Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En verano ha habido una media de 7 incendios de vegetación al día

Tarragonès, con 199 intervenciones, es la tercera comarca de Catalunya con más siniestros sofocados

Àngel Juanpere

Whatsapp
El incendio de La Pobla de Montornès ha sido el más importante de este verano. Foto: àngel juanpere

El incendio de La Pobla de Montornès ha sido el más importante de este verano. Foto: àngel juanpere

No ha habido un gran incendio forestal –de más de mil hectáreas– pero sí muchos más que el año pasado y más pequeños. Es el balance que ayer realizaba el conseller de Interior, Jordi Jané, de la campaña de verano. En las diez comarcas de Tarragona, los bomberos han sofocado 623 incendios. De ellos, las dos quintas partes eran en terrenos urbanos –en núcleos habitados–, el mismo porcentaje en zonas agrícolas y una quinta parte en terreno forestal.

La comarca donde los bomberos han tenido más actividad ha sido el Tarragonès –con 199 intervenciones–, sólo superada por el Baix Llobregat y el Vallès Occidental.

El conseller explicó que este año ha habido un 29% más de incendios de vegetación que el año pasado, pero ninguno de ellos ha superado las 1.000 hectáreas, por lo tanto «no hemos sufrido ningún gran incendio». En cuanto a los incendios forestales, el aumento ha sido del 34%, mientras en 2015 hubo 345, este año se han contabilizado 523. El titular de Interior quiso reconocer la labor de los bomberos «por su gran profesionalidad y el trabajo que llevan a cabo «.

Los Bombers de la Generalitat han trabajado, entre el 15 de junio y el 15 de septiembre, en 19.152 servicios, de los cuales, 2.547 fueron incendios de vegetación. Según los datos del cuerpo de Bomberos, las hectáreas afectadas durante el período de campaña forestal han sido 2.166,84.

Aunque los datos territorializados no se dieron durante la rueda de prensa de ayer, según fuentes de la Direcció General de Forests, los incendios forestales han arrasado este verano en la demarcación de Tarragona 472 hectáreas de bosque. En ocho de las comarcas la extensión afectada no llega ni a las cinco hectáreas. En cambio, en el Tarragonès han sido 234,329 y en el Baix Penedès, 227,751. Buena parte de esta superficie corresponde al incendio forestal más importante habido este año en las comarcas de Tarragona. Se inició a primeras horas de la tarde del 5 de agosto en La Pobla de Montornès y arrasó 465 hectáreas de varios términos municipales de dos comarcas.

Al inicio de campaña, los incendios ardían con intensidad pero se propagaban con poca rapidez. La vegetación presentaba una memoria de sequía arrastrada desde el invierno, a pesar de las lluvias de la primavera. Esto explica que los fuegos se hicieran grandes y quemaran con intensidad, a pesar de la falta de velocidad.

Los episodios de simultaneidad de incendios, normalmente los días críticos, obligaron a los Bomberos a marcar unas estrategias operativas muy concretas para hacer frente a varios incendios forestales simultáneos. Destacan los episodios de los días 19 de julio (incendios de Rocallaura, Segarra y Santa Coloma de Farners) y 5 de agosto (incendios forestales de La Pobla de Montornès, Pontils, Cadaqués y Torroella de Montgrí)

Este verano se han dado temperaturas muy altas y ha habido poca lluvia. Esta situación ha sido desfavorable también para otras zonas, como Galicia, Valencia y, sobre todo, Francia.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También