Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El turismo alerta de que ‘cualquier inestabilidad’ tendrá ‘consecuencias’

El sector prevé una ocupación de aproximadamente un 70% durante este puente del Pilar, ligeramente inferior a la del año pasado
Whatsapp
Imagen de turistas paseando por la calle Merceria de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Imagen de turistas paseando por la calle Merceria de Tarragona. Foto: Lluís Milián

El puente del Pilar servirá de termómetro para medir a primera instancia si la situación política en Catalunya tiene una afectación real sobre la actividad turística. El sector habla de una ligera disminución en las reservas anticipadas respecto al año pasado y, más allá del futuro más inmediato, alerta de que «cualquier inestabilidad, ya sea política, económica o social, no es favorable para cualquier destino turístico». 

El presidente de la Federació d’Empresaris d’Hosteleria i Turisme de la provincia de Tarragona (FEHT), Eduard Farriol, asegura que «esta situación, a corto plazo, seguro que tendrá consecuencias, mientras que a largo plazo, es incierto».
Pese a ello, matiza que «seguramente las consecuencias que podremos sufrir a partir de ahora, hasta finales de temporada, no afectarán al global del año, pero estamos bastante preocupados de cara a la siguiente».

A la espera de las reservas que puedan producirse a última hora, la patronal del turismo calcula que el nivel de ocupación para este puente será aproximadamente del 70%. Actualmente, algunos establecimientos turísticos de la demarcación ya han cerrado puertas tras finalizar la temporada veraniega. De los hoteles de Salou, Cambrils, Vila-seca y La Pineda estarán disponibles el 75% de las plazas. Tras el puente cerrarán algunos de los establecmientos que restan abiertos así como también de los campings. 

Tras el referéndum hubo unos días en los que se anularon y frenaron reservas

Algunas empresas del sector han constatado que algunos clientes que habían reservado con mucha antelación, la semana pasada, tras el referéndum del 1-O y los episodios violentos, fueron anuladas. Un fenómeno que no califican de preocupante, aunque sí que están a la espera de lo que sucederá.  

Interés por la situación
La temporada alta está acabando para los destinos de costa, sin embargo, para ciudades como Tarragona octubre es equiparable al mes de mayo. Xavier Mejuto, de la empresa de servicios turísticos y culturales Itinere, argumenta que «turísticamente hablando es un mes excelente y así lo estamos comprobando». El responsable de esta compañía ubicada en el Portal del Roser explica que «quizás en los días después del referéndum sí que se frenaron las reservas, pero ahora ya podemos decir que de nuevo está todo igual». Pese a ello, los guías de Itinere tienen ahora un doble trabajo: explicar la historia y la actualidad. «Sienten curiosidad por la situación», añade Mejuto.

La ocupación en apartamentos turísticos de Tarragona se prevé de un 60% para este puente, según cálculos de la empresa TarragonaSuites. Supone una disminución considerable respecto al año pasado, cuando prácticamente se llegó a la plena ocupación. Lo atribuyen a la «incertidumbre política». 

Temas

Comentarios

Lea También