Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empleados de Adif denuncian casi otro año de demora en el Corredor

Se manifestaron en Mont-roig para denunciar la ausencia de inversiones, que se traduce en problemas en el servicio y falta de personal

Núria Riu

Whatsapp
Representantes de los trabajadores de Adif, acompañados de políticos del territorio, durante la protesta en Mont-roig. Foto: Alba Mariné

Representantes de los trabajadores de Adif, acompañados de políticos del territorio, durante la protesta en Mont-roig. Foto: Alba Mariné

Nueva protesta de los trabajadores de Adif en la demarcación de Tarragona, que ayer se trasladó a la estación de Mont-roig del Camp. Desde este punto, origen del caos ferroviario durante el último mes y medio, quisieron poner de manifiesto la falta de inversiones en la red ferroviaria de las comarcas del sur de Catalunya.

Los manifestantes denunciaron el mal estado de la infraestructura en Mont-roig como muestra de lo que pasa en la demarcación. La estación es un edificio inutilizado al que se accede a través de un camino de tierra, mientras que el tráfico vuelve a regularse de forma manual desde que el pasado 8 de junio se quemara el enclavamiento por culpa de una sobrecarga.

Los trabajadores quisieron poner de manifiesto que el abandono de esta línea no es el único ejemplo de la «falta de inversiones» en este territorio. «Los trenes ya no tendrían que pasar por aquí, sino que deberían hacerlo por la variante», argumentó el presidente del comité de empresa de Adif en Tarragona, Héctor Sebastià. Pese a ello, los trabajos no avanzan en la nueva línea. Si bien durante todo el año 2015 se trabajó intensamente, hasta el punto de que la ministra de Fomento, Ana Pastor, llegó a asegurar que podría ponerse en servicio en el primer trimestre de 2017, ayer los trabajadores lo negaron. «A día de hoy no se está trabajando. A principios de 2017 las obras no estarán, quizás a finales de año o en todo caso en el primer trimestre de 2018», argumentó Héctor Sebastià, del sindicato UGT.

Falta de información

Entre los que ayer dieron apoyo a la concentración estaba el alcalde de Mont-roig delCamp, Fran Morancho, quien lamentó los diferentes episodios que se han registrado en los últimos meses. «Estamos sufriendo las consecuencias de esta falta de inversión», dijo. Para el máximo responsable municipal de Mont-roig, «mientras la nueva línea no esté acabada que hagan lo que debe hacerse, y después ya se verá».

Además, el alcalde lamentó que en ningún momento ha recibido alguna explicación sobre lo que está pasando. «Cuando descarriló el tren nadie me llamó, después se produjo la avería, que no se solucionará hasta el mes de octubre, y nadie nos ha informado. Sabemos lo que pasa a través de las noticias», argumentó Morancho.

De hecho, la situación en la que ha quedado esta estación desde la avería es más desolada que su aspecto. Tres trenes de la R-16 siguen haciendo parada en Mont-roig cada día. Pero han dejado de hacerlo las cercanías, de forma que el servicio de costa hasta L’Hospitalet de l’Infant no cubre este tramo. «Se ha montado un transporte alternativo con autobuses, pero estos no acceden a la estación de Mont-roig», lamentó Héctor Sebastià.

Junto con el alcalde de Mont-roig y el de L’Hospitalet de l’Infant, Alfons Garcia, estaban otros representantes políticos del territorio que quisieron sumarse a la protesta. Es el caso de los diputados en Madrid Jordi Salvador (ERC) y Joan Ruiz (PSC), además del diputado en el Parlament Carles Castillo (PSC) y la senadora Laura Castel (ERC).

Una avería compleja

De momento, está previsto que a partir de la semana que viene una parte de la avería quede reparada, ya que, según informó Adif, se está trabajando para que la semana que viene esté a punto el nuevo sistema de bloqueo automático que mejorará las condiciones de seguridad de esta vía. Esto permitirá que en uno de los pasos a nivel, en el que actualmente hay una persona regulando el tráfico, pueda prescindirse de ésta y volver a hacerse de forma automática.También se espera que sea un primer paso para mejorar la puntualidad de la línea, aunque no estará reparada del todo hasta el mes de octubre, según informó la empresa responsable de la gestión de la infraestructura.

Estación de clasificación

Aunque las críticas no se dirigieron únicamente hacia el estado de esta línea. «Las condiciones de la estación de clasificación son deplorables por la falta de inversión», aseguró Sebastià.

Según el comité de empresa, esta falta de inversiones por parte de Adif es más evidente en la demarcación de Tarragona, «donde es un enclave de comunicaciones estratégico de Catalunya y el Estado, con un puerto y una estación de mercancías».

Argumentaron además que la plantilla disponible tan solo es del 50% y que la media de edad de los trabajadores supera los 55 años. «No podemos cumplir con la misión que tenemos encomendada para ofrecer un servicio digno», lamentó el representante sindical de los trabajadores.

Además, de las 265 plazas que a nivel estatal la compañía habría cubierto, tan solo cinco de estos trabajadores se destinaron en las comarcas tarraconenses.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También