Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'El tiroteo fue al lado de los niños. Mi hija de 8 años lo vio todo'

Estupor e inquietud en los alrededores de la Plaça del Primer de Maig de Torreforta después de los disparos del jueves por la noche
Whatsapp
Imagen de la Plaça del Primer de Maig, ayer por la mañana, horas después del tiroteo.  Foto: Lluís Milián

Imagen de la Plaça del Primer de Maig, ayer por la mañana, horas después del tiroteo. Foto: Lluís Milián

Estupor y cierta inquietud ayer por la mañana en los alrededores de la Plaça del Primer de Maig de Torreforta, después de que la noche anterior, el jueves a eso de las 20.30 horas, un tiroteo sorprendiese repentinamente a los vecinos. Los más asustados, explicaban testigos, fueron los más pequeños:una decena de niños que suelen reunirse, acompañados por sus padres y madres, todas las tardes para jugar en ese parque, y que presenciaron en primerísimo plano los hechos.

«Eran sobre las 20.30 cuando el individuo entró corriendo en el parque y desde allí disparó hacia un coche. Fue justo al lado de los niños. Mi hija de ocho años lo vio todo», recordaba ayer una de las madres, que añadía:«Imagínate la situación... Los niños llorando, gritando, asustadísimos... Fueron los que peor lo pasaron».

Se trata de una de las integrantes de ese grupo de madres y padres que cada tarde acompañan a sus hijos al parque y aprovechan para charlar mientras los pequeños juegan. Los testigos explicaban ayer que desde un coche –al parecer, un Opel– se inició un forcejeo con otro hombre que se encontraba en el exterior del vehículo. «Les vieron pelearse, y al final el hombre pudo escapar. Se metió corriendo en el parque y desde allí disparó», explican.

Los testigos presenciales, no obstante, no se atreven a identificar razas ni orígenes de los hombres: «Tanto que se ha dicho de nacionalidades, y yo no lo tengo tan claro. Estaba oscuro a esa hora ya, y el chico que salió corriendo, de unos 30 años, era de piel blanca. Yo no sabría asegurar si magrebí o español, la verdad», reconocía la madre de una de las niñas que a esa hora jugaba en el parque, que añadía:«Suponemos que el arma era de fogueo porque no se han encontrado casquillos ni nada, pero eso da lo mismo. El susto a los niños y a nosotros ya no nos lo quita nadie. Ha costado mucho calmarles».

Es más, ayer el ambiente en el parque era distinto:«A esta hora siempre hay gente y hoy en cambio no hay nadie. La gente está inquieta y costará volver a la normalidad», concluyen los vecinos, que afirman no recordar ningún suceso similar en la zona en el pasado.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También