En qué debemos basarnos para elegir escuela

Aspectos como el programa educativo, el aprendizaje de valores o la cercanía al hogar son elementos a valorar 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de un primer día de curso en la Escola Cèsar August de Tarragona. FOTO: Lluis Milián/dt

Imagen de archivo de un primer día de curso en la Escola Cèsar August de Tarragona. FOTO: Lluis Milián/dt

La elección del centro educativo es uno de los grandes dilemas de muchos padres y madres, ya que cada vez más los centros de estudios que expanden las fórmulas para darse a conocer más allá de los clásicos períodos de inscripción claramente estipulados.

El Departament d’Ensenyament de la Generalitat de Catalunya ha emitido ya las fechas de preinscripción para el próximo curso 2019-20, un calendario que fija las fechas de entre el 20 de marzo y el 9 de abril para los ciclos de Educación Infantil de segundo ciclo, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria. Por lo que respeta a Bachillerato y ciclos de Grado Medio de Formación Profesional, artes plásticas y diseño, las fechas de preinscripción se han previsto del 14 al 21 de mayo. Del 29 de mayo al 5 de junio se efectuarán las preinscripciones de los ciclos de Grado Superior de Formación Profesional, artes plásticas y diseño.

Esta es la época del año en la que ya debemos empezar a planificar cuál será la opción a tomar nuestra opción de cara al próximo curso, una opción que puede ser más o menos meditada según cada caso. ¿Cómo elegir el mejor colegio en un amplio abanico de oportunidades? En este escenario de posibles elecciones, la decisión final de escoger la mejor escuela debe basarse tanto en las características personales del niño o niña, como las de la misma familia, al tiempo que se elige un centro que siga un modelo educativo que se adapta a los valores y requerimientos que elijamos.

Alumnos en los cursos que se imparten en la Escola d’Art i Disseny de la Diputació de Tarragona. FOTO: Diputació de Tarragona

Después del hogar, el colegio de nuestros hijos será uno de los grandes puntos de apoyo de su día a día durante varios años, por lo que la decisión de escoger debe plantearse de acorde tanto a las motivaciones personales del escolar y de su círculo más cercano como, por otra parte, de los métodos de educación que consideremos más convenientes de cara a afrontar su futuro. No existe un método que sea mejor que otro, por lo que hay que tener muy en cuenta al futuro alumno en todas las fases de la elección.

En este sentido, los expertos aseguran que para que el proceso de elegir centro educativo tenga éxito, la familia debe tomarse su tiempo para hacer una buena elección, ya que escoger entre la oferta existente es un proceso de descarte que puede jugar mucho, a favor o en contra, de la educación y felicidad de nuestros hijos.

Estas son algunas de las claves en las que debemos fijarnos para escoger un centro escolar:

Proyecto educativo 
Este es uno de los puntos clave que es importante tener en cuenta a la hora de elegir una opción que se adapte a las características de cada alumno.

Hay centros en los que la enseñanza continúa siendo a través de métodos tradicionales, en otros ha implantado el aprendizaje a través de los proyectos, una metodología que permita que sean los mismos alumnos los adquieran un rol activo a través de la realización de un proyecto habitualmente en grupo. Otros centros educativos optan por sistemas más tradicionales, pero también hay que tener en cuenta aquellas escuelas que optan por potenciar el aprendizaje de los alumnos a través de la investigación.

Estudiantes de la Facultat de Medicina de la URV, en Reus, en una clase de prácticas. FOTO: Alba Mariné

En el momento en que preguntemos por el sistema educativo que rige un centro, debemos informarnos también de cómo se desarrollará esta práctica durante las diferentes etapas lectivas y también debemos consultar hasta qué curso abarca el colegio para saber si el nuevo escolar deberá cambiar de centro en algún momento de la etapa educativa.

Algunas centros educativos ofrecen la posibilidad de cursar desde preescolar hasta Bachillerato, mientras que otros se especializan en una franja y recortan esta oferta. Dependiendo de los intereses de padres y educadores se puede optar por distintas opciones, siempre teniendo en cuenta otras alternativas que pueden ser de interés a la hora de conciliar los horarios escolares con la vida laboral de los padres o cuidadores, como el comedor o las actividades extraescolares.

Idiomas y nuevas tecnologías
Estos son los dos aspectos en los que más inciden aquellos centros a la hora de exponer su programa. Cada vez son más las escuelas que optan por dar preferencia a más de un idioma a la hora de aprender nuevos conocimientos y que, en sus credenciales, destacan el aprendizaje de lenguas.

Del mismo modo, hay que tener en cuenta aquellas escuelas que priman el uso de nuevas tecnologías como herramienta imprescindible a la hora de ampliar horizontes o que promocionan el uso de la mediateca en la en la elaboración de la información.

Valores que se transmiten
A la hora de decidirnos por un determinado centro de estudios, es importante tener en cuenta qué valores o creencias son los que se transmiten en el programa general del centro. En este aspecto, es importante considerar si optamos por un modelo religioso o laico, así como de otros aspectos, como por ejemplo qué valor se le confiere a la educación sentimental y otras aspectos,.

Centro público, privado o concertado
El abanico de posibilidades que se abren a la hora de elegir cualquier opción de centro educativo es muy grande, pero resulta importante elegir aquella opción que más se acerque a las creencias y estilo de vida de la familia y que, además, se adapte a las características personales del alumno. Los expertos aconsejan que, por encima de otros criterios, se tenga en cuenta la proximidad al hogar, para evitar que la escuela sea un espacio aislado en la vida de los hijos. Antes de elegir la opción que mejor se adapte a nuestras posibilidades, debemos listar los gastos que pueda suponer cada tipo de centro y debemos tener en cuenta factores como la matrícula, el comedor, el transporte, las asignaturas extraescolares, el material y otros gastos que puedan surgir.

Servicios fuera del horario escolar
Otra de las informaciones a tener en cuenta son todos aquellos servicios que se ofrecen fuera del horario lectivo, porque pueden ser una opción a tener en cuenta para conciliar la vida laboral con la educación de los alumnos.
Entre las distintas opciones, hay centros que ofrecen un servicio de entrada antes de las clases de la mañana y también acostumbra a programarse un calendario de actividades extraescolares, que normalmente se cursan después de las clases, actividades que debemos valorar ya que, además de ayudar a nuestra organización, forman parte de la educación y los valores que transmitimos a nuestros hijos.

Por lo que respeta al servicio de comedor, deberemos informarnos de si el centro dispone de cocina propia o si, por el contrario, se organiza a partir de un servicio de catering, así como del menú o de qué equipo de monitores se encarga del cuidado de los alumnos durante el mediodía. 

Visita a las instalaciones 
El espacio en el que se desarrollan las instalaciones es importante para el aprendizaje y es importante que el estado de las instalaciones se tenga en cuenta en el proceso de decisión.

Hoy en día, las nuevas tecnologías permiten poder observar desde cualquier dispositivo móvil tanto la página web como las redes sociales del colegio, que son portales que aportan información sobre el espacio físico del centro educativo, además de ser un portal de información de aspectos como el proyecto educativo, las actividades o las excursiones que se realizan durante el curso.

Pero la mejor manera de conocer todas las características del centro educativo es, sin duda, aprovechas las jornadas de puertas abiertas, ocasiones en las que los responsables de los futuros alumnos pueden comprobar que el centro educativo disponga de áreas adecuadas para el estudio, con la luz y mobiliario adecuado, además de instalaciones deportivas y de ocio. 

La visita previa ofrece la posibilidad de conocer a los profesores y de comprobar si el colegio cuenta con aulas en buen estado, así como el tipo de ordenadores y la cantidad, si hay proyectores y pizarras digitales. 

Poder visitar las instalaciones también nos informa de la distancia a la que se encuentra del propio hogar y si, por ejemplo, podemos llegar a pie, en coche o en transporte público. 

Temas

Comentarios