Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El tanatorio de TGN se queda sin cafetería por jubilación

Crónica. Ana Díaz llevaba 26 años al frente del negocio. Ahora se está preparando el concurso, pero el consistorio no se atreve a dar una fecha de apertura

CARLA POMEROL

Whatsapp
Plano general del tanatorio de Tarragona, con la cafetería cerrada al público. FOTO: ALBA MARINÉ

Plano general del tanatorio de Tarragona, con la cafetería cerrada al público. FOTO: ALBA MARINÉ

Llevamos horas sin comer. Haciendo papeleo para preparar el último adiós de mi tía Rosa Mari. Al salir de las oficinas del tanatorio, me apetece tomarme un café y a mi padre un sándwich. Siempre le he escuchado decir que el bikini de Ana –la mujer que llevaba el bar del tanatorio– era buenísimo. Pero nuestro gozo en un pozo. Resulta que la cafetería está cerrada y en su interior –una puerta de cristal nos separa– solo queda la barra, las sillas y las mesas. Nada más. Tras 26 años al frente del negocio, Ana Díaz se jubiló el pasado mes de abril. Desde entonces, el bar está cerrado y a la espera de salir a concurso.

Y es que en el entorno directo del tanatorio solo hay el McDonalds y el bar-restaurante Tritón. Pero ya se sabe. Hay familiares que no quieren alejarse ni un metro del lugar. Quieren acompañar a sus difuntos hasta el último segundo. Justo por esto el bar es tan necesario.

Nos abren la puerta del velatorio. Nos ha tocado la sala número 3. Y en su interior...¡Sorpresa! Una cafetera marca Nespresso de última generación –que al menos yo no había visto nunca antes–, acompañada de unas veinte cápsulas –hay para elegir, café largo o expresso– y potecitos de leche para quien le apetezca cortado. También hay todo tipo de edulcorantes, desde azúcar hasta sacarina. Y cucharas de madera para mezclarlo todo. Además, al lado hay unas diez botellas de agua. Se trata de un detalle de cortesía del tanatorio para compensar la falta del bar.

Llega la hora de hacer los cafés. Abuelos, nietos, tíos y amigos. Todos juntos intentando depositar la cápsula en el aparato supersónico. Durante cinco minutos abandonamos de nuestra mente el drama que estamos viviendo, y lo convertimos en sonrisas y charlas. Una buena terapia.

Además, en la planta baja del tanatorio hay tres o cuatro máquinas expendedoras que ofrecen refrescos, snacks y también cafés. ¿Pero y los sándwiches de Ana que tanto gustan a mis padres? De eso no hay.

26 años al frente del negocio

Ana Díaz es la mujer que siempre nos encontrábamos detrás de la barra de la cafetería del tanatorio. Después de 26 años al frente del negocio, Díaz ha decidido jubilarse, a los 72 años. «He sido muy feliz allí. En ocasiones he hecho hasta de psicóloga. He dado abrazos y besos a gente que ni tan siquiera conocía, pero lo necesitaba. Tenía que ponerme blandita y yo ya soy un poco así», explicaba ayer Ana Díaz al Diari. Es una mujer cariñosa con un trato exquisito con los clientes. Díaz era consciente de la situación por la que pasaba la mayoría de personas que entraban en su establecimiento.

La cafetería estaba abierta de nueve de la mañana a nueve y media de la noche. Al principio, cuando Díaz contaba con la ayuda de sus hijos, también hacía comidas. Pero hace ya unos años que solo servía bebidas, cafés, snacks, pastas y algún que otro sándwitx. Ella sola llevaba el negocio. «La mayoría de días hacía jornadas de 13 horas. Y sin ningún día de descanso», apuntaba Díaz, quien el pasado mes de abril decidió que había llegado la hora de jubilarse.

Saldrá a concurso

Desde entonces, el tanatorio se ha quedado sin servicio de bar. Solo hay tres o cuatro máquinas expendedoras en la planta baja y una cafetera con cápsulas en el interior de cada velatorio. Fuentes municipales aseguran que Emserfumt –empresa mixta encargada de gestionar los servicios funerarios de Tarragona– está elaborando actualmente el pliegue de condiciones para adjudicar el servicio de cafetería del tanatorio de Tarragona, «para ponerla en funcionamiento lo más pronto posible». El consistorio, por el momento, no se atreve a dar la fecha exacta de la apertura hasta que esté lista la planificación.

Temas

Comentarios

Lea También