Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Estudian regalar horas de párking para incentivar las compras en Tarragona

Consistorio y asociaciones deberán implantar la medida durante todo el año

Eloi Tost

Whatsapp
Párking de la avenida de Catalunya, uno en los que se podría aparcar gratis con el tíquet.  FOTO: dt

Párking de la avenida de Catalunya, uno en los que se podría aparcar gratis con el tíquet. FOTO: dt

La Conselleria de Comerç y las asociaciones de comerciantes están estudiando la posibilidad de que las tiendas puedan repartir entre sus clientes tiquets de aparcamiento gratuito durante todo el año, más allá de las campañas puntuales que se puedan realizar, como la de Navidad. La propuesta está encima de la mesa y posiblemente se resolverá después del puente de principios de diciembre. Se debatió durante la Taula de Comerç, en la que se acordó que la medida se llevará a cabo durante la campaña de Navidad, que irá del 30 de noviembre al 22 de enero, como ya ha sucedido en los últimos años. 

Estos bonos son adquiridos por las tiendas ya sea a Espimsa –la empresa pública gestora del Mercat Central– o a Aparcaments Municipals de Tarragona (AMT) como elemento de promoción y para facilitar las compras de los clientes, que los reciben gratuitamente. Los obtienen en packs de 100 unidades. Eso sí, las condiciones del tíquet varían. Por un lado están los del párking de Plaça Corsini, propiedad de Espimsa, que por 0,30 euros permiten aparcar a los compradores durante 20 minutos. Por el otro, los que la AMT proporciona para los aparcamientos de la avenida Catalunya, rambla President Companys y Joan XXIII, que por 0,20 euros tiene una duración de dos horas. 

La concejal de Comerç y presidenta de Espimsa, Elvira Ferrando, justifica la diferencia por el hecho que «en el párking de Corsini queremos mucha movilidad» de vehículos, mientras que la opción de la AMT se trata de una «oferta» que realiza la empresa. En esta opción las tiendas únicamente podrán obtener dos packs.

100 unidades contiene un pack de tiquets, que es lo que tendrían que comprar los comerciantes en caso de que se materializarse la propuesta.

A diferencia de años anteriores, el precio de compra de los vales de las plazas de la Plaça Corsini para los comerciantes varía. Si hasta ahora el precio era de 0,20 euros los 20 minutos, ahora sube a 0,30. Ferrando lo explica para igualar «el precio que pagan los paradistas del Mercat Central» para los bonos que, ellos sí, regalan permanentemente durante todo el año. En el caso de que las personas que van a realizar sus compras al Mercat Central o a las tiendas de los alrededores no tengan suficiente tiempo con los 20 minutos, «el cliente debe pagar la diferencia», apunta Ferrando. Otra opción es que el empresario regale más de un tíquet, posibilidad que deberá valorar según su criterio.

Larga reivindicación
Los comerciantes de las calles cercanas al Mercat Central reivindican desde hace tiempo que esta medida se aplique, no sólo durante la época navideña, sino durante todo el año. «Antes de la remodelación podíamos hacerlo, pero nos dicen que hay un problema técnico y estamos pendientes de que nos den una solución», comenta Josep Maria Juan, presidente de la Unió d’Empresaris dels Voltants del Mercat Central. Ferrando, por su parte, asegura que el desajuste está a punto de arreglarse. Al parecer de Juan esta medida ayudará a incentivar la llegada de más clientes: «Tenemos unas 500 plazas de párking en el centro de Tarragona y tenemos que valorarlo, porque notamos que nos viene gente que aparca aquí». 

Menos optimista es Montse Bertran, presidenta de la Associació de Venedors del Mercat Central. La representante de los paradistas considera que «el párking es un punto negro para nosotros». Lo argumenta por el hecho de que «nos cuesta mucho aguantarlo», en referencia a que tienen que sufragar el coste de los tiquets que regalan a los clientes. «El párking lo pagamos los paradistas», asegura. Una aseveración que no comparte Ferrando: «Lo que pagan no da para mantener el coste de la instalación», y apunta: «¿Si sale caro? Si vendo mucho, pago más; si no vendo, no pago nada». Aun así, Bertran considera que «es algo que deberíamos hablar con Espimsa».

Recientemente, además, los paradistas han acordado incrementar el precio para acceder a un tíquet de una hora gratuita. Inicialmente se requería una compra mínima de nueve euros para recibir el aparcamiento gratuito, pero ahora se ha incrementado a 18 euros.
Para dos horas gratis, el cambio es de 18 euros a 35 euros de compra. «El precio era un poco irrisorio porque todo el mundo pasaba del volumen obligatorio y luego aprovechaban el resto del tiempo para ir a comprar a otros sitios», expone Montse Bertran. La presidenta de Espimsa respeta la decisión.
 

Temas

Comentarios

Lea También