Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El valor de dedicarse a los demás

El Ayuntamiento reconoce con el Diploma al Mèrit Cívic a cuatro entidades locales que se destacan por su labor social: Casal L´Amic, Associació La Muralla, Joventut i Vida y el Col·legi Sant Rafael

Redacció

Whatsapp
Imagen de grupo de los representantes de las entidades homenajeadas, junto con los representantes municipales, ayer. Foto: pere ferré

Imagen de grupo de los representantes de las entidades homenajeadas, junto con los representantes municipales, ayer. Foto: pere ferré

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, presidió ayer en el Saló de Plens el acto de entrega de los Diplomes al Mèrit Cívic a cuatro entidades e iniciativas que destacan por su tarea en el ámbito social:Casal L’Amic, Associació La Muralla, Joventut i Vida y Col·legi Sant Rafael.

El Casal L’Amic es una organización no lucrativa que tiene como objetivo principal la acción social y educativa con la infancia, la adolescencia y la juventud, destinada a la prevención de situaciones de riesgo social en estos grupos de población. Situada en Campclar desde el año 1983, trabaja fundamentalmente en los barrios de Ponent de Tarragona. La Fundació desarrolla toda una serie de acciones y proyectos para generar oportunidades para los niños, adolescentes, jóvenes y sus familias que se encuentran en una situación de vulnerabilidad o riesgo social. El presidente de la entidad, Jordi Navarro, recogió ayer el diploma de manos del alcalde.

Un proyecto nacido en 1998

Por su parte, la Associació Club Social La Muralla nace a principios del año 1998 como resultado de la decisión de un conjunto de personas enfermas mentales, familiares y profesionales. La entidad está liderada por las personas enfermas, con el apoyo de sus familias, profesionales y otras personas interesadas. La filosofía de la asociación se basa en el respeto, la solidaridad, la igualdad y la participación democrática. Los principales objetivos son potenciar la información y la comprensión en torno la enfermedad mental, la integración en todos los ámbitos y el apoyo psicosocial a enfermos y familias. En nombre de la asociación acudieron a recoger el diploma su presidente, Josep Maria Munné, y el vocal Àngel Urbina.

En cuanto a Joventut i Vida, se trata de una asociación socioeducativa sin ánimo de lucro y de iniciativa social, de ámbito provincial que desarrolla programas de atención, orientación y apoyo a jóvenes y sus familias. Entre sus fines figura la promoción social, educativa, personal y laboral de menores y jóvenes en situación de exclusión social, la prevención de situaciones de riesgo y la formación de personas en voluntariado social.

En el acto de ayer, la asociación estuvo representada por su presidente, Juan José Jiménez;la directora las escuelas, Encarna Quílez; y el técnico de las escuelas Juan José Jiménez.

Finalmente, el Col·legi Sant Rafael es un centro educativo de la Diputació de Tarragona que da respuesta a las necesidades educativas especiales de niños y jóvenes de las comarcas tarraconenses. Atiene a alumnos de entre 3 y 20 años y tiene como objetivo conseguir su desarrollo armónico, capacitarlos para su integración en la sociedad y formarles en el respeto y la tolerancia. En nombre del colegio, acudieron a recoger el diploma el diputado provincial delegado del Servei d’Assistència al Ciutadà, Joan Olivella;la directora del centro, Mar Sendra, y la secretaria académica, Maite Buyó.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También