Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empiezan las hostilidades en la política municipal de TGN

Ballesteros criticó el martes las dudas de Albert Abelló sobre los Juegos del 2017
Whatsapp
Ya ha empezado la polémica entre Josep Fèlix Ballesteros (PSC) y Albert Abelló (CDC). Foto: DT

Ya ha empezado la polémica entre Josep Fèlix Ballesteros (PSC) y Albert Abelló (CDC). Foto: DT

Quedan menos de tres meses para los comicios municipales del próximo 24 de mayo y, como era de esperar, ya han empezado las hostilidades entre Josep Fèlix Ballesteros (PSC) y Albert Abelló (CDC). El nuevo candidato de la formación nacionalista ha entrado con mucha fuerza en el panorama político local y, de momento, ya ha lanzado sus dos primeras propuestas electorales, como son poner en cuestión la viabilidad económica de los Juegos del Mediterráneo del 2017 –de los que ha dicho que «no los incluiré en el programa electoral si no me demuestran que económicamente son viables»– y criticar el elevado precio de los aparcamientos soterrados, prometiendo que si es alcalde dejar el coche en uno de los equipamientos públicos de la ciudad costará «un máximo de tres euros».

Por si fuera poco, el nuevo líder convergente «la lió» durante el último Carnaval y se disfrazó de «incumplidor patológico» en el Mercat Central, llevando una careta del candidato socialista, en un acto que recordó –y mucho– al cartel electoral de 2007 del entonces candidato de CiU Joan Aregio, en el cual también aparecía Ballesteros y donde el aspirante convergente le decía al socialista que «también quiero ser tu alcalde». Tiempo después se demostró que ese atrevimiento fue un error.

 

‘Recadito’ de Ballesteros

Seguramente por todo ello, el alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) mandó un recadito al candidato nacionalista al final de la conferencia sobre el estado de la ciudad que pronunció el pasado martes.

Ya en los últimos minutos de su charla, el presidente de la corporación local aseguró que «la ciudadanía nos exige a los políticos que seamos serios. Estoy convencido de que la ciudad está por encima de los partidos y de las personas», por lo que advirtió que «quien aspire a ser concejal debe priorizar los intereses de la ciudad ante los propios».

Asimismo, y en referencia al polémico proceso interno de CDCpara escoger al alcaldable, Ballesteros indicó que «las decisiones deben tomarse desde Tarragona, ya que la historia nos ha demostrado que nunca nos han regalado nada».

El máximo representante municipal añadió, en referencia a las amenazas de Abelló sobre los Juegos del Mediterráneo, que «algunas de las propuestas que han aparecido durante los últimos días por parte de algunos pseudolíderes son preocupantes. Es necesario tener coherencia, ya que hay proyectos colectivos que no pueden ser incluidos de forma irresponsable en los debates» porque considera que los comicios «deben servir para reforzar estos proyectos y no para debilitarlos».

A juicio de Ballesteros, «no podemos caer en batallas fraticidas» y, por ello, apuesta por «llevar a cabo una campaña electoral austera, responsable, respetuosa y transparente». Seguramente en este sentido, el actual alcalde mostró su declaración de bienes, en una iniciativa que se espera que tenga respuesta por parte de los otros contricantes electorales.

 

‘¡Era un acto como alcalde!’

Las palabras del líder socialista no dejaron indiferente a Albert Abelló. Lejos de rechazar la confrontación, el líder nacionalista lamentó ayer al Diari que «Ballesteros convirtió un acto como alcalde en su primer miting de campaña. ¡Pagando el Ayuntamiento yo también querría toda la austeridad del mundo en campaña!».

El líder de Convergència Democràtica considera que las palabras del alcalde «no fueron adecuadas en un acto institucional», ya que «me interpeló de una forma demasiado directa. Creo que fue muy agresivo hacia mi persona, cuando era una conferencia centrada únicamente en la gestión municipal».

Abelló entiende que «Ballesteros se ponga nervioso cuando cada mañana ve mis propuestas electorales. Y las que le quedan por leer...». En este sentido, criticó que «yo también soy optimista y positivo, pero él parece que viva en el país de las maravillas. En cambio, yo toco más con los pies en el suelo».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También