Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«En Projecte Home encontré a mis compañeros emocionales»

La entidad atendió el año pasado a 229 personas en la demarcación, la mayoría por adicción al alcohol y la cocaína. Ahora el empeño es encontrar trabajo a quienes se recuperan

Norián Muñoz

Whatsapp
Un grupo de terapia de Projecte Home en Tarragona. Foto: Fabián Acidres

Un grupo de terapia de Projecte Home en Tarragona. Foto: Fabián Acidres

«Lo único que lamento es todo el tiempo que he perdido pensando que podía superarlo solo... El valor de Projecte Home es el grupo, aquí conoces a gente que está pasando por lo mismo, que se convierten en tus compañeros emocionales», relata Joan. Tiene 34 años y está terminando su proceso de recuperación de la adicción a la cocaína.

Lo cuenta durante una jornada de puertas abiertas de la entidad que llegó a la ciudad de Tarragona hace cinco años (y en Tortosa hace tres). El año pasado atendieron a 229 personas entre ambas sedes, un 12,8% más que el año anterior.

Juan García Vílchez, director de Projecte Home en la provincia, aclara que el aumento no demuestra necesariamente que haya crecido el consumo, sino que acude más gente pidiendo ayuda porque les conocen más. De hecho, el número de personas atendidas de la ciudad de Tarragona creció en un 45,8% en un solo año. Joan, por ejemplo, recuerda que donde le hablaron de la entidad fue en la consulta de la sanidad pública donde le atendían. En su caso, las visitas al psicólogo una vez al mes ayudaban, pero no eran suficientes para salir de una situación en la que peligraban su trabajo y su familia.

Alcohol y cocaína, a la cabeza

El alcohol es la droga por la que hay más peticiones de ayuda en Tarragona, un 37,3%, seguida de cerca por la cocaína, un 35,1%.

Albert, otro usuario, tiene 35 años y cuenta que comenzó el consumo abusivo de alcohol en la adolescencia. La semana pasada le dieron el alta. Tiene el apoyo de su pareja y cuenta que ahora puede disfrutar mucho más de todo, «saber que eres tú quien hace las cosas, no la sustancia, y que ya no estás todo el tiempo pensando en consumir... No es fácil, no vamos a caer en el tópico de que ‘si se quiere se puede’, pero es indispensable poner de tu parte», recuerda.

El empleo, clave para salir

Ahora Albert está en pleno proceso de buscar trabajo, y en este punto también recibe ayuda de la entidad a través del proyecto Incorpora de «la Caixa», que trabaja para buscar empleo a personas en riesgo de exclusión social. El encargado del programa, Enric Hidalgo, explica que aunque han empezado a principios de este año, ya han encontrado trabajo a 24 personas de 31 que tienen en espera.

Hidalgo explica que contar con un trabajo es clave en la recuperación porque quienes pasan por el proceso se encuentran en una situación de mucha fragilidad.

Como el problema de las drogas es universal, aquí los perfiles de personas que buscan empleo son muy variados, desde mozos de almacén hasta directores de empresa. En algunos casos de lo que se trata es de dar con un trabajo distinto para evitar un nuevo contacto con las drogas.

Aquí el reto es encontrar empresas responsables dispuestas a ayudar en la recuperación de estas personas. Mientras, desde la entidad se hace un seguimiento de cerca para garantizar que la inserción en la empresa es satisfactoria.

Temas

Comentarios

Lea También