Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«Enviar al Ejército aquí es una provocación en toda regla»

Más de 200 personas se manifestaron ayer en contra de la presencia militar en la ciudad, que se alargará hasta el viernes 
Whatsapp
El actor tarraconense Oriol Grau fue el encargado de leer el manifiesto.

El actor tarraconense Oriol Grau fue el encargado de leer el manifiesto.

‘Ningún ejército defiende la paz’ era la frase que encabezaba la manifestación que reunió ayer a más de 200 personas en contra de la presencia militar en Tarragona.

Desde ayer y hasta el viernes, el Ejército español lleva a cabo maniobras militares de la operación Eagle Eye, en algunos puntos del territorio, como el aeropuerto de Reus. El actor tarraconense Oriol Grau fue el encargado de leer el manifiesto. La concentración, prevista en la Estàtua dels Despullats, se convirtió en marcha, de manera espontánea, hasta la Delegación de Defensa, en la Rambla Vella.

La marcha acabó en la Delegación de Defensa.

Allí, se volvió a repetir el manifiesto, «para ver si sale algún soldado y deserta. Haríamos la buena acción del día», decía Toni Alvarez, miembro de la Coordinadora Tarragona Patrimoni de la Pau, entidad que convocó la concentración. 

«Estamos cansadas de que el Estado vacíe los fondos de las pensiones y se lo gaste todo en el Ejército», aseguraba Anna, una de las manifestantes indignadas, quien añadió que «se gastan dinero en aviones que después no saben pilotar». Según los datos del Centre Delàs d’Estudis per la Pau, el Ejército supone un gasto para el Estado de 18.776 millones de euros, lo que representa 51,4 millones al día.

El manifiesto dejaba claro el rechazo al ejército y a Tarragona como base de operaciones. «Por desgracia, las actividades militares en nuestro entorno no es nada nuevo», decía el manifiesto. Cerca de tres mil soldados estarán estos días por el territorio.

«No es agradable encontrar a miembros del Ejército delante del Hospital Santa Tecla, como ha pasado esta mañana», aseguraba Marc Suanez, miembro de la Coordinadora.

Se reunieron más de 200 personas.

El manifiesto explicaba que «la intención es simular la coordinación ante un ataque aéreo con misiles en una zona considerada especialmente sensible como la nuestra, con centrales nucleares e industria petroquímica.

La Coordinadora Tarragona Patrimoni de la Pau no perdió la oportunidad para seguir denunciando la presencia de barcos de guerra en Tarragona.

«Quieren que tengamos miedo»

Otra de las manifestantes, Anna Guasch, aseguraba que «tal como está la situación política en Catalunya, enviar el Ejército a Tarragona es una provocación en toda regla», y añadió que «nos quieren demostrar que pueden humillarnos. Quieren que tengamos miedo».

La Coordinadora Tarragona Patrimoni de la Pau no descarta llevar a cabo más movilizaciones de este estilo, a la espera de la visita de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, prevista para esta semana.

Temas

Comentarios

Lea También