Más de Tarragona

«Esto parece una escena de Chernobyl»

Un presidente, una vocal titular y una vocal suplente a la que le tocó estar en la mesa explican en primera persona cómo han vivido la jornada electoral en sendos colegios de TGN, Salou y Tortosa

Xavier Fernández José

Whatsapp
Miembros de una mesa electoral vestidos con EPIs. Foto: A. González

Miembros de una mesa electoral vestidos con EPIs. Foto: A. González

Adriàn Salvador (músico de Tarragona), Irene Castaño (sanitaria de Salou) y Maribel Millan (periodista de Tortosa) son tres de las 3.078 personas que han formado parte de las 1.026 mesas electorales en Tarragona. Adrián ejerció de presidente en el polideportivo del Nàstic. Irene de vocal en el polideportivo municipal de Salou. Maribel, en el pabellón de Ferreries, en Tortosa. A Maribel no le ‘tocaba’, pero desestimaron sus alegaciones el sábado. Así vivieron la jornada electoral más extraña de los últimos tiempos.

Sábado 13 h. Maribel «¿No tengo los mismos derechos que los demás?»

«Me acaban de notificar que mañana domingo seré vocal de una mesa. El miércoles me trajeron a casa una primera notificación para ser suplente. Presenté alegación el jueves, por tener dos hijos de 2 y 3 años a mi cargo. Precisamente pedí no trabajar la noche electoral por este mismo motivo y lo entendieron en el periódico». 

«La Junta Electoral, por contra, desestimó mis alegaciones y me informó que había avanzado en la lista y era titular. Evidentemente quien rechazó mi alegación no tiene o no recuerda lo que es tener dos niños tan pequeños. Pero lo que de veras me indignó fue saber que la misma Junta Electoral de Zona de Tortosa sí que estimó días antes alegaciones idénticas a las mías en otras poblaciones. ¿Por qué a mí no? ¿Acaso no tengo los mismos derechos?».

Adrián Salvador ha ejercido de presidente de una mesa electoral en el pabellón del Nàstic, en Tarragona. FOTO: Pere Ferré

Domingo 8.20 h. Irene «Estamos con mucha incertidumbre. No me esperaba tanta gente»

«Había mucha gente en la entrada a las 8. Hay mucha incertidumbre. En mi mesa a nadie le había tocado antes. No me esperaba tanta gente. Me he encontrado con amistades y vecinos. A las 8.20 horas nos han repartido los EPI y nos han explicado el funcionamiento. A las 8.30 horas hemos firmado las primeras actas».

9 h. Adrián «Votan con cierta resignación y nos desean que no nos contagiemos»

«Ha habido un poco de retraso organizativo debido a las medidas contra la Covid. Al final la mesa se ha constituido con una vocal suplente. La apertura de la mesa ha sido puntual, a las 9. Entran los primeros votantes con normalidad. Asumen la situación y votan con cierta resignación, pero con amabilidad y deseando que no nos contagiemos».

9.30 h. Maribel «La mayoría de gente sigue las indicaciones, pero no todos»

«Nuestra mesa ha sido constituida sin problemas, en la sede del pabellón de Ferreries. No hay problemas, aunque al llegar era un sitio nuevo y la dirección que habían dado estaba cerrada. Se entraba por otro sitio, pero no han avisado. A algunos nos ha retrasado esto algunos minutos. Pero nada más. Mucha tranquilidad. Hasta ahora han votado quince personas. Algunos votantes nos felicitan y nos dan ánimos, nos dicen que somos unas valientes. La mayoría de la gente sigue las indicaciones, pero no todos».

12.10 h. Irene «El recinto es espacioso»

«El recinto es muy espacioso y está bien señalizado. Fuera hay cola durante todo el día por lo que me comentan los votantes. No ha venido mucha gente mayor. Los que venían iban acompañados. La cola da la vuelta a parte del pabellón municipal. Hay dos agentes que regulan la entrada. Llueve y hace frío fuera. Los votantes se quejan. Dicen que hay que esperar mucho rato fuera. Sin cobijo. A esta hora han votado cien personas en nuestra mesa».

12.26 h. Adrián «La organización es muy eficiente»

«Primera franja superada. Hay normalidad absoluta. El cumplimiento de las normas Covid es exquisito. La organización es muy eficiente. Como contrapunto, las largas colas que se forman en el exterior. Los votantes se quejan porque además llueve».

Irene Castaño, que es sanitaria, vocal en el pabellón municipal de Salou. FOTO: Alba Mariné

12.40 h. Maribel «Hace mucho frío en este pabellón»

«Todo está muy tranquilo. En nuestra mesa no hay casi colas, pero en la de al lado sí. La mayoría de los que han venido hasta ahora son gente mayor. Alguno ha venido con sus hijos para ayudarles. Tienen algún problemilla para poner el DNI en la bandeja porque es diminuta. También ha habido confusiones de mesa porque no votamos en el sitio habitual. Hace mucho frío en este pabellón deportivo».

12.50 h. Irene «Hay gente que nos pide votar en nombre de su padre o de su madre»

«Los tres no habíamos estado nunca como miembros de mesa en elecciones. Así que al principio nos resultaba todo muy novedoso, pero después ya es bastante rutinario. El presidente recoge el DNI en la bandeja, el vocal comprueba que el DNI y el nombre sean correctos y yo lo marco y lo registro».

Los compañeros de mesa son muy agradables. Si tenemos dudas nos vamos preguntando. Sino, hay unos responsables que nos guían en caso de desconocimiento. Nos piden justificantes para el trabajo y hay gente que quiere votar en nombre de su padre o su madre».

13.20 h. Maribel «Ha sido muy bonito cuando un chico con síndrome de Down ha votado por primera vez»

«Un chico con síndrome de Down ha votado por primera vez en su vida. Ha sido muy bonito. Una mujer, creo que su madre, le ha grabado en vídeo».

13.30 h. Irene «Mis padres están preocupados, pero también orgullosos»

«Mis padres están preocupados porque preferían estar ellos en la mesa. Yo trato con veinte pacientes al día y temen que me contagie de la Covid, pero el pasado jueves ya me vacuné con la vacuna de AstraZeneca. Ellos han sufrido las secuelas de la Covid y se sienten orgullosos de que su hija participe en las elecciones. La policía local es la encargada de organizar la cola de fuera, que tiene forma de s y llega ya hasta el Ayuntamiento».

15.46 h. Adrián «Las colas siguen fuera del pabellón con frío»

«Recién acabo de comer. Hasta el momento se han producido pocas anécdotas. Solo que al haber tantas mesas y un circuito laberíntico de acceso a cada mesa con el fin de evitar contactos, mucha gente se equivoca y tenemos que reconducirles. Las colas siguen fuera con frío. Al iniciar la jornada había un mantel de papel que ha sido retirado para facilitar el lavado de las superficies».

17.49 h. Adrián «Ola de silencios incómodos, pero todo bien»

«El colegio está prácticamente vacío. No hay ni cola. Olas de silencios incómodos. Pero todo bien».

18 h. Irene «Han traído merienda y comentamos la jornada»

«Antes de entrar en el ultimo tramo, la actitud de la gente es muy tranquila, poco habladora. A las cinco de la tarde habíamos contabilizado 300 votantes. Nuestra mesa es la que tiene mas votantes. A partir de las 17 horas la gente entraba con cuentagotas. No hay filas ni fuera ni dentro del recinto. A las 18 h. han traído merienda para los de la mesa y estamos comentando la jornada».

Maribel Millan, en el pabellón de Ferreries. Era suplente, pero ha tenido que estar en la mesa. FOTO: Marina Pallàs

18.17 h. Maribel «Habremos dicho 200 veces: ‘¡la salida es por ahí!’»

«Tarde muy tranquila, un poco aburrida, con menos votantes. Al final de la tarde habremos dicho 200 veces ‘¡la salida es por ahí!’ porque el lugar de votación es nuevo, la gente va perdida y los carteles no son muy grandes».

19.25 h. Adrián «Esto parece una escena de Chernobyl»

«Llevamos los EPI. El colegio está vacío. Esto parece una escena de Chernobyl. Fotos para Instagram y risas nerviosas, esperando que sean las 20 horas».

Temas

Comentarios

Lea También