Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Entra a robar, la agarra por el cuello, le pega un puñetazo y se equivoca de puerta al huir en un local de Tarragona

El dentenido, arrestado 44 veces,  acabó gritando "Dejadme salir, dejadme salir" tras ser atrapado por varios clientes y trabajadores

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de una patrulla de los Mossos

Imagen de archivo de una patrulla de los Mossos

"Dejadme salir, dejadme salir". Con este grito intentó huir un joven que en la tarde de ayer domingo entró a robar en un conocido restaurante de la Rambla Nova de Tarragona. Cuando fue descubierto por una trabajadora, la agredió e incluso la tiró al suelo.

En su huida por el interior del establecimiento se equivocó de puerta y finalmente fue retenido por otros trabajadores y clientes hasta la llegada de una patrulla de los Mossos d'Esquadra.

El detenido es un joven de 29 años, de nacionalidad marroquí y vecino de Vilanova i la Geltrú. Ya había sido arrestado en 44 ocasiones anteriores. Ahora tenía cuatro órdenes de detención pendientes.

Aprovechando la hora de máxima afluencia de clientes y para tratar de pasar inadvertido, el acusado accedió sobre las tres de la tarde del domingo a los vestuarios de los trabajadores del restaurante La Tagliatella, situado en el tramo inicial de la Rambla Nova. 

Entre trabajadores y clientes lograron reducir al ladrón en el suelo y evitar de que se escapara.

Una vez dentro comenzó a forzar las taquillas, hasta un total de seis. Sustrajo tres teléfonos móviles. Cuando se encontraba en pleno robo entró en el vestuario una trabajadora. Al verse sorprendido y para tratar de salir, agredió a la mujer. La cogió por el cuello y la zarandeó. Le dio un puñetazo en la cara, la apartó y la lanzó al suelo.

El ladrón salió del habitáculo, perseguido por la trabajadora. En su huida se equivocó de puerta y, en vez de salir del establecimiento, entró todavía más. Mientras era perseguido por la víctima gritaba: "Dejadme salir, dejadme salir". Y detrás la trabajadora también gritando: "¡Qué nos ha robado, qué nos ha robado!".

Finalmente, entre trabajadores y clientes lograron reducir al ladrón en el suelo y evitar de que se escapara. 

Tras recibir el aviso, los Mossos d'Esquadra enviaron la patrulla más cercana, que era una de paisano del Grup de Seguretat Ciutadana. Al llegar, los agentes observaron en el exterior del establecimiento numerosas personas que miraban hacia el interior. Tras abrirse paso, los mossos vieron en el suelo a un hombre en actitud agresiva y a dos camareros sujetándolo. 

Después de recabar información sobre lo sucedido procedieron a la detención del sospechoso.

El hombre tenía cuatro órdenes de detención: dos del Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona, una del Juzgado de Instrucción 1 de Granollers y la última por el Juzgado de lo Penal 3 de Vilanova i la Geltrú.

Esta mañana ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona, que está de guardia. A la una de la tarde todavía no había declarado ante el juez de guardia.

Temas

Comentarios

Lea También