Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Este curso se definirá cómo serán los caminos escolares en Tarragona

Se duplica el número de escuelas donde la Guàrdia Urbana regula las entradas y salidas mientras se definen itinerarios seguros para los niños

Norián Muñoz

Whatsapp
Imagen de archivo de niñas y niños saliendo de la Escola Cèsar August.  FOTO: Lluís Milián/DT

Imagen de archivo de niñas y niños saliendo de la Escola Cèsar August. FOTO: Lluís Milián/DT

El Institut Municipal d’Educació, IMET, impulsará en el curso que comienza la creación de caminos escolares seguros. Se trata de itinerarios urbanos bien identificados que los niños y adolescentes pueden utilizar para ir y venir solos de la escuela o el instituto.

Francesc Roca, concejal de educación del Ayuntamiento de Tarragona, explica que se creará una comisión del Consell Escolar Municipal en la que participarán también las concejalías de movilidad y seguridad. La idea es consultar la opinión tanto de las comunidades educativas en general como de los propios niños y adolescentes en particular.

El plan inicial se ha redactado este verano y no se descarta que este mismo curso ya alguna escuela que ha mostrado su interés en la idea ponga en marcha un proyecto piloto.

Señala Roca que el proyecto no sólo espera mejorar la autonomía de los más jóvenes, sino promover hábitos de vida saludables. Se involucra, además, al conjunto de la ciudadanía, puesto que se hace partícipes a los pequeños comerciantes que se encuentran en estos trayectos para que puedan asistir a los niños si se pierden o si tienen cualquier dificultad durante el trayecto.

Además de la planificación de los caminos escolares, este curso la Guàrdia Urbana duplicará el número de escuelas (pasarán de 9 a 18) en las que vigilará de manera intermitente las entradas y salidas debido a que se detecta un  mayor riesgo para la seguridad viaria.
Las 18 escuelas que contarán con la presencia de la Guàrdia Urbana son: Arrabassada, Bonavista, Carmelites, Els Àngels, El Carme, Escola Torreforta, Joan XXIII, La Salle, La Salle Torreforta, Lestonnac, Pax, Ponent, Pràctiques, Saavedra, Sagrat Cor, Sant Domènec, Sant Pau y Teresianes.

En lo que se refiere a la Escola Pau Delclòs, donde la comunidad educativa lleva tiempo pidiendo una solución al conflicto que se da entre las familias que acceden al centro y los coches de reparto que aparcan en la misma acera donde está la entrada, se ha decidido contar con una presencia continuada de agentes mientras se instala la prometida pilona hidráulica en la calle Armanyà. 

Paralelamente la Guàrdia Urbana, a através de la Unitat d’Educació Vial, continuará impartiendo clases de seguridad vial para los  alumnos. Las clases se imparten en 33 centros de educación infantil (P-5) 32 de primaria (1º a 6º) y 19 institutos (1º ESO).
Gestión de las Llars d’Infants 

El curso que comienza también será el primero en que las nueve Llars d’Infants municipales serán gestionadas íntegramente por el Ayuntamiento de Tarragona. Así, las llars d’infants de l’Arrabassada y Bonavista, hasta ahora gestionadas de forma indirecta, se suman a las otras siete que ya eran de gestión municipal: El Ninot, la Taronja, Cèsar August, El Miracle, El Serrallo, Sant Pere i Sant Pau y Sant Salvador.

Las llars d’infants comenzarán la actividad este año con 583 de sus 619 plazas ocupadas (un 94,2%). Estos centros cuentan actualmente con una plantilla de 101 trabajadoras/es, lo que arroja una ratio de 6 alumnos por profesor.

Temas

Comentarios

Lea También