Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El tiempo respeta la celebración de la Fira de Primavera

Hubo afluencia de público pero la nota negativa la pusieron los robos en las paradas

Norián Muñoz

Whatsapp
Una cuarentena de paradas pudo abrir pese a las previsiones de mal tiempo.  FOTO: Lluís Milián

Una cuarentena de paradas pudo abrir pese a las previsiones de mal tiempo. FOTO: Lluís Milián

Este sábado culminaba la Fira de Primavera de Tarragona, que ocupaba desde el jueves las calles cercanas a la Plaça Verdaguer.

Contra todos los pronósticos meteorológicos, la feria de productos artesanales organizada por Botiguers de Tarragona con la colaboración del Consorci de Comerç Artesania i Moda de Catalunya y el Ayuntamiento de Tarragona pudo abrir ayer en el tiempo previsto con una buena afluencia de público.

Uno de los objetivos, que era aumentar la circulación de personas por esta parte de la ciudad, se cumplió, explican los organizadores. Los más beneficiados fueron los establecimientos de restauración de la zona.

En total se instalaron una cuarentena de paradas de productos artesanos muy variados, como complementos del hogar, prendas de ropa hechas a mano, diferentes objetos de decoración, minerales, productos de cosmética y elementos relacionados con el tarot. 

Robo de productos y carteras

No obstante, en el balance de la feria de este año lo que no podrá obviarse es la nota negativa que suponen los hurtos que tuvieron lugar desde el principio del evento que arrancó el jueves.

En total calculan que al menos 10 de las casi cuarenta paradas sufrieron sustracciones.

En algunos casos se trató de robo de productos que estaban expuestos, aunque los ladrones actuaron con gran habilidad porque ninguno de los paradistas consiguió darse cuenta de quién o quiénes eran.

En otros dos casos el robo fue directamente de las carteras de los comerciantes. A uno le sustrajeron 400 euros y a otro, 600. Se interpusieron las correspondientes denuncias.

Los organizadores agradecen, no obstante, la actuación de la Guàrdia Urbana y de Mossos d’Esquadra durante la feria. Todos los hechos se produjeron de día, mientras las paradas estaban abiertas, porque por las noches hay contratado un servicio de seguridad privada.

Temas

Comentarios

Lea También