Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Entre bravas y chipirones los Comuns consolidaron su diputada por Tarragona

El bar Cabrera de Bonavista pasó una noche de nervios, de muchos nervios. Las encuestas los dejaban fuera en un primer momento pero remontaron en una velada en la que tocaba acostarse pronto. Hoy todos a currar.

Núria Riu

Whatsapp
Los representantes de En Comú Podem, con su cabeza de lista, Yolanda López, en el bar Cabrera de Bonavista.  Foto:  Pere Ferré

Los representantes de En Comú Podem, con su cabeza de lista, Yolanda López, en el bar Cabrera de Bonavista. Foto: Pere Ferré

Yolanda López será diputada. Los Comuns pudieron mantener su escaño por Tarragona a pesar de perder a tres representantes en el conjunto de Catalunya y de que las encuestas que se conocían nada más cerrar los colegios también dejaban las comarcas del sur de Catalunya sin su cabeza de lista. Al final fue una velada de tapeo en familia.

El seguimiento de los resultados se hizo en el bar Cabrera de Bonavista, un barrio obrero donde Podemos concentra buena parte de su militancia. Inicialmente el ambiente era gélido. La concejal de ICV-EUiA, Arga Sentís, formaba parte de la decena de personas que veía como lentamente empezaba un escrutinio que esta formación siguió a través de La Sexta. No fue hasta las nueve de la noche cuando llegó Yolanda López y ambas se fundían en un cálido abrazo. Minutos más tarde también llegaba el alcalde de Altafulla y diputado en el Congreso, Fèlix Alonso. 

«Nervios, muchos nervios», reconocía López. Que no sería una noche fácil pudo verse desde el primer momento. La pancarta con el rostro de Xavier Domènech se resistía. No había forma de que quedara pegada en la pared y cada dos por tres tenían que recogerla del suelo. Al final, no hay nada que no arregle la cinta aislante. 

La situación era la de la típica madre preocupada por sus retoños

Las encuestas aún les dejaban en blanco, cuando a las 21.36 salía Domènech haciendo una primera valoración. «Seamos prudentes», recomendaba. Y a la que acabó de soltar la frase sonaba la campanada. Con un 26% del escrutinio el escaño de Yolanda López era una realidad. Y, de hecho, ya no desapareció. 
Primeros gritos de «sí se puede» y, con estos, hacían aparición los primeros platos. Patatas bravas, montaditos de lomo, croquetas, pinchos, chipirones y un largo etcétera. A medida que iba saliendo la comida también hacían aparición los interventores, muertos de hambre tras una larga jornada. Yolanda López la primera en levantarse para servir y que nadie se quedase sin comida. La situación era la de la típica madre preocupada por sus retoños cuando estos llegan tarde a casa.

A las 22.12 horas, con un 55% de los votos escrutados, Yolanda López dirigía las primeras palabras a la treintena de personas que ya prácticamente ocupaban todo el comedor del Cabrera. «Muchísimas gracias. No tengo palabras», decía. Con lágrimas en los ojos la candidata del Baix Penedès reconocía que «ha sido la campaña más difícil». Para esta administrativa en paro, que hasta hace cuatro días no tenía ni idea de lo que era estar en la primera línea política, estos días han sido un máster acelerado. Ha contado con gente de Podemos en Andalucía que la han acompañado y asesorado hasta el último momento. Ayer también. 

Su prioridad: un plan de choque contra la precariedad laboral

La gente empezaba a irse. Hoy tocaba madrugar para ir al trabajo. Cuando Domènech aún no había comparecido y con la imagen de Miquel Iceta de fondo se dirigía a los allí reunidos. Apuntó que ahora «la clave está en el diálogo», que «ni la DUI ni el 155 no han servido para nada porque estamos en el mismo sitio» y que «la politización extrema» es lo que ha perjudicado a los Comuns. Han perdido 3.367 votos en la demarcación. Entre sus prioridades «que nunca más se vuelva a olvidar al Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre» y «un plan contra la precariedad laboral y el paro». La familia del Cabrera no trasnochó. Hoy, todos a currar. 

Temas

Comentarios

Lea También