Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El tarraconense que busca la foto imposible del lince

El reto que se plantea Ferran Aguilar es inmortalizar en los tres días de luna nueva de julio al felino bebiendo en un estanque con la imagen del cielo estrellado detrás

Jordi Cabré

Whatsapp
Un ejemplar de lince ibérico bañado por el último rayo de sol.  FOTO: Ferran Aguilar

Un ejemplar de lince ibérico bañado por el último rayo de sol. FOTO: Ferran Aguilar

Cuando el naturalista y fotógrafo Ferran Aguilar (Tarragona, 1969) supo de la presencia de Litio, el lince ibérico localizado en Santa Coloma de Cervelló hace unos días, lo tuvo claro. Aquel ejemplar que había cruzado la Penísula Ibérica de extremo a extremo era el mismo que había pasado por la provincia de Tarragona dos meses atrás.

No había margen de error. El conductor que frenó su coche ante la presencia de este felino en Alcover sabía lo que veían sus ojos al otro lado del chasis y el collar que resaltaba en su pelaje indicaba que ese lince había nacido en cautividad.

FOTO: Ferran Aguilar

Ferran Aguilar es un experto en este animal, del que se enamoró hace ya una década en un trabajo en la Sierra de Andújar, en Andalucía. «Me contrataron como director de fotografía para un documental. Y ese parque natural de la Sierra de Andújar es el santuario de este felino, en peligro de extinción».

Unos amigos de Ferran intentaron buscar el rastro de Litio por Alcover. No hubo suerte. «La gran presencia de conejos entre la llanura del Alt Camp y La Conca de Barberà hacen factible que el lince estuviera aquí un tiempo antes de seguir su itinerario», explica. La presencia de Litio en Alcover quedó en un intento de seguir su rastro hasta que el felino fue avistado y capturado en Santa Coloma de Cervelló. Ahora, de vuelta a Granada, la intención es devolverlo a un hábitat con otros ejemplares de su especie.

FOTO: Ferran Aguilar

«La vuelta del felino no sé si es la solución. ¿Por qué no dejarlo aquí y permitir que pueda ampliar su hábitat?», se pregunta el naturalista. El territorio está igual de trinchado en todas partes, por lo que el riesgo de atropello es casi igual de alto aquí que en otros puntos de la península.

«No existe la solución ideal, pero quizá había oportunidad de seguir estudiando científicamente sus movimientos y esa información nos aportaría más datos para futuras colonizaciones. Litio es un ejemplar único con un ADN especial, al nacer en cautividad no ha podido impregnarse con su madre de su zona de campeo, que suelen compartir dos años como mínimo. Tiene un instinto explorador que seguirá con él y seguirá dándonos sorpresas», expone.

Litio, el ejemplar capturado en Santa Coloma de Cervelló, había pasado antes por Alcover

Con Litio y su futuro todavía en la mente, Ferran ya prepara su nueva visita al parque natural de Sierra de Andújar, donde el próximo mes de julio intentará hacer una foto compleja y posiblemente nunca vista. 

«Hay un punto de agua donde sabemos que una hembra acostumbra a acudir a saciar su sed», narra el fotógrafo tarraconense. Y con esta premisa, la idea es permanecer de guardia unos días de julio, coincidiendo con la luna nueva, y buscar una foto desde el agua con el felino bebiendo y de fondo las estrellas y la silueta de una montaña.

Para ello, ha preparado un complejo sistema de flashes para poder captar con una larga exposición la nitidez del animal bebiendo en la charca y el entorno estrellado que rodea este punto. «Es una fotografía de un solo disparo. La idea es pasar las dos o tres noches de luna nueva y rezar para que todo salga a pedir de boca», admite el naturalista, que reconoce la dificultad del proyecto.

Ferran cruza los dedos a pocos días de partir hacia la Sierra de Andújar. Su atracción por este parque natural y los linces ha quedado reflejada en varias exposiciones y un libro hecho codo con codo con su amigo Txiqui López hace ya seis años. «Quiero hacer otro y entrelazar las historias humanas de la gente que vive allí y la gran diversidad de fauna que comparte el mismo espacio».

Pero esto es otro proyecto, donde el lince seguirá siendo el protagonista de sus fotos e historias.

El protagonista

Ferran Aguilar, naturalista, fotógrafo y consultor ambiental centra su actividad laboral en la educación ambiental, así como en el diseño de materiales divulgativos.

FOTO: Javi Barón

Es fundador de Medigraphic, asociación profesional dedicada a la educación ambiental a través de la fotografía, el diseño gráfico y la ilustración editorial. En la producción editorial ha participado en 6 libros como autor y 15 como coautor.

Ha sido premiado en 5 concursos internacionales de fotografía de anfibios y reptiles, 6 premios nacionales de fotografía científica y otro de reportaje social, además de 120 premios de fotografía de naturaleza y medio ambiente.

Trabaja para la productora de cinema de natura MN Films, con sede en Tarragona, y es gerente de la tienda Foto Ferran, en la misma ciudad. Se le otorgó el Premio Foto Nikon 2012 de la categoría de naturaleza y durante el 2013 ganó el premio nacional Eisa Maestro en la especialidad de macrofotografía y el premio Lux oro en la categoría de reportaje documental.

Temas

Comentarios

Lea También