Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En busca del sushi perfecto

En los últimos meses han proliferado en Tarragona decenas de establecimientos que ofrecen este popular plato japonés. Cada vez son más los que apuestan por la alta calidad y el producto genuino
Whatsapp
María Jesús Tiñena delante de los aparadores del Sushi Shop, situado en la Rambla Nova. Foto: Lluís Milián

María Jesús Tiñena delante de los aparadores del Sushi Shop, situado en la Rambla Nova. Foto: Lluís Milián

Si hace unos pocos años las tiendas de cigarrillos electrónicos empezaron a invadir nuestras calles, ahora es el turno de los locales dedicados al sushi. Este popular plato japonés y preparado a base de un arroz especial es admirado por millones de personas alrededor del mundo.

Tarragona empezó a familiarizarse con esta delicia oriental hace ya algunos años gracias a los woks y buffets libres, en su mayoría regentados por cocineros chinos. Con el tiempo, los gourmets y aficionados a este plato han aumentado sus exigencias al querer probar un sushi más auténtico y cercano al que se prepara en Japón. Asimismo, la normalización de un plato fresco y saludable ha hecho subir su demanda entre todos los públicos, tanto los que admiran el arte de la cocina japonesa como los que simplemente quieren seguir una dieta saludable y apta para todo tipo de intolerancias alimenticias, dadas sus múltiples variantes.

Hablamos con María Jesús Tiñena, o Chus, como se la conoce entre los amigos. Aragonesa de nacimiento, regenta el Sushi Shop, situado en el primer tramo de la Rambla Nova y que abrió a principios de año. Su pasión por el sushi se remonta a 15 años atrás, cuando empezó a preparar sus primeros platos en casa. «Me encanta la comida natural y descubrir la cocina de otros países», nos comenta. Hacha es el nombre del chef, originario de Japón, que dirige un restaurante reusense y un par de tiendas, entre las que se encuentra la de Chus. Cada mañana, el equipo del chef Hacha selecciona detenidamente las partes del pescado para el Sushi Shop. «Una persona que entienda mínimamente acerca de este plato, solo con la vista, ya sabrá que el sushi que vendemos aquí es fresco y real». Preguntada por la diferencia entre el sushi que se vende en el Sushi Shop o en un buffet o wok corriente, Chus realza la preparación del arroz, su sabor y el corte del pescado. «No es lo mismo comerte un filete de lomo, aunque esté bueno, que un solomillo; lo mismo pasa con el pescado». Estela, una clienta recién llegada de China, entra en la tienda durante nuestra conversación y empieza a ojear los productos: desde salsa de soja originaria de la prefectura de Chiba, hasta cervezas de una conocida marca de Hokkaido. «La principal diferencia entre el sushi asiático y el que se sirve aquí está en el arroz», nos comenta Estela. Coinciden en que el secreto del buen sushi reside en el cereal y así se predica en los estantes del Sushi Shop, cuyos paquetes de arroz son importados.

Pero no solo el Sushi Shop de Chus ha llevado el plato insignia de la cocina de Japón a los hogares tarraconenses. El Take Away Sushi lleva cerca de tres años sirviéndolo en su local de la calle Cós del Bou. No es la primera vez que el Diari habla con Ferran y Olga, los dueños de la tienda. En esta ocasión hemos querido saber más acerca de su visión y de esta moda.

Al igual que Chus, Olga también se inició en el sushi hace tiempo. «Hice un taller de sushi en Barcelona porque me llamó la atención», nos cuenta. La iniciativa de Olga tomó forma al ver que, en Tarragona, «nadie ofrecía un sushi de categoría para gente exigente», más allá del estándar servido en unos pocos establecimientos. Abanderan en nuestra ciudad el concepto de «sushi-fusión», dando rienda suelta a todo tipo de selectos productos, tanto de Japón como de proximidad, que buscan conjugarse en un lecho de arroz metódicamente preparado. Espárragos selectos, foie vasco flambeado, cebolla caramelizada y otros elementos que nos recuerdan a la cocina experimental con todas sus letras. Y no es de extrañar, pues han recibido asesoramiento de los círculos del prestigioso chef vasco Martín Berasategui.

Y es que el perfil de cliente del Take Away Sushi, muy fiel, por cierto, busca calidad por encima del precio. «¿Qué tenéis de nuevo?» y «esto está espectacular» son las frases más repetidas en este local, comenta Olga. Es tal la exigencia por parte de los clientes que se ha sustituido la carta de papel tradicional por tablets, pudiendo así modificar los productos servidos de una forma más práctica.

Olga y Ferran nos invitan a entrar en la cocina y nos dejan probar wasabi fresco de raíz recién rallada. «Somos los únicos en toda la provincia que servimos wasabi fresco y natural». El wasabi, de color verdoso, está muy valorado. El kilo de raíces frescas tiene un coste de 250 euros el kilo y aunque se venda envasado a precios más reducidos, según Olga, «no es lo mismo». Recomiendan a los clientes noveles que empiecen poco a poco. «El sushi no es pescado crudo, es un arroz especial acompañado de lo que quieras», remarca. No descartan abrir en un futuro alguna franquicia y reconocen la expansión que este manjar está teniendo en Tarragona, de la cual forman parte.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También