Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Estudiosos de la vivienda

Equipo de la Càtedra d´Habitatge, Investigación, docencia y transferencia de conocimientos del sector

Amalia Alonso

Whatsapp
17 miembros componen el grupo de trabajo. FOTO: CEDIDA

17 miembros componen el grupo de trabajo. FOTO: CEDIDA

«La vivienda es una parte muy importante del estado social y sin embargo, siempre ha estado arrinconada», declara el doctor Sergio Nasarre, catedrático en Dret Civil y director de la Càtedra d’Habitatge de la Universitat Rovira i Virgili. «Todo el mundo entiende que si falla la sanidad o la educación, debemos actuar de inmediato. Esto no pasa con la vivienda», se lamenta. Sin embargo, desde su creación, la cátedra de la URV ha abordado esta problemática tan actual desde un punto de vista global y científico. Prueba de ello es el reconocimiento que ha recibido la organización por parte de la Unesco tras cumplir tres años en funcionamiento.

En 2013, la comunidad universitaria creó esta entidad autónoma e interdisciplinar con el objetivo de reunir diversos profesores que acumulaban hasta 20 años de experiencia en el sector de la vivienda. Actualmente, 17 investigadores componen el equipo de la cátedra. «Trabajamos en un gran despacho donde no hay barreras físicas y así, se fomenta la comunicación y las sinergias », comenta Nasarre. La labor de este grupo se divide en cuatro pilares: la investigación, la docencia, la transferencia de conocimientos y el impacto social.

Durante el recorrido de la cátedra se han impulsado 13 proyectos de investigación en el campo de la vivienda, ocho de los cuales todavía están en activo. «Nuestra función es hacer cosas creativas y avanzar tanto como podamos en la ciencia», asegura el director. «Además, como investigadores públicos que somos debemos generar un retorno claro para las personas que pagan nuestro sueldo a través de los impuestos», añade. Esta investigación se distribuye a través de una oferta docente, que incluye un postgrado en mediación y un curso de agente inmobiliario por donde han pasado 350 estudiantes en los últimos cuatro años.


Una amplia trayectoria

«El logro más relevante que hemos alcanzado es el de hacer leyes», reconoce Nasarre. Dentro de la transferencia de conocimiento, el grupo de profesionales ha aprovechado sus análisis internacionales para contribuir a la redacción de dos leyes estatales y tres autonómicas. Un ejemplo de sus aportaciones son las dos nuevas tenencias de la vivienda alternativas a la propiedad total y al alquiler que están vigentes en Catalunya desde el 2015. «Tras cinco años de estudio, definimos la propiedad compartida y la propiedad temporal, dos soluciones que combinan estabilidad con asequibilidad», explica. Ahora mismo, el equipo se encuentra en pleno proceso de desarrollo de los principios de un nuevo derecho de arrendamiento de la comunidad. «Somos el país de Europa occidental con la tasa de alquileres más baja», expone Nasarre. «Debemos sanear el mercado y hacerlo accesible a toda la sociedad», continúa.

A pesar del constante ritmo de trabajo, todavía quedan muchos retos pendientes para este nuevo año. A finales de este mes, la cátedra activará una página web bajo el nombre ‘infovivienda’ donde los ciudadanos encontrarán toda la información acerca de los alquileres de manera clara e intuitiva. También planean presentar un calculador de esfuerzo familiar que permita a los consumidores conocer si pueden permitirse una vivienda en particular con su nivel de ingresos y evitar así el riesgo de endeudamiento. Por último, la organización está terminando de rodar un documental titulado The Line sobre los desahucios y las personas sin hogar que verá la luz este verano. «Creemos que es una manera de visualizar esta problemática y hacer que entre realmente en las agendas políticas», dice Nasarre.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También