Más de Tarragona

Esquerra activa la ‘Vía Tarragona’

Junts, CUP y Comuns Aragonès busca un amplio acuerdo, al estilo del que podría firmarse en breve en la Plaça de la Font

Octavi Saumell

Whatsapp
El alcalde Pau Ricomà, el 15 de junio de 2019 con Carla Aguilar (ECP), tras ser investido. FOTO: PERE FERRÉ

El alcalde Pau Ricomà, el 15 de junio de 2019 con Carla Aguilar (ECP), tras ser investido. FOTO: PERE FERRÉ

Tarragona es, desde hace 20 meses, la niña mimada de Esquerra Republicana. El histórico cambio en la alcaldía de la Plaça de la Font del 15 de junio de 2019 se logró con el apoyo de Comuns, Junts y CUP, haciendo posible que Pau Ricomà pusiera el punto y final a los doce años del socialista Josep Fèlix Ballesteros en la alcaldía, los últimos tres tras un pacto con el PP, convirtiendo a la capital tarraconense –junto con Lleida–en el mayor ayuntamiento gobernado por ERC.

En más de una ocasión, el Vicepresident en funciones de President –que se perfila como el 132º President– ha puesto la Vía Tarragona como ejemplo de lo que significa ampliar la base: sumar la izquierda independentista, el soberanismo y el independentismo de centro-derecha. Se trata de una situación que ahora los republicanos volverán a poner sobre la mesa, si bien el veto de los Comuns a Junts provocará que la prioridad pase a ser la CUP, que ya avaló las investiduras de Torra y Puigdemont, y que al inicio de la campaña electoral abrió (a medias) la puerta a gobernar. No debe olvidarse que Dolors Sabater ya fue alcaldesa de Badalona y que, en Tarragona, Laia Estrada ha aprobado los presupuestos de 2020 y 2021 de ERC y Comuns para no bloquear la gobernabilidad en favor del PSC.

Sin lugar a dudas, el gran punto de inflexión de este 14F es el hecho de que, por primera vez, el independentismo haya superado el 50% de los votos. «Nadie entendería que ahora no nos pusiéramos de acuerdo. Debemos hacerlo, y rápido», afirman fuentes de Esquerra y de Junts, que ya trabajan en el Plan A: un Govern netamente independentista, en detrimento de una Jéssica Albiach (ECP) que tiene un perfil «cercano a Joan Coscubiela», quien en 2017 tuvo un posicionamiento muy hostil con el independentismo.

TGN: «¿ampliar a tres o a cinco?

Paralelamente a las negociaciones en la Generalitat de Catalunya, en Tarragona Ricomà gobierna desde hace un año y ocho meses con un ejecutivo en minoría, con solo nueve de los 27 ediles del Saló de Plens, y con el apoyo externo de Junts y CUP para aprobar las cuentas.

Ahora, tras el esperado 14F, la situación podría cambiar en breve en la Plaça de la Font. Así lo indicó ayer en Ràdio Ciutat de Tarragona el máximo edil, quien afirmó que los resultados del domingo «avalan» la ampliación del gabinete municipal «con valores republicanos». Ricomà, de hecho, espera concretar la operación «en breve».

De hecho, el preacuerdo con Junts ya es una realidad, pese a que hace algunos días la primera teniente de alcalde, Carla Aguilar-Cunill (ECP), intentara enfriar esta posibilidad. Una vez decidido el «qué» con Junts, en pocos días deberá concretarse el «cómo», si bien no parece que los de Dídac Nadal vayan a poner mayores obstáculos para formar parte del gobierno.

Con la más que segura incorporación de los tres ediles –independientes– de Junts, la gran incógnita será saber si la ampliación también incluirá a las dos concejales de una CUP que espera una «propuesta política» para debatir esta posibilidad. La marcha de Laia Estrada podría facilitar que los Comuns descongelen sus reticencias. ¿El deshielo ha llegado tras el 14F?

Temas

Comentarios

Lea También