumell

Whatsapp
Dídac Nadal presidirá Espimsa hasta 2023. FOTO: Alfredo González

Dídac Nadal presidirá Espimsa hasta 2023. FOTO: Alfredo González

Poco a poco el nuevo equipo de gobierno va cogiendo forma, a la espera de saber si se incorpora –o no– la CUP. Una vez que las concejalías ya están en marcha desde hace casi tres semanas, ahora ha llegado el turno de toda la estructura satélite dependiente del ejecutivo, así como de la segunda linea de gestión y decisión: el sottogoverno, con las gerencias de las empresas municipales como mar de fondo.  

El primer paso se ha dado este miércoles, cuando el pleno municipal ha dado el visto bueno para renovar los consejos de administración de las empresas públicas, en una reorganización que provocó las críticas de los partidos de la oposición, que denuncian la «sobrerepresentación», sobre todo, de Junts per Catalunya y la residualidad de los partidos que no están en el ejecutivo. Así, en las compañías de capital cien por cien municipal ERC tiene cinco sillas, por las tres de JxCAT, dos dos de En Comú Podem y una para CUP, PSC, Cs y PP. 

«Este reparto no es representativo de lo que votó la gente el pasado 26 de mayo», indica el portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, quien reivindica un reparto «proporcional al Saló de Plens» en las direcciones de las firmas públicas. De igual forma se expresa Sandra Ramos (PSC), quien recordó que los socialistas «somos la fuerza más votada». 

«Eficiencia y eficacia»
La gran sorpresa en las designaciones de las firmas es el hecho de que un partido de la oposición presida una hasta 2023. Este es el caso de Dídac Nadal (JxTGN), que asume Espimsa después de avalar la investidura de Ricomà (ERC) el pasado 15 de junio. «Garantizaremos la eficiencia y la eficacia» reivindica Nadal, quien rebate a Viñuales. «Es ridículo que se quejen ahora, cuando en el anterior mandato ustedes siguieron con la misma representación en los consejos pese a perder la mitad de sus concejales». 

El alcalde Pau Ricomà justifica la presidencia de Nadal –que no forma parte del ejecutivo– en la voluntad de aplicar criterios de «gobernabilidad y transparencia», y asegura que el acuerdo  a distancia con Junts per Catalunya «es una muestra más de la mano tendida, no hay nada reprobable». 

El cuadro de mando de la estructura paralela se completa con las presidencias de Jordi Fortuny (EMT y Ematsa), Hermán Pinedo (Smhausa), Patricia Botez (Aparcaments), Mary López (Desenvolupament y Esports), Paula Varas (Mitjans de Comunicació), Carla Guilar (Institut de Serveis Socials), Laura Castel (Turisme) y Manel Castaño (Institut d’Educació). 

Ahora, con las presidencias definidas, llega la hora de abordar las gerencias, especialmente las de la EMT, Aparcaments, Smhausa y Mitjans de Comunicació, ya que la del Patronat d’Esports parece que podría no tocarse. El resto, que en su mayoría están ocupadas desde hace años por las mismas personas, se decidirán en los próximos días. Asimismo, también está por decidir la dirección de Tarragona Ràdio, una plaza que está formalmente vacante desde hace años y que ahora se cubrirá.  

Temas

Comentarios

Lea También