Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Enric Olivé: "En la vía eslovena la violencia la puso Serbia"

Similitudes entre procesos. El profesor de la URV reivindica el talante «pacífico 100%» de la vía eslovena frente a «un ejército muy bien armado» 

Raúl Cosano

Whatsapp
Enric Olivé Serret, catedrático de Historia Contemporánea, en su despacho de la URV.  FOTO: pere ferré

Enric Olivé Serret, catedrático de Historia Contemporánea, en su despacho de la URV. FOTO: pere ferré

¿Qué fue la vía eslovena?
El proceso se enmarca en la descomposición de la antigua Yugoslavia. Una parte de esta, que es Eslovenia, hace dos referéndums, ninguno de ellos homologado ni aceptado por la comunidad internacional ni por el estado de la antigua Yugoslavia. Finalmente, decide emprender la vía unilateral y declarar la independencia, que inmediatamente se suspende. Es una secuencia paralela al caso de Catalunya, a lo que ocurrió aquí. 

Pero luego hubo diferencias. 
La diferencia es que el estado serbio pone toda la carne en el asador y decide usar la violencia. Es la vía serbia, la de la violencia y el uso del ejército sin contemplaciones. Los muertos hay que atribuirlos a la violencia del estado serbio, a la vía serbia. La pregunta que hay que hacerse ahora es: ¿está el estado español dispuesto a hacer eso? Aquello era David contra Goliat, con un estado armado y una larga tradición militar. En aquel momento, el estado serbio se convirtió en un estado paria. 

«Un solo muerto no avala una independencia pero siempre hay que ver quién produce la violencia»

¿Puede ocurrir lo mismo aquí?
Los eslovenos no querían muertos. Catalunya tiene una larga tradición pacifista, de pacto. ¿Eso servirá? No lo sé, el futuro lo dirá. Quien tiene las herramientas al alcance para buscar una salida negociada es el estado español. 

¿Y es posible a día de hoy?
Cuando se hicieron los dos referéndums y se proclamó la república de Eslovenia, todos los estados europeos dijeron que nunca la reconocerían. Una vez pasados los primeros momentos, rápidamente países como Alemania reconocieron a Eslovenia después de la agresión serbia. Pero la historia no se repite nunca. 

«Eslovenia tuvo milicias ubicadas en puntos estratégicos de control pero fue una vía pacífica al 100%. La violencia fue del ejército serbio»

Hay quien asocia la vía eslovena al empleo de la violencia. 
La vía eslovena es pacífica. Hubo muertos por culpa de la agresión serbia. ¿España está dispuesta a negociar o a usar la vía serbia? ¿Catalunya está dispuesta al sacrificio que una vía serbia española puede suponer, tras toda la revolución de las sonrisas? Es Serbia quien produjo esas muertes. Un solo muerto no avala una independencia pero que quede claro que el muerto lo produce otro. 

¿No había grupos armados en el lado esloveno?
Un reducto pequeñísimo, de armamento, que es la defensa cívica, nada que ver con lo que puede ser un ejército, y mucho menos ante uno tan potente y bien armado como el de Serbia. No hubo una declaración de guerra de Eslovenia, que esperó una negociación que no se produjo. La vía eslovena fue pacífica al 100%. 

Pero hubo grupos que controlaron enclaves estratégicos. 
Sí, hubo pequeñas milicias armadas, situadas en puntos estratégicos, para controlar aeropuertos y fronteras. Eso no ha sucedido en Catalunya. La diferencia es abismal. Ante la descomposición de la república de Yugoslavia tomaron el camino del medio y el control del país. España no es un estado en descomposición. Esa ocupación efectiva no se ha hecho. 

«Cuando Torra nombra a Eslovenia lo hace para recalcar las similitudes: dos referéndums no reconocidos, una república proclamada y luego suspendida...» 

¿Cómo se interpreta la apelación de Torra a la vía eslovena? ¿No apela a ese control?
Se trata de un símil, en el sentido de que Catalunya ha hecho dos referéndums, ninguno homologado ni reconocido internacionalmente, y que hubo una declaración de independencia, como en Eslovenia, y que el presidente suspendió de inmediato. Ahora aquí estamos en ese momento. 

Hay quien interpreta en Torra una apelación a la violencia. 
Es verdad que un presidente tiene que medir sus palabras, pero cuando menciona a Eslovenia no se refiere a eso, sino a las similitudes con los referéndums. Insisto en que por la tradición personal pacífica de Torra no se refería a eso. En cualquier caso, nunca es deseable que España actúe como Serbia. Es lo que esperamos. 

Temas

Comentarios

Lea También