Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Eudald Carbonell: 'He rechazado ofertas para quedarme en TGN'

El arqueólogo y director del IPHES recibió ayer el título de hijo adoptivo de la ciudad de Tarragona. Se le concedió el nombramiento por su trayectoria científica y docente
Whatsapp
El alcalde Josep Fèlix Ballesteros entregó el título al arqueólogo, que acudió a la cita con su familia y su característico sombrero. Foto: Pere Ferré

El alcalde Josep Fèlix Ballesteros entregó el título al arqueólogo, que acudió a la cita con su familia y su característico sombrero. Foto: Pere Ferré

El arqueólogo Eudald Carbonell recibió ayer el título de hijo adoptivo de Tarragona. Se le concedió el nombramiento por su trayectoria científica y docente, destacando la creación del IPHES –Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social–, ubicado en el Campus Sescelades de la Universitat Rovira i Virgili, que ha beneficiado a la ciudad y le ha dado prestigio en el contexto internacional. El acuerdo fue aprobado por unanimidad por el plenario del consistorio tarraconense el pasado 21 de noviembre de 2014.

Eudald Carbonell llegó a Tarragona en el año 1988 para incorporarse como profesor de la que entonces era la delegación de la Universitat de Barcelona en Tarragona. Una vez afincado en esta ciudad, Carbonell elaboró un equipo con proyección internacional, que actualmente trabaja en los mejores yacimientos y lleva el nombre de Tarragona a muchos lugares del mundo. Durante el acto de nombramiento, Francisco Zapater, concejal de Relacions Ciutadanes i Universitat, destacó «el talento pedagogo y científico» del homenajeado. También puntualizó que el nombramiento se debe a su trayectoria científica, a su compromiso con la ciudad, a la docencia, y finalmente, a hacer posible la creación del IPHES.

Pedagogo de la ciencia

El arqueólogo Eudald Carbonell entró en el Saló de Plens del Ayuntamiento de Tarragona –lugar donde se celebró el acto– con su característico y esperado sombrero. «La base de las relaciones humanas es el conocimiento». Así empezó el discurso protagonizado por el agradecimiento. Reconoció que su carrera científica y de investigación ha transcurrido, en su mayor parte, en Tarragona. «He rechazado ofertas de otros lugares para continuar mi investigación en Tarragona», aseguraba.

El arqueólogo no desaprovechó la ocasión para transmitir un mensaje. Según Carbonell, la existencia del ser humano radica en tres conciencias. La primera es la conciencia de clase o también llamada popular. La segunda, la de pueblo. Confesó que «es catalanista, y desde hace un tiempo, también es independentista. Aseguró que «debemos mantener la diversidad y singularidad de los pueblos, si no estamos perdidos». Finalmente, la tercera conciencia «y la más importante» es la de la especie. «Hay que tener la capacidad de entender que todos los humanos somos de la misma especie. Aunque tengamos culturas y lenguas distintas, nos unen los derechos humanos», explicó. Según Carbonell, la interacción de las tres conciencias asegurará el futuro humano.

Un gran currículum

Eudald Carbonell nació en Ribes de Freser (Ripollès), el 17 de febrero de 1953. Desde el año 1999 ocupa la cátedra de Prehistòria de la URV. Es el director del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES) desde que nació en el año 2006. También es uno de los codirectores de la investigación en la Sierra de Atapuerca (Burgos), desde el año 1991.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También