Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El tráfico ferroviario de mercancías está estancado bajo mínimos

El tren no alcanza ni el 5% de la cuota de transporte terrestre cuando en el año 1951 su participación era de más del 50%

Núria Riu

Whatsapp
Un tren cargado de carbón saliendo del Muelle de Aragón con destino a la central térmica de Teruel. Foto: DT

Un tren cargado de carbón saliendo del Muelle de Aragón con destino a la central térmica de Teruel. Foto: DT

La estación de clasificación fue construida para el suministro de mercancías, contenedores y materias peligrosas tanto del Port de Tarragona como del complejo petroquímico de Tarragona. Es una de las estaciones con más tráfico a nivel estatal a pesar de que muestra síntomas de estancamiento.

Representa la tercera terminal de Adif que más trenes movió en el conjunto de España en 2013, según datos del Observatorio de Ferrocarril. Tan solo Can Tunís, en Barcelona, y Zaragoza están por delante. No obstante, los 5.716 convoyes que movió esta terminal logística representan un incremento irrisorio respecto a 2009, cuando la cifra era de 5.666.

Este informe también recoge la intermodalidad entre estas terminales y los principales puertos del Estado. Tarragona ocupa la quinta posición, con una cuota del 10,54%. Si retrocedemos hasta 2009 las toneladas movidas han incrementado exponencialmente, pasando de 0,92 millones a 1,4.

Barcelona sobresale

Otra consideración a tener en cuenta. El Port de Barcelona se convertía en diciembre de 2010 en el primer enclave español con ancho internacional. El año siguiente, ya se situó en el primer puesto del ranking en cuanto al tráfico ferroviario. Logró pasar de 1,32 millones de toneladas en 2010 a 1,93 en 2011, y esta cifra ha incrementado progresivamente cada ejercicio, hasta los 2,49 millones que alcanzó en 2014.

Pese a ello, el ferrocarril juega un peso muy minoritario en el tráfico de mercancías. Su utilización ha sufrido un dramático declive desde mediados del siglo XX, teniendo actualmente una cuota modal inferior al 5%. Muy lejos queda el año 1951 cuando su participación en el transporte terrestre era de un 53%.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) presentó esta semana un informe sobre el futuro del ferrocarril de mercancías en España. El documento atribuye la situación actual a la fuerte competencia intermodal realizada por el transporte por carretera. Incluye un segundo factor, que es la asimetría de los operadores, ya que la empresa incumbente, Renfe Operadora, sigue reteniendo una cota de mercado absoluta cercana al 90% en casi todos los productos y corredores.

Trenes más largos

El estudio realiza un conjunto de recomendaciones para iniciar una nueva dinámica. En primer lugar, incide en la oportunidad de realizar inversiones que podrían reducir los costes. Y esto pasa, por ejemplo, para poder incrementar la longitud de los trenes en funcionamiento hasta 750 metros.

En segundo lugar, describe la necesidad de introducir cambios en la estructura de mercado como la privatización de Renfe Mercancías además de la venta de las terminales de carga gestionadas por Adif.

Cambios en la regulación, como la transferencia de funciones en manos de Fomento a la CNMC, la regulación del alquiler de trenes o cambios en las tarifas de Adif, que promuevan inversiones en infraestructuras, son otros de los aspectos en los que se incide.

Notícia relacionada: 

Descarrilan 13 trenes de mercancías por falta de mantenimiento en la vía

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También