Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«En lugar de sacar vías, el dinero podría servir para hacer el tranvía»

El presidente del Cercle d'Infraestructuras defiende la creación de un consorcio con representantes de los ayuntamientos, la Generalitat y el Estado para abordar la reconversión de la vía de la costa

Núria Riu

Whatsapp
El presidente de la Fundació Cercle d’Infraestructures, Pere Macias, en la Cambra de Comerç de Reus.  Foto: Alba Mariné

El presidente de la Fundació Cercle d’Infraestructures, Pere Macias, en la Cambra de Comerç de Reus. Foto: Alba Mariné

Pere Macias es el presidente de la Fundació Cercle d’Infraestructures, una entidad que se constituyó en 2004 con el objetivo de difundir el rol de las infraestructuras en el desarrollo económico y el bienestar de los ciudadanos. Ayer, Macias estuvo en la Cambra de Comerç de Reus en un acto en el que los alcaldes de la costa hablaron sobre el nuevo mapa ferroviario del Camp de Tarragona. 

Tras escuchar la postura de los alcaldes de los municipios de costa, ¿cree que el desmantelamiento es un error?
Desde el punto de vista municipal la gente tiene muchas ganas de que desaparezcan las vías y los alcaldes saben muy bien que el servicio debe sustituirse por un tranvía. Por su parte, el Ministerio, según la declaración de impacto ambiental, debería proceder al desmantelamiento. En un país inteligente, la palabra desmantelamiento, que significa un dinero para levantar la vía, en lugar de utilizarse para destruir podría hacerse servir para construir algo. 

¿Dejar de lado el desmantelamiento para hablar de reconversión?
Exacto, dejar de hablar de desmantelamiento como una forma de destrucción y convertirlo en lo que quieren. Salou tiene un proyecto de eje cívico que está muy bien. Podría utilizarse el dinero del desmantelamiento para empezar a hacerlo realidad.  

«En un país inteligente, el dinero del desmantelamiento, en lugar de utilizarlo para destruir, podría hacerse servir para construir»

¿Puede concretar?
Las competencias son de los ayuntamientos, del Estado y de la Generalitat. Estas tres administraciones deberían encontrar un marco de cooperación.

Los alcaldes están pasando la responsabilidad al Estado, porque es el titular de la línea, pero la Generalitat es quien debe decir qué va a hacer. 
En un mundo responsable, como es una cuestión que afecta a tres administraciones, hay una figura que es la creación de un consorcio. Además éste ya empezaría dotado con un presupuesto, porque el Estado tiene una obligación, que es la de desmantelar la vía. En lugar de tirar ese dinero, el Gobierno Central debería aportarlo al consorcio para no empezar de cero.  

¿Cree que Reus ha perdido la oportunidad de convertirse definitivamente en la cuarta pista del aeropuerto de El Prat?
Esta estación intermodal debe hacerse. El Estado se está gastando 12,5 millones para hacer una estación en Otero de Sanabria, que es un pueblo de 26 habitantes. No hay explicación alguna para que no haga la intermodal.

«Está claro que el Camp es la segunda área metropolitana. Así está reconocido, pero falta darle un sistema de gobernanza»

¿Por qué cree que no ha seguido adelante?
El Estado cometió un error ya que proyectó la estación a un lado y las inversiones aeroportuarias se han hecho al otro costado. Supongo que la mala conciencia de este error gravísimo hace que se esté actuando así.

¿Qué culpa tiene el territorio de este déficit inversor en infraestructuras?
Había un consenso tanto en el Ayuntamiento de Reus como en el de Tarragona para impulsar esta estación. Lo dramático del caso es que tanto la estación de Reus como la de Tarragona quedan acéntricas y marginales, y necesitan una estación central.

¿Cree que se debe a la falta de consenso?
Yo no quiero entrometerme en estas cosas y, como veo que los alcaldes van por el buen camino, lo que ahora hace falta no es buscar responsabilidades, sino animarlos a que lleguen a acuerdos.

«El Estado se gasta 12,5 millones para hacer una estación en Otero de Sanabria, que es un pueblo de 26 habitantes, y no puede hacer la intermodal»

¿Aprender de la forma gerundense de ir todos a una?
Girona es mucho más sencillo, pero sí que es cierto que un consenso básico sobre los temas importantes es positivo. La complejidad del Camp es brutal. No tan solo estamos hablando de dos grandes ciudades, sino que es el cruce de dos grandes corredores, como son el eje del Ebro y del Mediterráneo.  

En unos meses se inaugurará el Corredor del Mediterrani y las principales ciudades no saben aún cómo estarán conectadas, ¿cómo lo desencallaría?
Estaría muy bien que hubiera un mecanismo estable de diálogo. En Barcelona se creó el Pla del Delta en el que se hablaba sobre el puerto, el aeropuerto, las autovías, el AVE... Era, sobre todo, una plataforma de diálogo entre las diferentes administraciones. Estaría muy bien que a nivel del Camp hubiera una plataforma de consenso con el Estado, con Adif, Renfe y Aena, además de la Generalitat y los ayuntamientos.

¿Se refiere a dar forma a esta segunda área metropolitana?
Está claro que en Catalunya hay dos áreas metropolitanas, lo que pasa es que necesitas algún tipo de organismo o de acuerdo que les permita seguir adelante. Hay el reconocimiento, ahora falta darle un sistema de gobernanza.

Temas

Comentarios

Lea También