Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Emisión de "vapores nitrosos" en el arranque de la planta de Nitricomax en Tarragona

La actividad se paró el pasado día 17 por una avería, lo que ya ocasionó un episodio parecido de emisión de gases

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen captada por un vecino de Campclar de la nube del pasado martes por la noche.  Foto: dt

Imagen captada por un vecino de Campclar de la nube del pasado martes por la noche. Foto: dt

La puesta en marcha el pasado martes de la producción en la empresa Nitricomax, situada en el completo petroquímico sur, provocó la salida a la atmósfera de «vapores nitrosos», según confirmó al Diari el director de la planta César Valero. «Dicha emisión es normal que cada vez que arrancamos salgan gases por la chimenea, entra dentro del proceso habitual, dentro de la normalidad», asegura. La situación se normaliza cuando «el proceso entra a régimen y se estabiliza».

La planta, que se dedica a la fabricación de ácido nítrico, permanecía parada desde el pasado día 17. El martes por la noche comunicó al Centre de Coordinació Operativa de Catalunya (Cecat) que en unos minutos procedería a arrancar la producción lo que podría comportar «emisiones de humo por la chimenea».

Lo que vieron los vecinos fue una nube anaranjada, típica del ácido nítrico. En esta ocasión, sin embargo, el teléfono de emergencias 112 sólo recibió una llamada. Fue a las 23.34 horas y la vecina apuntaba que veía una nube de color naranja. Fuentes de Protecció Civil señalaron al Diari que no hubo peligro para la población.

La planta se paró el pasado día 17, poco antes de las tres de la tarde, debido a un «incidente menor». En su día indicó que «tenía más emisiones de lo normal» y que podrían ser visibles desde el exterior, como así fue. El teléfono 112 recibió un total de once llamadas. Mientras, la empresa aseguraba que paraba la producción y procedía a revisar los equipos, sin que en el incidente fuera necesaria la intervención de medios externos –como por ejemplo bomberos–.

El comunicado remitido por la dirección al Cecat apuntaba que en los siguiente minutos se emitiría por la chimenea «una nube blanca, absolutamente inocua».

Técnicos del Departament de Medi Ambient de la Generalitat de Catalunya se desplazaron a la zona para realizar mediciones de los valores de contaminación, desconociéndose los resultados obtenidos. Al día siguiente, Protecció Civil se volvió a poner en contacto con la empresa, que aseguró que estaban realizando las revisiones rutinarias.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También