Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El temporal de viento vuelca a dos camiones y arranca varios árboles

Los conductores de ambos vehículos salen ilesos en L´Ametlla y L´Aldea. Bombers cortó ramas en Prades y Riudecanyes

J.Cabré/À.Juanpere

Whatsapp
Diversos árboles cayeron cerca de Prades y Bombers tuvo que cortarlos para reabrir la vía. Foto: bombers

Diversos árboles cayeron cerca de Prades y Bombers tuvo que cortarlos para reabrir la vía. Foto: bombers

Dos conductores de dos camiones han sufrido este sábado en sus propias carnes las rachas fuertes de viento y la lluvia en las Terres de l’Ebre. El primero de los conductores se ha salido de la autopista en el kilómetro 300, dentro del término municipal de L’Ametlla de Mar alrededor de la 1.30 horas de ayer sábado. Mossos, Bombers y SEM han acudido a la alarma. Por suerte, el conductor ha sufrido heridas leves y no ha sido necesario evacuarlo.

El segundo accidente de tráfico ocurrió poco antes de las siete de la mañana en el kilómetro 1.083 de la N-340, en L’Aldea. Otra salida de vía de un camión. El vehículo quedó volcado y el conductor salió ileso.

Aparte de los dos accidentes de tráfico, la madrugada y la mañana se saldaron con un total de 33 salidas de los Bombers a causa del viento. La mayoría (28) en las comarcas de Tarragona y las otras cinco salidas en Terres de l’Ebre.

Las localidades de Prades y Riudecanyes, en el Baix Camp fueron las que más llamadas al 112 registraron. El motivo era la caída de árboles y la necesidad de cortarlo para recuperar el tráfico de una carretera o que molestaba en la vía pública. En todas las salidas no hubo que lamentar daños personales, informaron fuentes de Bombers.

Cunit, Reus, La Canonja, Vilanova d’Escornalbou, Santa Coloma o Vimbodí fueron otras de las poblaciones donde los Bombers actuaron por desprendimientos o daños materiales ocasionados por el viento.

En Salou un álamo se cayó en el parque de Manel Albinyana. Se trata de la misma zona donde hoy hace un mes otro ejemplar lo tumbó el viento y atrapó a un matrimonio de Terrassa, que a día de hoy siguen recuperándose de las heridas. En esta ocasión, el ejemplar cayó y no afectó a ninguna persona. Se trata de una clase de árbol que requiere más sustrato para arraigar del que hay en esta zona de la ciudad y ello lo hace vulnerable a las rachas de viento, según han explicado expertos en Medio Ambiente al Diari.

En la ciudad de Tarragona

Los Bombers de la Generalitat recibieron tres avisos relacionados con el viento en la ciudad de Tarragona. Sobre las nueve menos cuarto de la mañana dos dotaciones acudieron a la calle Sant Llorenç por un desprendimiento de piedras de un balcón. Poco después de las once de la mañana, había un cartel colgando en el cruce de la avenida Ramón y Cajal con la calle Colón, aunque de este servicio se hicieron cargo unos operarios que estaban en el lugar. Finalmente a las dos de la tarde también se desplazaron a la calle Margalló, en La Móra, a revisar la parte superior de la chimenea de un chalet. Sin embargo, inicialmente no lo pudieron hacer con la autoescalera porque no llegaba hasta la parte más alta.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También