Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Comercio

Espimsa no cobrará la tasa a los marchantes los días que no hay mercado

El gerente de la empresa pública comunicó la medida durante 
el consejo de administración que se celebró esta semana

NÚRIA RIU

Whatsapp
El mercadillo de Bonavista dejó de hacerse el pasado día 15. FOTO: ALBA MARINÉ

El mercadillo de Bonavista dejó de hacerse el pasado día 15. FOTO: ALBA MARINÉ

La Empresa de Serveis i Promocions d’Iniciatives Municipals SA (Espimsa) ha acordado que los vendedores ambulantes no tendrán que pagar la tasa de ocupación de la vía pública correspondiente, los días en los que no haya mercado. Así lo comunicó su gerente, Dani Milà, en el consejo de administración que se celebró vía telemática esta semana.

La medida incluye el cobro de la tasa de prestación del servicio de gestión, administración, seguridad y limpieza «por falta de servicio prestado». La exención tan solo corresponde al periodo desde que se declaró el estado de alarma, como consecuencia de la propagación de la pandemia del Covid-19.

La decisión se produce cuando se están negociando las nuevas tasas con el colectivo

En el caso concreto del mercadillo de la Plaça Corsini, este ya se suspendió el jueves 12 de marzo, mientras que el sábado 14 lo hacía el de Torreforta y el domingo ya no pararon los marchantes de Bonavista y de la Catedral. El viernes de la semana siguiente también se suspendieron los mercados ambulantes de Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau, y el de Sant Quadrat (el de anticuarios que se celebra en Corsini).

Sigue La Móra y el Fòrum

En cambio, los únicos que se mantienen son el de La Móra y del Fòrum, ya que se consideró que ambos eran esenciales para el abastecimiento de alimentos en estas zonas.

De acuerdo con lo que establece el reglamento de Espimsa, las tasas se pagan periódicamente y si un paradista un día no monta su negocio no tiene ninguna rebaja. Tan solo los de Sant Quadrat pagan un importe, que se abona cada viernes.

La decisión llega en un momento en el que la empresa de mercados municipales y los marchantes ambulantes están negociando un nuevo sistema de tasas.

Suspensión puntual

La decisión de la empresa de mercados se suma a las que en las últimas semanas ha adoptado el Ayuntamiento, dirigidas a aquellos sectores más afectados por este parón en la actividad. Hace quince días ya se decretó que la administración local no cobrará la tasa de ocupación de vía pública a los bares y restaurantes, mientras dure este periodo de prohibición de abrir los negocios. Tampoco deberán pagar la tasa de la basura todos los establecimientos que hayan tenido que cerrar a causa del estado de alarma.

Por otro lado, el Consistorio ha retardado el plazo para el cobro de las tasas e impuestos correspondientes al año 2020, en función de lo que dure esta situación. Se trata de los impuestos de Bienes Inmuebles, el de vehículos de tracción mecánica, así como la tasa de la basura y del vado.

Temas

Comentarios

Lea También