Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El temporal tumbó cientos de árboles en Tarragona

Al menos tres personas resultaron heridas, varias carreteras y líneas férreas cortadas y diversas instalaciones dañadas

Diari de Tarragona

Whatsapp
La pérgola del Parc de les Granotes, que era de los años 60, quedó derribada por el viento.  FOTO: dt

La pérgola del Parc de les Granotes, que era de los años 60, quedó derribada por el viento. FOTO: dt

Centenares de árboles arrancados, dos trenes parados en medio de la vía por falta de suministro eléctrico y varias carreteras cortadas por agua en la calzada o árboles atravesados. Son algunas de las consecuencias de la fuerte lluvia y viento que comenzó por las Terres de l’Ebre y posteriormente llegó al Camp de Tarragona, afectando principalmente localidades como Tarragona y Valls. Al menos tres personas habrían resultado heridas en Tarragona, Salou y La Canonja. Los bomberos efectuaron hasta las diez de la noche 117 intervenciones en el Camp de Tarragona y 17 en las Terres de l’Ebre.

1. Palmera cortada por el viento en las Escales Reials del Port.

Tarragona fue una de las localidades más afectadas, principalmente por la caída de árbolesa consecuencia de las fuertes ráfagas de viento. Uno de grandes dimensiones se precipitó en plena Rambla Nova, a la altura de la calle Fortuny, cortando la coca central de esta importante vía. La escena se repitió en diferentes puntos del núcleo urbano, como delante de la Diputació. En la fachada marítima,  en las Escales Reials, una palmera quedó cortada. En la rotonda del Port Esportiu otro árbol quedó arrancado de cuajo. En el Passeig Marítim, una palmera cortaba uno de los dos carriles de circulación. 
Además de la gran cantidad de agua acumulada en la playa de la Arrabassada, trozos de árboles dificultaban la circulación por toda esta zona e incluso en la antigua N-340, donde sobre las siete y cuarto de la tarde los Mossos d’Esquadra retiraban una rama de la calzada.

2. Cayó el gran cinamomo de delante de la Diputació. Medía 3,3 metros de perímetro.

En la urbanización Boscos de Tarragona cayeron más de una veintena de árboles, la mayoría pinos de grandes dimensiones. Uno cortaba el acceso a una finca particular, otro la avenida Boscos de Tarragona, en la Ciutat Residencial.
Pero el listado de calles donde cayeron árboles fue muy larga: Sant Francesc, Gran Canària, De la Cota (Cala Romana), President Tarradellas, President Companys, Via Augusta, Enric Morera, Camp de Mart, Vidal i Barraquer, etc. La autopista AP-7 tampoco se salvó y fueron diversos los que se precipitaron sobre la vía en diversos tramos del término municipal de Tarragona.

Dos heridos
Una persona resultó herida –se rompió la pierna– después de que un banco saliera volando en la zona comunitaria de un bloque de la calle Gasòmetre. En la calle Santiyán una antena quedó medio colgando y muy cerca, en la calle Lleó, cayó una pérgola. En la calle Deltebre cayó un tejado a la calzada. Parte del tejado de la estación de tren se vio afectada y los bomberos quitaron una pieza que peligraba con caer, según informó el Ayuntamiento.

3. Un pino cortó la avenida Boscos de Tarragona, dentro de la Ciutat Residencial.

En una empresa química de La Canonja al parecer una caseta cayó encima de un trabajador, quedando atrapado.
Por otra parte, la pérgola del Parc de les Granotes –que data de los años 60– cedió y quedó completamente destrozada. El Ayuntamiento informó a primeras horas de la noche que hoy no abrirá sus puertas el Circ ni el Pretori. A consecuencia de las fuertes lluvias una verja del Circ cayó y también se rompieron los cristales de la Sala del Sarcòfag del Pretori. Se prevé que hoy se puedan arreglar los desperfectos. La zona del Port Esportiu también resultó muy dañada, con rotura de cristales.

Diversas fachadas de la ciudad resultaron afectadas así como también barandillas de los balcones. En la Rambla Nova una cornisa está a punto de caer y se balizó la zona.

Carreteras cortadas

El Servei Català de Trànsit apuntaba que se habían tenido que cortar tres carreteras locales por la lluvia en el Camp de Tarragona: la T-203 –de La Riera de Gaià a la TP-2031–, la TP-2039 –de la N-340A a El Catllar– y la TV-2041 –de Creixell a Bonastre–. Las dos primeras seguían cortadas a las diez de la noche.

Temas

Comentarios

Lea También