Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En Comú Podem se desmarca de la invitación institucional «politizada» de Pau Ricomà

TARRAGONA. PSC, Cs, PP y SCC denuncian el envío de un documento oficial con la imagen de menores con símbolos políticos para el acto de los premios educativos de temática castellera

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Imagen  de la fotografía de la invitación. FOTO: DT

Imagen de la fotografía de la invitación. FOTO: DT

División en el gobierno municipal por la invitación institucional «politizada» del alcalde Pau Ricomà (ERC). La pasada semana, el máximo representante municipal envió un documento oficial a entidades y administraciones públicas de la ciudad en la que aparecía la imagen de jóvenes castellers con la reivindicación Us volem a casa, en referencia a los políticos presos a raíz del proceso soberanista. Esta invitación se cursó por la celebración de la tercera edición de la entrega de los premios del Centre de Prospectiva i Anàlisi dels Castells (Cepac) para galardonar los trabajos de fin de grado y posgrado universitario de temática castellera, que se llevó a cabo el pasado jueves en el palacio municipal.

La imagen que se adjuntó en el envío institucional de la tarjeta ha generado un profundo malestar en PSC, Ciutadans y el PP –los dos últimos calificaron la medida como de «propaganda separatista–, y tampoco ha gustado al socio de gobierno de Esquerra Republicana en la Plaça de la Font: En Comú Podem. De hecho, fuentes de los Comuns se desmarcaron ayer de la polémica iniciativa, la cual calificaron como de «error desafortunado». «Pese a que podemos estar más o menos de acuerdo con algunas reivindicaciones del mundo independentista, el gobierno municipal debe mantener la neutralidad en relación a las actividades que están orientadas a todos los públicos», indican desde el socio de ejecutivo de ERC, desde donde recalcan que «es importante no generar rechazo».

Se trata de la segunda ocasión en la que los Comuns se desmarcan del alcalde Pau Ricomà por cuestiones soberanistas. La primera fue el pasado 30 de septiembre, cuando los ediles Carla Aguilar-Cunill y Hermán Pinedo no votaron a favor de una moción presentada en el Saló de Plens para condenar las detenciones a independentistas que se registraron el pasado 23 de septiembre.

Este periódico intentó conocer a lo largo del día de ayer la opinión del alcalde –Pau Ricomà (ERC)– sobre la polémica invitación, pero desde el gabinete de comunicación del Ayuntamiento se aseguró que el líder republicano no quiso hacer declaraciones públicas al respecto.

Piden su retirada de la web

El primero en reaccionar a la invitación fue Rubén Viñuales (Cs), quien lamentó la situación generada en la red social Twitter. «Usar esta foto demuestra la altura moral de este gobierno. Es muy triste», indicó el representante de la formación naranja, quien ayer confirmó a este periódico que ha solicitado «la retirada de esta fotografía» de la página web municipal. «Con la gran cantidad de imágenes de castells que hay, ¿era necesaria usar precisamente esa fotografía», lamentó Viñuales.

En la misma linea se expresa José Luis Martín (PP), quien recalca que «una vez más, denunciamos la apropiación partidista de la casa y de los recursos de todos los tarraconenses», así como «la vulneración de la neutralidad institucional».

De manera parecida opinó Sandra Ramos (PSC). «Es un despropósito utilizar esta fotografía. Vuelven a usar el Ayuntamiento de todos para representar las ideas de solo una parte de la sociedad», criticó la edil socialista, quien recrimina que «una imagen de niños con simbología política habla por sí misma».

En la otra cara de la moneda están las formaciones de la oposición que apoyaron la investidura de Pau Ricomà. Mientras que Junts declinó realizar manifestaciones públicas, Laia Estrada (CUP) destacó que «el món casteller va mucho más allá de los castells y, por ello, siempre se ha mostrado comprometido con muchas causas y luchas». Sobre la imagen en cuestión, la representante anticapitalista considera que «es una muestra de lo que, de forma mayoritaria, representa el fet casteller».

Finalmente, el presidente provincial de Sociedad Civil Catalana, Salvador Caamaño, criticó que «nos parece especialmente grave la reiterada utilización y adoctrinamiento de niños por parte del secesionismo para su propaganda política». El Diari intentó conocer, sin suerte, la opinión de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural sobre esta polémica.

Temas

Comentarios

Lea También