Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El voto por correo se triplica en Tarragona

Tarragona es la provincia donde más sube el sufragio desde el extranjero: de los 966 votos de 2015 a los 3.348 de ahora. Es más del triple, otro índice de la altísima participación que se espera el 21-D
Whatsapp
El incremento del voto por correo es síntoma de una participación masiva el 21-D. Foto: ACN

El incremento del voto por correo es síntoma de una participación masiva el 21-D. Foto: ACN

Las solicitudes para votar por correo se han triplicado en Tarragona. Es otro indicador más del interés que suscita el 21-D y de la alta participación que pronostican todas las encuestas, incluido el reciente barómetro preelectoral del CIS. En las próximas elecciones al Parlament de Catalunya podrán votar 3.348 tarraconenses. La cifra multiplica por 3,5 la que se registró en los comicios del 27-S de 2015, donde a pesar de la alta asistencia a las urnas, las solicitudes para votar por correo se quedaron en 966 personas. 

Esta vez Tarragona es la provincia donde más crece este índice. En Barcelona el dato se multiplica por 2,6 y registra una demanda de voto de 29.016 personas residentes en el extranjero, cuando en 2015 votaron 11.081 catalanes. En Girona (1.421 en 2015 y 3.361 en 2017) y Lleida (1.313 en 2015 y 2.710 en 2017) los números muestran también notorios aumentos de la movilización. 

Hacia una participación récord
Así, si hace dos años las elecciones ya se consideraron trascendentales, históricas e incluso plebiscitarias, en esta ocasión los datos previos de participación muestran que se pueden batir todos los récords de movilización. En Catalunya, votarán por correspondencia 38.435 personas, según los datos publicados por el INE tras cerrarse el proceso. 

A través del Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA) los catalanes que viven en el extranjero han podido ejercer su derecho al voto, tras una inscripción que se debe realizar en los respectivos consulados. Este censo ha crecido un 10% respecto a la cita del 27-S de 2015. 

Una vez inscritos hay que solicitar participar en las elecciones correspondientes. Está por ver de qué lado cae el apoyo emitido por ese incremento de personas que participarán en los comicios. Aunque no hay consenso, algunos politólogos creen que la elevada movilización respondería a personas que normalmente no votan y que ahora quieren plantar cara al soberanismo, por lo que saldría beneficiado el bloque unionista. 

A pesar de que en Tarragona ha crecido el voto por correspondencia, todavía sigue siendo una parte pequeña respecto al total de electores que hay en extranjero y que podrían emitir su sufragio desde la distancia. 

Las trabas para inscribirse
En la provincia, un total de 16.949 personas residentes en el extranjero podrían haber votado. Es un 15,8% más respecto a 2015, cuando el número era de 14.627. Así, el 21 de diciembre votarán un 19,7% de las personas que podían hacerlo, mientras que hace dos años apenas superó el 6%. 

Las trabas y los obstáculos para votar desde más allá de las fronteras han sido denunciados reiteradamente en diferentes procesos electorales. Este tampoco ha sido una excepción, y algunos tarraconenses han resultado afectados. Un ejemplo de esas incidencias  –difundidas además por internet– ha sido el protagonizado por Aida Mateo, vecina de Cornudella de Montsant que se encuentra en una estancia académica en el estado de Queensland, en Australia, y que quería inscribirse para ejercer después su derecho a voto. 

Aida denunció a través de las redes sociales que intentó inscribirse a través del consulado, pero la cónsul no respondió a su correo y tenía el teléfono desactivado, mientras que en otro número les llegaron a asegurar que «actualmente no hay ningún proceso electoral abierto en España». Según denunció Aida, el siguiente paso fue ir a Brisbane, donde estaba la sede física del consulado, aunque allí se topó con un edificio vacío y a la venta. La otra opción era ir a la embajada de Sydney, situada a gran distancia, sólo al alcance de un viaje en avión o de 12 horas en coche. 

El ejemplo de Aida no es único. Otros tarraconenses han denunciado la imposibilidad de emitir su voto desde la distancia. Pese a eso, algunos lo consiguen. 

Votos desde Trinidad y Tobago
El país desde el que más catalanes emiten su sufragio es, con diferencia, Francia (6.548), por delante de Alemania (4.653) y de Andorra (3.910).
A continuación, aparece el Reino Unido, donde reside una cantidad importante de catalanes. Han solicitado con éxito su voto un total de 3.897. Suiza, otro país que suele recibir inmigración de Catalunya, aparece a continuación (3.556), antes del primer país de fuera de Europa. Es Estados Unidos (3.210), por delante de Italia (1.325) y de Argentina (1.304). 

Una curiosidad: desde Bélgica, la nación que acoge al presidente cesado Carles Puigdemont y a algunos consellers, votarán 1.084 ciudadanos. También a corte de anécdota, el futuro de Catalunya el 21-D se puede decidir con votos procedentes de catalanes que viven en países tan remotos y exóticos como Trinidad y Tobago, Granada, Mongolia, Vietnam, Kazajstán, Azerbaiyán o Zimbabwe.

Temas

Comentarios

Lea También