Encuestas cero, Junts per Catalunya uno

La formación nacionalista mantiene el escaño para Rull, en contra de todos los pronósticos

Carla Pomerol

Whatsapp
Ferran Bel, número 2 de la formación para Tarragona, acompañado del resto de candidatos. FOTO: Pere Ferré

Ferran Bel, número 2 de la formación para Tarragona, acompañado del resto de candidatos. FOTO: Pere Ferré

L a formación de Carles Puigdemont mantiene el escaño en la demarcación de Tarragona, a pesar de los malos pronósticos. Josep Rull –en prisión preventiva desde marzo de 2018– consigue entrar en el Congreso de los Diputados, con el 12,25% de los votos, un punto y medio menos que en los comicios del 2016. Sin embargo, hace tres años, Junts per Catalunya –en ese momento Convergència Democràtica de Catalunya– quedó como la quinta fuerza en la demarcación. Ayer consiguió la cuarta posición con 51.021 votos.

Aun así, una cierta sensación de inconformismo se apoderó de la noche electoral, en la recién estrenada sede de la formación nacionalista. Un retrato de Puigdemont y de Rull unidos con un lazo amarillo presidían el local, ubicado en la avenida Rovira i Virgili. Pantalla gigante con el minuto a minuto de la jornada, un aperitivo de lo más generoso y nervios, sobretodo nervios. Éste era el escenario. Y es que las encuestas publicadas estos últimos días condenaban al partido a unos resultados dramáticos, nunca antes vistos. 

Ferran Bel, número 2 en el Congreso para Tarragona, compaginaba pantalla del ordenador y sala de reuniones a puerta cerrada. Estaban esperanzados y, tenían razones para estarlo después de los resultados en las elecciones autonómicas del 21-D, cuando contra todo pronóstico quedaron por delante de ERC. Pero ayer no fue así. Desde el minuto cero, los de Jordi Sánchez supieron que el voto independentista se había concentrado –en gran parte– en la formación de Junqueras. Siguiente objetivo: que Rull consiguiera el escaño. 

«Lo teníamos todo en contra»

El primer aplauso de la noche electoral se lo llevó Laura Borràs, quien apareció en la pantalla gigante. «El independentismo ha conseguido un buen resultado en el país. Y esto es importante», dijo la número 1 de Junts per Catalunya para Barcelona, quien recordó que nunca antes el soberanismo había tenido tanta representación en Madrid. La segunda ovación estuvo dedicada a los políticos catalanes que se encuentran en prisión. 

Bel, acompañado por sus compañeros de lista y por los candidatos al Senado, compareció ante los medios de comunicación con rostro serio. «Debemos felicitarnos. Teníamos un objetivo marcado, que era que Josep Rull consiguiera el escaño, y se ha hecho realidad», valoró Rull, quien añadió que «hemos tenido que remar contra corriente». Y es que la sensación, tanto de los candidatos como del resto de asistentes, era que las encuestas y sondeos previos a las elecciones habían perjudicado gravemente a los resultados. «Habían ciertos intereses. Nos decían que no sacaríamos ni un diputado. Se equivocaban», decía Bel. Finalmente, el que fue alcalde de Tortosa quiso destacar que «aunque algunos intenten vender otra realidad de la demarcación de Tarragona, lo cierto es que de los seis escaños que hemos conseguido, cuatro están a favor del derecho a decidir. Solamente dos lo niegan». Bel no se posicionó sobre si Junts per Catalunya apoyaría un supuesto gobierno de Pedro Sánchez. «Es él quien deberá tomar decisiones», concluyó. 
 

Temas

Comentarios

Lea También