Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Están muriendo familias enteras’

Guillermo Cañardo ofrecerá una charla para explicar sus experiencias como voluntario de ProActiva Open Arms y cómo rescata a refugiados que huyen por mar y qué se puede hacer

Esther Garrido

Whatsapp
Guillermo Cañardo, de ProActiva, sosteniendo a un niño rescatado del mar a bordo del barco Astral. Foto: Cedida

Guillermo Cañardo, de ProActiva, sosteniendo a un niño rescatado del mar a bordo del barco Astral. Foto: Cedida

Guillermo Cañardo Cervera es voluntario de Proactiva Open Arms y médico del Sistema de Emergencias Médicas y del helicóptero medicalizado de Móra d’Ebre. Hoy ofrecerá a las 19 horas en la Sala de Graus de la Universitat Rovira i Virgili una charla organizada por la Secció de Cooperació del Col·legi de Metges de Tarragona conjuntamente con la URVSolidària sobre sus experiencias como voluntario. Y es que Cañardo ha visto y vivido mucho en el mar. 

Proactiva Open Arms es una ONG que se dedica al salvamento en playas y en el mar, constituida al 100% por voluntarios. Cada 15 días salen al mar y actualmente se encuentran inmersos en dos misiones, una en la isla de Lesbos (para los que escapan de Turquía) y otra en el Mediterráneo Central. Todos los voluntarios son profesionales, ya sean médicos, enfermeros, marineros y hasta cocineros. También cuentan con ayuda psicológica.

Cañardo está en la organización desde febrero de 2016, «a raíz de una entrevista que le hicieron a Óscar Camps y las imágenes tan terribles que vi», asegura. Entonces fue cuando se hizo voluntario, ejerciendo en Lesbos como navegante y más tarde actuando en el Astral. En total ha pasado ya 165 días en el mar.

Recoger cadáveres del mar

Y en ese tiempo ha vivido situaciones que no quedarán en el olvido. «Rescatamos barcas precarias, sobrecargadas, con 1.000 personas a bordo y a veces tenemos que recoger cadáveres», asegura Cañardo. Pero la situación más dura que ha vivido fue en octubre del año pasado, cuando no tenían barcos para rescatar a las 2.000 personas que estaban flotando en el mar. 29 personas de una misma barca fallecieron por respirar la mezcla de combustible con agua de mar.

Según Cañardo, «Europa no lo está haciendo bien», ya que «dispone de embarcaciones militares» con las que podrían rescatar a las personas en el mar. Pero, más allá de eso, asegura que «la raíz del problema es la guerra y la miseria».

«Nosotros rescatamos a gente desesperada», afirma Cañardo, por lo que se tendría que crear «un paso seguro para los refugiados» y «arreglar sus papeles desde el origen para que no tengan que jugarse la vida en el mar». Como ejemplo, pone a Canadá, donde recogen a los refugiados en su país en avión.Dice Cañardo que «se tendría que acabar con las guerras y la desigualdad en el mundo», también «buscar soluciones y respetar las cuotas de refugiados». Y es que, según el médico, «están muriendo familias enteras en el mar y Europa mira para otro lado», por lo que «dentro de unos años nos preguntaremos qué es lo que hicimos». 

Los refugiados «han vivido en condiciones precarias y les damos una primera asistencia en nuestro barco hospital, porque llegan enfermos, desnutridos», afirma. 

De modo que de estas experiencias y reflexiones es de lo que hablará en la jornada de hoy en la URV. Explicará sus vivencias en el Mediterráneo central y cómo su función principal «es evitar que la gente se ahogue». Actualmente están coordinados por el salvamento marítimo italiano y llevan a los refugiados a Sicilia.

Temas

Comentarios

Lea También