Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ensenyament detecta problemas para construir la nueva Escola l'Arrabassada

Explica que el desnivel existente en el solar cedido complicará los plazos y habrá un sobrecoste económico
Whatsapp
Problemas con el terreno podrían retrasar la construcción de la escuela, dice la Generalitat. Foto: Pere Ferré

Problemas con el terreno podrían retrasar la construcción de la escuela, dice la Generalitat. Foto: Pere Ferré

La construcción de la futura Escola l’Arrabassada se está convirtiendo en un proyecto maldito. Tras siete largos años de reivindicaciones para tener un centro educativo definitivo, parece que la nueva fecha para su estreno se demorará nuevamente.

La directora de los Serveis Territorials d’Ensenyament, Àngels González, reconoce que no puede garantizar su apertura en septiembre de 2016, tal y como auguraba públicamente el pasado noviembre tras la celebración de la Taula Mixta.

La razón de poner en cuarentena la fecha de estreno se debe buscar en la topografía del solar cedido por el Ayuntamiento en la calle Mercè Rodoreda (ver gráfico adjunto). González admite haberse sorprendido al comprobar el desnivel existente en los 6.000 metros cuadrados de solar. «¿Estrenar la Escola l’Arrabassada en 2016? No puedo garantizarlo ahora porque el terreno que se nos ha dado tiene un gran desnivel que comportará una construcción complicada».

Los cuatro metros de desnivel entre la acera que da a la calle Mercè Rodoreda –punto B en el gráfico– y la parte posterior (A) comportarán, según la directora de los Serveis Territorials, un sobrecoste económico y un retraso casi seguro, «pero aceptamos el terreno entregado y no quiero polemizar más con el Ayuntamiento», concluye.

 

Estupefacción en el IMET

La concejal de Ensenyament, Carme Crespo, no sale de su asombro al ver las argumentaciones de la Generalitat a un retraso más que probable del nuevo edificio escolar del barrio de L’Arrabassada. «¡Me parece un escándalo!», afirma. «Es evidente que es una excusa sin fundamentos para esconder de que no hay partida económica este año para el redactado del proyecto», añade la edil.

Desde el Institut Municipal d’Educació de Tarragona (IMET) no entienden que la orografía irregular del solar cedido sea un problema añadido. «La directora conoce el terreno desde hace un año y ahora se da cuenta que no es llano. Creo que los cuatro metros de desnivel son fácilmente corregibles y la construcción de la escuela no debe ser ningún problema», añade.

El Diari ha tenido al expediente de la cesión del solar y ver el documento topográfico. En él se verifica el desnivel del terreno que argumenta Àngels González que motiva mayor dificultad en la construcción. Sin embargo, también es cierto que la misma irregularidad se encuentra alrededor de este terreno (un desnivel parecido de hasta cuatro metros), por lo que cualquier cesión en esa pastilla urbanística tendría las mismas dificultades.

 

El problema se repite

En 2009, el Ayuntamiento cedió un solar para la nova Escola l’Arrabassada en la partida de Cossis, muy cerca de las actuales instalaciones con módulos prefabricados en la calle Carles Babot Boixeda.

El terreno, igual de agreste como el de la calle Mercè Rodoreda, se descartó en 2011 porque el rebaje del mismo suponía un millón de euros de sobrecoste. Aunque el Ayuntamiento dijo que asumía esta parte de la obra, los propios padres junto a la Generalitat presionaron para buscar un nuevo emplazamiento, que se concretó hace ahora dos años.

El actual solar de la calle Mercè Rodoreda debía ser para el nuevo edificio de las Dominiques, según un convenio de permuta firmado en 2005. Pero con el nuevo POUM vigente, ese terreno pasó a ser sólo para equipamiento educativo público. Ello permitió al Ayuntamiento revocar el convenio con la escuela concertada y ofrecerles un nuevo terreno; trasladar la Escola L’Arrabassada en su lugar y satisfacer tanto a los padres como a la Generalitat, aunque ahora sigue encontrando problemas topográficos.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También