Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empieza el rodaje de ‘Cuerdas’, dirigida por un tarraconense

Una ópera prima de supervivencia. El director tarraconense José Luis Montesinos rueda en Valencia su primera película

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
José Luis Montesinos, hablando con la actriz Paula Del Río durante el rodaje de ‘Cuerdas’. Foto: cedida

José Luis Montesinos, hablando con la actriz Paula Del Río durante el rodaje de ‘Cuerdas’. Foto: cedida

«Dicen que hay dos tragedias en la vida: no conseguir lo que se desea y conseguirlo. La protagonista de nuestra película, Elena, lo consigue. Y esa será su condena», comenta José Luis Montesinos. El director de cine tarraconense está rodando en una casa a las afueras de Valencia su primer largometraje, Cuerdas, «un thriller de supervivencia con tintes de terror» que explica la historia de una joven tetrapléjica atrapada en una masía en el campo con un perro enfermo de rabia. 

«Siempre me han atraído las historias de supervivientes, personajes con dones comunes que tienen que emplear todo su talento para salir adelante en circunstancias extremas. Nuestra intención es hacer una película que atrape al espectador de principio a fin, que no le dé tregua y le haga pensar: ‘Si ella puede superar esto, yo también puedo con lo mío’», afirma el cineasta tarraconense, ganador de un Goya en 2016 por su cortometraje El corredor. 

Cuerdas está protagonizada por Paula del Río (El desconocido, La sombra de la ley) y Miguel Ángel Jenner (El corredor y las series El príncipe e Isabel). El guion está coescrito por Montesinos e Iakes Blesa. «Queríamos una historia veraz, tanto a nivel de guion como de rodaje, que transpirara realidad y generara la angustia que necesitábamos», explica. 

Uno de sus referentes narrativos  es Gravity, de Alfonso Cuarón. «Aunque en un género completamente diferente, también nuestra protagonista arrastra un fuerte trauma familiar en forma de pérdida que la incapacita para disfrutar de la vida y salir adelante. Y, como el personaje interpretado por Sandra Bullock, Elena sólo podrá hacerlo cuando sea capaz de hacer frente a sus demonios y asumirlos», dice Montesinos. 

El primer borrador lo escribieron hace tres años y medio. A partir de entonces, el proyecto cogió carrerilla, aunque, para un director novel como él, el camino para grabar su ópera prima está siempre repleto de obstáculos. «Es una carrera de fondo. La primera película siempre cuesta mucho. Supongo que todo el mundo quiere ver de lo que eres capaz, pero sin arriesgar demasiado. Ha sido un proceso de ilusión, decepción, angustia y mucho trabajo duro, pero al final lo hemos conseguido. Intento disfrutar el rodaje al máximo, pues hacer una película hoy en día es un acto titánico», asegura. 

Tener un Goya en su palmarés ha sido «una ventaja» para Montesinos. «Nos ha ayudado de cara a las presentaciones iniciales, a llegar a más y mejores puertas. Eso es algo que siempre irá conmigo y con el equipo que lo hizo posible», señala. En Cuerdas cuenta con la participación de técnicos valencianos y catalanes que «han trabajado con los más grandes, desde Berlanga hasta Álex de la Iglesia. No puedo quejarme, estoy rodeado de lo mejor en cada campo». 

Dinero de Valencia y Catalunya
El filme está financiado por el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales, el Institut Valencià de Cultura, TV3, plataformas, agentes de venta y una porción de inversión privada. «Un puzzle financiero que ha significado un gran trabajo por parte de mis dos productores, Arturo Méndiz y Carles Pastor, y que me temo aún no ha acabado». Está coproducido por Bastian Films, Gaia Audiovisuals, Súbete al tren AIE y Numintec. 

El estreno de Cuerdas en la gran pantalla está previsto para el último trimestre de este año. «Es una película con un gran proceso de efectos digitales y necesitamos el tiempo adecuado para que luzcan como deben», dice. La luz es otro de sus elementos clave. «Nuestra intención es buscar un punto lumínico casi expresionista que refleje los diferentes estados de ánimo de la protagonista, así como darle la vida justa para despertar el personaje que es la casa. Un ambiente lumínico que se balanceará entre un estilo de película de terror, expresionismo al puro estilo Murnau y una atmósfera de cuento fantástico como las de Tim Burton», explica.  

Montesinos, que hasta ahora solo había dirigido cortometrajes, da así el salto natural al largo, con un proceso «absolutamente diferente» al que estaba acostumbrado. «Antes del rodaje estuvimos trabajando durante tres meses en Valencia, a pie de localización, planificándolo todo. Una película te implica durante mucho más tiempo. Esto es como una empresa que se crea y que tiene un montón de trabajadores durante un año y pico. La presión también es mayor, hay muchas más caras inversoras y dependes de la taquilla en un futuro», cuenta. 

El reto del cineasta es «hacer disfrutar al público, emocionarle»... y «tardar menos en hacer la segunda».

Temas

Comentarios

Lea También