Tarragona Industria

La Generalitat ultima la licencia para que Iqoxe reabra otra planta

El Govern tiene «muy avanzados» los trámites para ampliar actividad de la compañía. El sumario judicial revelaría «déficits materiales y de seguridad» según trascendió ayer

Octavi Saumell

Whatsapp
La Generalitat ultima la licencia para que Iqoxe reabra otra planta

La Generalitat ultima la licencia para que Iqoxe reabra otra planta

El Departament d’Empresa de la Generalitat de Catalunya tiene «muy avanzados» los trámites administrativos para permitir en breve la reapertura de una segunda planta en Iqoxe, compañía que hace casi un año sufrió una explosión que acabó con la vida de tres personas, además de otras ocho heridas, en el que fue el accidente más grave que ha sufrido nunca el polígono químico tarraconense.

Ahora, casi 365 días después del trágico suceso en el polígono químico sur, el Govern está a un paso de avalar a la firma para que de un paso más en su vuelta a la normalidad, con el inminente OK al reactor 3200. El primero aval se dio el pasado mes de mayo, cuando la Conselleria entonces liderada por Àngels Chacón –ahora candidata del PDeCAT a la presidencia de la Generalitat– dio el visto bueno para que Iqoxe pudiera reabrir la planta de óxido de etileno y glicoles, tras garantizar que las instalaciones de la fábrica en concreto «cumplen con toda la normativa vigente en materia de seguridad industrial», según resaltó el propio Govern mediante un comunicado de prensa. Ese paso se dio escasamente cuatro meses después de la explosión en la planta de derivados.

Objetivo: abril

Desde hace ocho meses, la firma opera con una sola fábrica, ya que las otras cuatro que podrían funcionar siguen inactivas doce meses después del suceso. Así, según datos facilitados por la compañía, a día de hoy Iqoxe cuenta con una actividad de «entre un 30% y un 40%» de su capacidad, mientras que mantiene en vigor a unos cien empleados, de los 116 con lo que cuenta. De estos, diez están de baja, y «entre 5 y 6 plazas están afectados por el ERTE», según indican al Diari fuentes de Iqoxe, que reconocen que la firma «ahora está en pérdidas».

Por ello, la compañía está en pleno proceso de obras para «actualizar» y «poner a punto» las cuatro fábricas de la planta de derivados, tras corroborar que estas «no se vieron especialmente afectadas» por la explosión del 14 de enero de 2020. En este sentido, se está en proceso para «cablear los reactores con la sala de control», que a su vez «también será bunkerizada». El objetivo sería que todas ellas pudieran estar en marcha el próximo mes de abril. Por lo que se refiere a la planta que sufrió el accidente, esta no volverá a operar.

Por todo ello, Iqoxe espera desde hace meses el visto bueno de la Generalitat para poder reiniciar la actividad en la 3200, que «ya ha sido revisada», según apuntan fuentes de la empresa, que esperaban haber recibido el OK en diciembre para «poder garantizar los contratos a los clientes».

En este sentido, fuentes del Departament ahora liderado por Ramon Tremosa (Junts per Catalunya) reconocen que «se han validado documentos de manera dinámica», y que la tramitación está «muy avanzada», si bien recalcan que «quedan puntos por concretar», especialmente en materia de seguridad. «Cuando contrastemos que todo está conforme a la normativa, daremos la conformidad», recalcan desde Empresa.

Auditoría positiva de Repsol

Por otra parte, ayer trascendió que el sumario judicial que investiga las causas y las responsabilidades de la explosión revela «déficits materiales y de seguridad». Así lo aseguraba ayer una información publicada por el Diari Ara, que citaba declaraciones de «trabajadores» de la compañía, así como dos auditorías realizadas por las empresas Repsol y Dow que constatarían «falta de personal y de seguridad».

Pese a ello, fuentes de Repsol recalcaron ayer al Diari que «se trataba de una auditoría de calidad, y no de seguridad» elaborada en noviembre de 2018, que concluyó que «los sistemas de calidad y seguridad se encuentran implementados y asumidos por parte del personal entrevistado», así como que «debe destacarse el grado de compromiso por parte de todo el personal auditado». En este sentido, desde la compañía se afirmó que «los comentarios respecto a la falta de tiempo y de medios realizados por parte del personal de Iqoxe se refieren única y exclusivamente a la aplicación de estos sistemas de gestión de calidad». Asimismo, desde Repsol se añade que el trabajo «se enmarca en el plan anual de auditorías que se realizan habitualmente a los proveedores», cuyo objetivo es que «se verifique que el sistema de gestión de calidad es conforme y adecuado a la norma UNE-EN ISO 9001:2015». Este periódico también solicitó ayer la confirmación de la elaboración del informe a Dow, si bien desde el departamento de comunicación se indicó «no tener constancia aún» de estos trabajos.

El artículo periodístico también citaba «comunicaciones de Protecció Civil sobre la denegación de los Planes de Autoprotección (PAU) de 2013, 2016, 1017, 2018 y 2019». Sobre ello, desde Iqoxe se recalcó que la empresa «no ha estado nunca sin plan de autoprotección», a la vez que destacan que las declaraciones de los empleados «son opiniones de trabajadores que dejaron la empresa en diciembre de 2019 porque no se les renovó el contrato».

Temas

Comentarios

Lea También